jueves, 14 de mayo de 2020

Void Bastards (Switch ver.)




Aunque muchos llevaban siguiéndole la pista a esta conversión de la gran obra de los chicos de Blue manchu, yo ni la recordaba, fue casualmente cuando la vi, que decidí darle una oportunidad en la consola híbrida de Nintendo y creo que es lo mejor que he podido hacer en mucho tiempo. Quizás no brille por calidad como conversión, pero muchas de sus virtudes quedan de sobra demostradas y sí me lo permitís me gustaría hablaros un poco de esta obra que inesperadamente llego a mi vida y me hizo pasármelo en grande en un solo fin de semana.

Voids Bastards se basa en la premisa de que la nave "Arca del vacío" que a la vez es una prisión, se ha quedado flotando a la deriva en la nebulosa Sargasso, separada de la estación principal. Nuestro papel sera el de encarnar a los diferentes presos, comúnmente llamados "Clientes" que sera descriogenizados por la IA del arca B.A.C.S, para ir recuperando los diferentes elementos que irán surgiendo para reparar la nave y poder reunirnos con la estación. Para esta misión tendremos que ir con un transbordador a otras naves para reunir las piezas que necesitamos para crear las diferentes piezas del arca.

Lo interesante es que tendremos que ir midiendo nuestro combustible y nuestra comida en el viaje, por lo que habrá que ir haciendo paradas en diferentes tipos de naves para abastecernos y hallar nuevos materiales para mejorar nuestro equipamiento y así poder llegar más lejos en nuestra búsqueda, con los riesgos que eso conlleva...


Durante nuestras incursiones, humanos modificados llamados "Ciudadanos" y maquinaria de seguridad, nos saldrá al paso para llevarse la vida de nuestro preso con ellos. Lo interesante de esta obra es la incertidumbre, gracias al riesgo que provoca cada abordaje a una nave ya que no es recomendable pelear dado que los enemigos, son duros, además de que hacen respawn de forma constante una vez se eliminan y los recursos con los que disponemos tanto para hacerles frente como para sobrevivir son escasos. Dando lugar a situaciones en las que uno se ve obligado a bajar a una nave sin munición pero en busca de combustible o comida sabiendo que se la juega a esa carta; momentos en los que a los pocos recursos disponibles se decide pasar de largo ciertas naves para llegar rápidamente a nuestra nave objetivo, con la correspondiente merma... A veces uno se ve obligado a entrar a naves hospital con poca salud, sabiendo que hay enemigos y puede morir, pero si no se cura allí tiene el riesgo de avanzar y morir más adelante en su objetivo...

Aunque es un roguelike, muchas veces y sobre todo en sus primeros compases gracias a su ambiente oclusivo, Voids Bastards recuerda mucho a un survival horror o bien merecido, el apelativo a una versión modernizada y algo más like de System Shock, aunque claro sin música electrónica pastillera de fondo, durante las peleas.

Hablando de referentes, al tener tintes de FPS, su control, tipos de enemigos y como afrontarlos, también recuerda de forma tenue a los primeros Dooms de ID Software o a esos Shooters de principios de los 90. No podemos olvidar tampoco su estilo que derrocha personalidad y esta inspirado en los cómics de ciencia ficción de los años 40-50.

Quizás lo negativo sea que en sus primeras horas el juego es algo obtuso y requiera un poco parte del jugador para aprender todas las mecánicas necesarias para jugar de manera adecuada. También, acaba siendo repetitivo ya que la variedad de naves para abordar no es muy elevada y tampoco la cantidad de "Ciudadanos" disponibles que para adaptarse a los cambios en la curva de dificultad que va teniendo la historia, solo se les cambia el nombre, la paleta de color, salud y los efectos que producen sus ataques, pero en base siguen siendo los mismos.

Esto dependerá de cada uno, pero este juego tiene una historia guiada también, por lo que, los que quieran un modo libre aquí no lo van a encontrar... Existen los desafíos que alteran las nuevas partidas una vez que se haya completado el juego por primera vez y el DLC disponible en las versiones de Switch y PS4 que añade nueva variedad de enemigos, naves y un arma, pero poco más. Independientemente de la partida, cada incursión y cada "Cliente" que llevemos sera diferente, así que pese a ser una experiencia más guiada, su toque Rogue no lo pierde.

Otro punto controvertido es su dificultad. El juego nos obliga a racionar recursos y ser precavidos, pero en su dificultad estándar y sin desafíos activados, el juego suele recompensar las incursiones con algo de material, excepto en los últimos compases y en naves puntuales con jefes o con enemigos de alto de nivel (Lo que muchas veces obliga a salir por patas con las manos vacías). Pero sabiendo como gestionar los recursos y los peligros, además de algo de generosidad del juego, la cuesta no es fácil, pero si mas asequible a lo que otros juegos del mismo genero nos tiene acostumbrado. Eso sí en difícil y con desafíos la cosa cambia...


La versión de Switch en norma general no pierde ni un ápice de calidad gráfica tanto en modo portátil como en sobremesa, comparándolo con la competencia. Lo que si he experimentado han sido ralentizaciones con muchos enemigos en pantalla y caída de frames en momentos puntales en ambas versiones. Un parche para corregir todas estas asperezas no le vendría mal... Como dato también se me colgó el juego una vez, pero era tras haber jugado un montón de horas seguidas (El vicio me puede). En modo portátil adolece del mismo problema que el Three Houses haciendo que todo se vea muy pequeño, pero por lo demás se juega bastante bien y al estar al mismo precio que su versión de PS4, puede ser una opción asequible para aquellos que quieran jugar también en cualquier lugar, al tener ese plus.

Pese a sus menos, Void Batards sigue siendo un roguelike bastante interesante con una estética única y una jugabilidad que recuerda a grandes clásicos pero modernizada y que es una excelente recomendación para todos los que quieran iniciarse en este genero, quieran algo diferente o para los amantes de los rogue o la ciencia ficción.


2 comentarios:

  1. Vaya, me ha sorprendido este título. A primer golpe de vista parece un FPS, pero me encanta esta mecánica que muestra sobre la necesidad de parar en naves para abordarlas y repostar al mismo tiempo que esto supone un riesgo. Le da un toque de estrategia que me parece muy interesante. Y con el respawn de los enemigos, no he podido evitar acordarme del primer Forbidden Siren, en dónde también existía esta opción de luchar contra enemigos que vuelven a estar activos al poco de ser derrotados, o bien tratar de burlarlos, aumentando la libertad del jugador de tomar decisiones en cada momento. No conocía este juego, y pese a los inconvenientes, me parece interesante.
    Cómo te curras las entradas. Como siempre, un placer leerte. Genial post.

    ResponderEliminar
  2. Aunque tiene sus toques de FPS, puedes elegir siempre que naves quieres abordar y como afrontar también los peligros que te van poniendo asi que es un juego también de gestión de recursos y riesgos por así decirlo...

    No he jugado al primer Forbidden Siren, espero que sea mejor que la versión de PS3 llamada Siren Blood Curse... Que a mi personalmente no me termino de convencer

    Gracias por tu apreciación y por pasarte como siempre compañero ^^

    ResponderEliminar