jueves, 29 de octubre de 2020

Injustamente olvidados: Kuon

A día de hoy From Software es recordada y sobre todo venerada por los recientes trabajos de Hidetaka Miyazaki. Sin embargo la empresa es mucho más longeva de lo que algunos imaginan, teniendo en su cartera de trabajos, todo tipo de obras, no firmadas por el creativo que daría a luz, la formula de los Souls.

La obra que hoy nos ocupa, ahora prácticamente olvidada, pertenece a una empresa por aquella época de menor calado, una que buscaba abrirse a nuevos tipos de genero, con todo tipo de obras y que nos daba, esa vez un descanso de tantos robots gigantes en la maquina de Sony.

Estamos hoy, ante uno de los pocos survival horror puros que esta empresa sacó, y que por desgracia pasaría sin pena ni gloria, por el catalogo de la playstation de sexta generación, cuando irónicamente para los amantes del genero, además del terror, es un añadido bastante interesante, que pese a sus menos consigue desmarcarse de lo que íbamos viendo en esos tiempos...


Tomando como inspiración los relatos de fantasmas japoneses de nombre "Kaidan". Kuon se desarrolla en la mansión de un noble local llamada Fujiwara. Podremos interpretar a dos personajes diferentes: Utsuki, hija del sacerdote Doman, que viaja a la hacienda con su hermana en busca de su padre. O a Sakuya que con un grupo de exorcista viaja también a los dominios del señor local, por ordenes también del sacerdote antes mentado.

La obra ante la que nos encontramos, bebe mucho de estas historias clásicas de terror japonés, no solo a nivel de ambientación, si no en diálogos y desarrollo de la trama, donde el misterio, la venganza, lo visceral, el folclore y sobre todo el horror se dan de la mano, convergiendo en una especie de Kaidan interactivo, bastante interesante.

Aunque disponemos de dos personajes (más adelante desbloqueamos un tercero) que recorren las mismas estancias, se enfrentan a enemigos idénticos y resuelven algún que otro puzzle similar. El acercamiento de cada uno es diferente, viendo a su vez a los mismos personajes en otros contextos, localizaciones con rivales exclusivos e incluso con tramas propias. Haciendo que aunque determinados tramos que juguemos sean parecidos, la experiencia se sienta fresca. Cosa por ejemplo, que juegos como el primer Resident Evil, debieron corregir en su momento... 

La ruta de Utsuki, se centra mucho en la parte más grotesca del ritual que se esta dando, junto con la transformación de la chica en el proceso, además de darnos información acerca de su padre Doman y su hermana Kureha. Por otro lado, con Sakuya, vemos un contexto mucho más general, menos grotesco, más centrado en la acción y las labores del exorcista medio de la época. Para finalizar con el tercer y ultimo personaje, tenemos la resolución de la trama en manos de un personaje de gran poder, que llega cuando todo se ha venido abajo.

Lo único que puedo achacarle a la trama, es que en algunos tramos se siente inconexa, que cuando llega el clímax, quedan preguntas sin contestar y sobre todo, tiene los vicios de las fabulas de terror que intenta emular, con lo bueno y con lo malo que eso representa, que por supuesto, en algunos sentidos y con el destino de algunos personajes podría estar mejor hilada.


En cuanto a jugabilidad. Estamos ante un survival horror, hijo de su tiempo, con un sistema de guardado limitado que recuerda a los primeros Resident Evil, con unos controles de tanque mucho más ligeros que también recuerdan a la cuarta entrega de Silent Hill. En lo que se diferencia Kuon, es en las formas de afrontar el enfrentamiento directo, aquí disponemos de un ataque básico con cada personaje, pero incluso con mejora del arma, es extremadamente débil, así que hay que recurrir al uso de cartas; cada una a su vez tiene diversos efectos, pero se suelen dividir en dos tipos: De ataque, produce algún daño contra el enemigo, ya sea con proyectiles u objetos, y de invocación, que permite de manera temporal, usar criaturas de manera ofensiva o defensiva, según nuestras necesidades y siempre de manera limitada, ya que no son infinitas.

La verdad es que alguien ajeno a esta obra, podría pensar que la idea es racionar el uso de nuestros suministros y armas, para no sucumbir en el proceso, pero si os soy sincero en las 8 horas que me ha durado la obra, excepto en los primeros compases, haciendo un uso adecuado de las provisiones, además de huir de alguna que otra pelea, jamás me he sentido sin objetos, si no todo lo contrario... Llega a haber un punto que tienes demasiados recambios para guardar, demasiados objetos para curarte y tantas cartas almacenadas, que incluso si no evitas los conflictos, es difícil palmarla, a menos que te pillen desprevenido...

En este juego también suele pasar, que en ciertas situaciones nuestro personaje recibe lo equivalente moderno a Jump-scare y sufre vértigo. Este es un estado en el que no podemos usar cartas, ni correr y nuestra salud es muy baja, sin embargo disponemos de la meditación, una acción que con solo mantener un botón, nos permite recargarnos, mientras nos quedemos quietos. Esto hace que los momentos más tensos, consistan en pararse a meditar o simplemente tomarnos algún consumible, para volver rápido a la acción, si nos encontramos rodeados de enemigos o ante algún jefe.

