sábado, 7 de noviembre de 2020

Dificultad, experiencia de juego y elitismo

Dentro de dos semanas, aterrizara el remake de Demon's Souls y con él la flamante Playstation 5, por supuesto no exentos de polémicas. La que nos atañe hoy, es la que lleva rodeando a la saga desde la segunda entrega numerada, cuando esta ya había alcanzado el éxito mundial.

Hablo concretamente sobre todo el asunto de la dificultad y lo que esta representa. Mi intención aquí no es ponerme a divagar sobre lo que el concepto del "desafío" que rodea, además de dar forma a los souls y derivados. Si no dar mi postura acerca del concepto de la dificultad en una comunidad donde el jugador medio, utiliza el concepto a placer, retorciéndolo para sus propios intereses, saltándoselo cuando le conviene y sobre todo como este jerarquiza, segmentando en el proceso a gente que juega videojuegos, que por supuesto ni siquiera piensa o afronta las obras, como él...

Cada jugador es un mundo, tiene sus propias rutinas, obras favoritas, vicios personales, pero sin embargo todos caemos en una cosa: Consumimos videojuegos, pero además muchos queremos que nos agrade lo que nos esta gustando y muchos de nosotros que el dinero o el tiempo invertido en ellos sea fructífero cuanto menos. Por ello queremos que la experiencia asociada al mismo se adapte lo mejor posible a nuestras posibilidades y que en el caso concreto de algunos sea un reto e incluso lo más fiel a lo que sus autores desean transmitir.

Esto ultimo no es malo, pues aunque ya no todos lo videojuegos deban suponer un reto, sigue siendo una parte intrínseca del medio que lleva desde sus orígenes, cuando era más considerado un simple "juguete" o "medio de entretenimiento" que una obra audiovisual completa. Sin embargo hoy en día hay obras para todo tipo de publico y sobre todo este se ha masificado a niveles insospechados para algunos de los más acérrimos a nuestro medio. Tanto es así que muchas de estas nuevas incorporaciones, empiezan a descubrir e ilusionarse tanto con esas obras que nosotros una vez descubrimos y nos hicieron sentirnos igual en aquellos momentos, pero quizás por tiempo, desconocimiento o falta de herramientas no tienen las mismas posibilidades que nosotros teníamos por aquellos instantes.

En cierta medida esto es un gran avance para el medio, hasta que algunas de estas personas, empiezan a ver que ciertos videojuegos no se adaptan a sus situaciones personales y en vez de asumir sus posibilidades, además de que estos trabajos pueden ser obras de autor deciden levantar ampollas, exigiendo que se les de ciertas preferencias, mientras tanto, salen sus detractores a defender la experiencia "original" del juego, tachando de infantiles o peor aún "casuales" a aquellos que ni de lejos piensan como ellos...

Entonces... ¿Quién tiene razón y quien no? ¿Quién esta errado? Sinceramente, si me preguntáis a mí... Ambas partes...


Por un lado tenemos a los que no tienen "tiempo" o para algunos los "nuevos" o "casuales" que quieren disfrutar de ciertas obras pero no se sienten ni capacitados ni con el tiempo o la energía para ello, mientras elevaban sus quejas al cielo, proclamando que la industria no les comprende y deberían tener una experiencia o bien un selector de dificultad acorde para que todos podamos disfrutar de determinadas obras. En cierta medida es con el colectivo que estoy más de acuerdo en determinados ámbitos, pues considero que en el mundo tan instantáneo y cambiante en el que vivimos, no todos disponemos de las mismas posibilidades ni herramientas para afrontar los videojuegos, más teniendo en cuenta que el publico más fiel al producto es uno ya que para los estándares y malas praxis que destila la industria se encuentra "envejecido".

