jueves, 17 de mayo de 2018

Downwell


Nunca he sido muy bueno en los juegos de lucha, ya que son juegos a los que para manejarte decentemente hay que echarle un buen puñado de horas, pero siempre me ha gustado de ver a otros jugar. Pero lo que más me ha impresionado siempre han sido los "combos aéreos" (Tiene un palabra técnica, más especifica pero con esta nos entendemos todos) la capacidad de romper la guardia del enemigo y luego elevarlo en el aire y mantenerte con el, mientras vas encadenando ataques siempre me ha parecido fascinante...

En cierta manera Downwell bebe de esa premisa, de mantenerte en el aire sin apenas tocar el suelo, de enlazar muertes de enemigos (Vamos, hacer combos) y todo mientras llegas al siguiente nivel, gestionando los recursos que te ofrece el juego, así como las veces que debes tocar el suelo y cuales no.


Downwell tiene un objetivo simple somos un chico que ha perdido a su gatito en un  pozo, así que armados con nuestras botas pistolas entramos a rescatarlo. Al igual que su premisa el juego denota un aire de simpleza, casi minimalista pero eso aumenta la magia que transmite. El hecho de que tras encenderlo, puedas entrar a jugarlo en el momento, sin tener que preocuparte de tediosos menús y configuraciones, sus gráficos y paletas que homenajean a la antigua era de los bits, sus tipos de enemigos que solo tienen dos capas de colores (En función de la paleta que escogiésemos) además de las tiendas que poseen una configuración de 3 objetos por nivel en el que se generan.



Esto aparte, le dota de velocidad y le da un carácter eminentemente portátil, ya que gracias a su también estilo procedural que cambia la posición de enemigos, tiendas, objetos y plataformas hace que se disfrute más de esta manera, ya que en su modo normal, uno puede llegar (Si sabe como, no creáis que es tan fácil) a su jefe final en cuestión de media hora e incluso sus partidas mas cortas, duran  escasos minutos lo que hace que aunque pueda ser jugado ya en cualquier plataforma se sabe ya cual es la opción más cómoda y directa...

Aun así el juego tiene cierto componente de estrategia, ya que en función del estilo que poseamos tenemos que acondicionarnos al terreno de una manera u otra (El estilo cascote por ejemplo nos da muchos PS, pero nos da mucho peso y nos hacer caer a más velocidad, en contraposición del estilo pluma) además de los modificadores de las botas pistolas que tengamos, que van alternando nuestra manera de enfrentarnos a los enemigos, el numero de bonificaciones de combo, que nos dan salud, energia o gemas y que no se obtienen hasta pisar el suelo o incluso los diversos power-ups que hayamos conseguido o no tras completar cada nivel (El estilo manos arriba bloquea los power-ups).


Quizas su estilo, el hecho de que muchas veces cuando bajamos por el pozo, se siente similar y sus mecanicas que aunque simples cuestan de dominar, además su concepcion eminetemente portatil, hacen que puede que más de alguno/a no se sienta comodo u atraido con él, pero como cuando hable de Firewatch esto es cuestión más de cada uno, que cualquier otra cosa.

Con sus más y con sus menos, Downwell es una obra minimalista con un estilo unico, una jugabilidad simple en primera instancia, pero dificil de manejar y adictiva y tremendamente rejugable (Sobre todo cuando desbloqueas el Modo Dificil) hacen de él una obra interesante de probar y disfrutar sobre todo si tienes un buen movil o una Psvita.


No hay comentarios:

Publicar un comentario