Esto hace que pese a sus ganas su forma de afrontar determinados títulos, cambie su acercamiento a los mismos, así que disponer de atajos para obras más masivas o más exigentes de un corte más mainstream puede ser más necesario de lo que pensamos. Aun así lo que no veo correcto es cuando hablamos de obras de autor, con determinada intencionalidad o más de nicho que requieren de ciertos sacrificios del jugador para poder disfrutarlas tal cual. Porque aquí el enfoque no esta en la obra per se, si no en el acercamiento del jugador a la misma. Es en este tipo de juegos donde el potencial consumidor debería entender el tipo de producto que desea afrontar, junto con sus gustos, carencias y circunstancias personales, una vez hecho esto, probar o no la obra, en todo su esplendor. Y si se ve errado o no capacitado, consumirla al ritmo personal de cada uno o por incapacidad, desecharla o reciclarla para otro que si se vea o sea capaz.

Esto puede romper lo que he estado comentado antes, pero los videojuegos tienen derecho a expandirse y probar nuevas áreas, como el juego autoral, que tanto destila el indie, que además el Triple A esta rozando. Aunque estoy totalmente de acuerdo con la accesibilidad al videojuego, también tenemos que entender que si el cine tiene obras experimentales o autorales como mucha de la filmografía de Dave Lynch o François Truffaut, los juegos también pueden tener esta vertiente, intentando acercarnos a nuevos tipos de experiencias a través de las mecánicas u exposición a la trama, entre otros. Si no tenemos el tiempo, medios o capacidad, no deberíamos obcecarnos con ello, si no, en definitiva, dejarlo estar, consumiendo las obras que si se acerquen a nuestros intereses, además de si queremos probar obras más "exigentes" o "estrafalarias" tener bien claras nuestras prioridades. Si no disfrutar de aquello que podamos y queramos, pues si hay algo de lo que no carezca el videojuego es de variedad de obras...


Pero esto no acaba aquí porque queda la otra cara de la moneda, el lado de los "hardcore" gamers, aquellos que quieren desafíos y sobre todo dentro del mismo saco a muchos de los que destilan el discursito de: "Deberíamos disfrutar de la experiencia original que los desarrolladores tienen pensada para nosotros". Sinceramente para mi este grupo son la peor calaña que hay en toda la comunidad. Son los primeros que consumen videojuegos de una manera particular adecuada a sus prioridades y exigirte que tu lo hagas igual, aunque tu no tengas el mismo interés o circunstancias que ellos. Aquellos que ridiculizan o desprestigian a los demás por no superar X o Y videojuegos que ellos sí. Incluso no puede faltar el típico que se queja de los que no siguen no quieren seguir "la experiencia que el autor tiene pensada para la obra" pero luego se ponen Mods, hacen retos, escogen una dificultad más baja en otros juegos. En definitiva adulterando esa "experiencia" pero luego criticando a otros, que en definitiva hacen lo mismo...

Esta aptitud produce jerarquías y sobre todo elitismos, que lo peor de todo, en vez de hacernos compartir esta preciosa pasión que son los videojuegos, nos divide, nos hace huraños y sobre todo a algunos como yo, nos hace perder la fe, en esta comunidad cada día más masiva, pero en muchos más sentidos más infantil o retrograda, que las de otras artes. Por mucho que a algunos les duela, este medio no es igual ahora que cuando ellos entraron, además como ya dije previamente, no todos tienen los mismos medios o circunstancias para afrontar determinadas obras y no por ello son menos que cualquier otro, pero eso es algo que tristemente muchos no quieren ni desean afrontar. Se aferran a su antigüedad, a la dificultad o la "experiencia original" para justificarse a ellos mismos y sentirse más validos, que alguien que ha entrado recientemente, no se ha pasado el juego exigente de turno, no ha catado ese juego que salió hace 20 años pero que a día de hoy da muchos quebraderos de cabeza jugarlo o que es muy difícil sin "atajos".

Los videojuegos por desgracia son un hobby caro, del cual ya la industria aprovecha, para incluso más, crear bandos, jerarquías o divisiones. Así que no deberíamos ser ni elitistas ni disociadores, si no, colaborar entre nosotros, compartir experiencias, abrirnos a la expansión del medio. Si somos incapaces de ellos, al menos vivir y dejar vivir, disfrutar de las obras que más gustemos y de la forma que más disfrutemos sin meternos en lo que otros hacen o dejan de hacer. Creo que aunque lo ultimo es poco, es suficiente para crear un ambiente distendido y puede ser un primer paso, muy necesario, para mejorar como comunidad... Que por otra parte le hace mucha falta abrirse y oxigenarse mucho más de lo que piensan algunos.


En definitiva y como suelo decir siempre, dudo que el escrito de hoy cale lo suficiente, para cambiar el como muchos ven tanto el videojuego como la manera de afrontarlo. Sin embargo pienso que es muy necesario concienciarnos, aunque seamos unos pocos de lo que significa esto, permitiendo sobre todo que haya más gente que como yo alce su voz ante una problemática que lejos de la realidad, empieza a ser más común de lo que pensamos.

A fin de cuentas, esto no se trata tanto de quien es mejor que otro, que experiencia debería ser la adecuada o quien tiene razón o no, se trata de aprender a afrontar de una forma más sincera y más clara, un medio que no nos debe más, que el tiempo que invertimos en él, pero nos deja una impronta tan fuerte, como algunos de los mejores sucesos de nuestra vida cotidiana y con el que hemos pasado tantas tardes de diversión, ya sea nosotros solos como con nuestros amigos.

Jugad, disfrutad y sobre todo respetad, estoy seguro que así poco a poco, avanzaremos todos juntos como comunidad...

6 comentarios:

  1. Sería ideal que cada uno se limitase a disfrutar lo que juega y a compartir con otros sus sensaciones pero el problema es el de siempre: no todos somos iguales, ni vemos el mundo de la misma manera y tampoco hemos sido educados en los mismos principios y valores. En consecuencia, en muchos casos, tratar de hacer que aquellos que intoxican dejen de hacerlo es como darse de bruces con un muro. Yo pienso, y creo que lo hemos hablado en otras ocasiones, que lo mejor sería aislar a esta clase de gente, que se peleen entre ellos para que quienes buscan un ambiente limpio no tengan que sufrirlos. Por desgracia es demasiado fácil topar con alguno de estos elementos...

    Al hilo de esto, una noticia reciente sobre una patente de juego online de Amazon hablaba precisamente de esto: aislar a los jugadores tóxicos para que se maten entre ellos y dejen en paz al resto. Quizá la cosa se quede en nada o acabe cuajando con el tiempo, ya veremos...

    Gran artículo como siempre, Spiegel. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Emilio, gracias por pasarte ^^

      Respecto a lo que comentas, si estoy de acuerdo en lo que dices y cierto es que lo hemos hablado en unas cuantas ocasiones, sin embargo tenía ganas de dejar mi punto por escrito y más aquí que es mi lugar personal, ya el impacto o la repercusión que tenga me importa menos, digamos que es más una necesidad creativa o divulgativa más que otra cosa...

      Respecto a lo que me comentas de la patente de amazon, veremos a ver como va, pues a la larga es algo difícil de medir y más con un simple software o maquina, pero ya iremos viendo como va avanzando todo...

      Nuevamente gracias por pasarte y un saludo ^^

      Eliminar
  2. Hola. Buen artículo!

    Creo que a mis 47 años puedo confimar que, al menos en mi caso, mis hábitos de juego han cambiado con los años.
    Lo considero un factor a tener en cuenta. En 1982 más o menos tenía una Atari 2600, y las horas se pasaban con el 'Comecocos' en sesiones maratonianas con incremento de dificultad. No había otra cosa :-D
    Con el Spectrum fue un salto importante. Llegó la variedad, pero no podías comprar mas de 1 o 2 al mes. Así que los exprimías todo lo que podías.
    Y llegó el PC, aunque al principio tampoco tenías medios de disponer de 1 o 2 juegos al mes. Cuando ya se tuvo un Internet eso me produjo una ansiedad terrible. Quería acumular sobre todas las cosas, jugar lo más rápido posible, y seguir jugando. Juntas eso con WoWs y FPS multi y era un enorme disfrute, pero la vida te empieza a comer el tiempo, y lo vas dejando.
    Ahora sigo acumulando juegos, pero no me estreso. De cada juego trato de verlo y experimentarlo todo sin agobios. Esa cosa de admirar los pequeños detalles de cada paso.
    Y suelo jugar en la dificultad más alta (sin llegar a esas dificultades maníacas que hay), para disfrutar de todo y dedicarle al juego todo lo que se puede exprimir de él.
    Mi yo de 1-2 juegos hubiese disfrutado esa repetición, frustración, aprendizaje y victoria.
    Mi yo jovén de PC, hubiese roto varios teclados y lo habría desinstalado.
    Mi yo actual, que nunca ha jugado un DS, por ejemplo, creo que lo disfrutaría, eso sí, siempre que sea una repetición instantánea, y que no tengas que repetir lo mismo que has hecho los últimos 5-10 minutos, para tener una nueva oportunidad.
    Me mola mi yo actual! jajaja

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Astaroth El lich, un placer tenerte por aquí y gracias por comentar ^^

      Respecto a lo que comentas de tu bagaje y situación actual, me parecen simplemente perfectas, si tu disfrutas así de los videojuegos, bienvenido sea, cada cual es libre de afrontarlos a su gusto, sin intentar decidir o imponer a otros como deben hacerlos o que obras deben catar, que a la larga es lo importante :D

      Respecto a DS, sinceramente te recomiendo echarle un ojo al primero que a día de hoy esta remasterizado, a muy buen precio y sobre todo, pule, mejora y estandariza todas las mejoras que veríamos en posteriores secuelas y en otros soulslikes, eso si algunas veces te tocara hacer recorrido, siendo algo más de la repetición instantánea que comentas...

      Nuevamente, un saludo y gracias por pasarte

      Eliminar
  3. Gran entrada, llego un poco tarde, pero siempre me gusta darme un tiempo para afrontar de la mejor manera (texto, tiempo, energía, atmosfera, ect) cada texto que leo. En líneas generales muy de acuerdo contigo, se nota que compartimos varios puntos como el tema de la accesbilidad en los videojuegos. Por supuesto, también la idea de que si un desarrollador quiere que un juego se juegue y sea de una manera no debe ser problema, al final es el consumidor el que comprara o no el título en cuestión según su gustos, porque no tiene sentido que los juegos sólo sean como uno quiere. Que uno no conecte o no este de acuerdo con algo en un título no implica que este sea menos validos. Al final en todas las industrias existe lo que llamamos público objetivo, y es cierto que para algunos géneros estas adecuaciones funcionan de mejor o peor. También muy buena crítica a esa elitización de los jugadores más ''hardcore'', porque nadide debería sentirse con el poder de decirte que existe una manera correcta de jugar algo o que debes afrontar la experiencia como lo hicieron ellos mismos. Al final todo remite a lo que mencionas ''cada jugador es un mundo''.

    Como siempre, muy buen texto. Un enorme saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas Zhols, gracias por pasarte :D

      Si, realmente tenemos muchas puntos de vista en común respecto a este tema y si lo piensas lo extendimos en mayor profundidad en el episodio 5 de la primera temporada de C-Sides ^^

      Pero sí volviéndote a contestar, es de vital importancia centrarse en los videojuegos que queremos jugar y adaptarlos a nuestras necesidades siempre que sea posible, en caso de que no podamos o no queramos lo mejor y más rápido es tirar por otros derroteros y ya, que obcecarse y quejarse porque esa obra de X autor o para Y público no compatible con nosotros o nuestra sensibilidad. Respecto al publico "hardcore" es que cada vez son más y con unos modos que no son, solo para justificarse a ellos mismos pero bueno... Como tu bien acabas de decir no existe una manera correcta de afrontar algo, las maneras dependen de cada jugador en si.

      Nuevamente gracias por pasarte y que vaya bien :)

      Eliminar