Por otro lado el diseño de niveles de este juego, se desliga mucho de otras obras de su genero, poniendo menos localizaciones, pero todas muy remarcables, donde solo en unas pocas prima el movimiento más libre o la exploración más directa, teniendo a su vez muchas zonas más lineales, donde es difícil perderse. Y este es un gran punto a favor, pues aquí se desdeñan los intrincados puzzles o pateos de otros juegos, en pos de del avance en la trama. Incluso en las zonas más extensas, es a través de revisar habitaciones anteriores del mismo lugar. Al final activando scripts es como se va avanzando, aparte de alguna que otra llave usual.

Esto puede ser un punto negativo para muchos, pero para mi esta muy bien, pues una vez que sabes lo que tienes que hacer o a donde dirigirte, se siente un proceso muy acorde, haciendo que el juego sea muy compacto y enfocado directamente a lo que se quiere dirigir tanto a nivel argumental como de sensaciones que quiere transmitir. Pero sobre todo valorando el tiempo del que dispone el usuario, además del que debería invertir en este tipo de historias.

Además otro punto a tener en cuenta es la iluminación de la obra. Se sienten muchísimo más oscuros casi todos los lugares, desde lo que se encuentran al aire libre, hasta lo más cerrados, siendo fácil perderse algunas veces, pero ganando en ambientación  visual en el proceso. Es una lastima que muchas veces el sonido para estas zonas, no vaya tanto a la par...

Como ya dije previamente tanto la mansión de los Fujiwara, como la de Doman, pasando por el templo de la hacienda, son lugares verdaderamente interesantes que respiran un ambiente propio muy marcado, además, sobre todo, con un estilo que invita a perderse por ellos, que esconden algo más incomodo de lo que imaginamos, pese a los gráficos del juego, ya de sexta generación, desfasados para algunos...


Pienso, que incluso con sus más y con sus menos Kuon, es una obra muy disfrutable a día de hoy. Su historia, la variedad de personajes, situaciones, su ambientación, el folclore en el que se encuentra basado y su tratamiento del horror, me parecen elementos suficientes para darle aunque sea una oportunidad.

Si bien es cierto que algunas veces peca de obtuso, no cierra algunas cosas como debería y en su dificultad estándar es sumamente sencillo, no desmerece lo que trata de conseguir. Es gracioso pues incluso a día de hoy puede disfrutarse con traducción al español (aunque un poco regulera, hay que añadir) además de hay que gente que llego a tener la obra y sobre todo, pudo disfrutarla, sin ningún problema.

Queda en manos de cada uno hacer lo que estime oportuno con su tiempo, pero no podemos negar que la PS2 tuvo autenticas joyitas, antaño desconocidas y ahora olvidadas por el publico. Como tampoco, que From Software hasta el fenómeno Souls, creo todo tipo de interesantes obras, con resultados que por supuesto, si se descubren no dejaran a nadie indiferente...

8 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta. Ya me llamó la atención cuando lo conocí hace unos años pero nunca tuve la ocasión de hacerme con él. En mi lista de pendientes queda...

    Muy buen artículo como siempre, Spiegel. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Emilio :D

      La verdad es que, a día de hoy te diría que si lo quieres jugar, busques una iso en español y lo emules, es a fin de cuentas el camino más rápido, porque es un juego bastante dificil de encontrar y no estoy seguro, pero creo que tampoco sera barato.

      Igualmente no es perfecto, pero dale un tiento que seguro lo disfrutas ^^ Si no siempre puedes tirar de los títulos de From Software en Xbox, que también hicieron unos cuantos, bastante apañadetes.

      Nuevamente un saludo y gracias por pasarte ^^

      Eliminar
    2. No sé si mi PC podrá con un emulador de PS2 (es un i3 de hace 9 años y solo le he cambiado la gráfica por una un poco mejor que la que tenía). Por otra parte tengo que ver si para linux hay alguno, que también lo ignoro...

      De From Software en Xbox solo tengo el primer "Otogi", y lo he disfrutado mucho las veces que lo he jugado y terminado :)

      Eliminar
    3. Pues si te soy sincero Emilio, no tengo ni idea de si el juego te tirara o no, yo lo he jugado directamente en el sistema nativo que es PS2 y 0 problemas, supongo que es cuestión de buscar la iso, para después hacer la prueba...

      Pues pinta bien Otogi, lo tengo en el radar, pero no es retrocompatible, así que lo tendré que emular el día que quiera jugarlo, pero demuestra también el gran trabajo de From software en la sexta generación y la gran cantidad de géneros que tocaba por aquel entonces.

      Eliminar
  2. Gran reseña, la verdad es que precisamente en las consolas más populares, es donde más se pierden títulos como estos, que sin un gran nombre lograban apostar por ideas, estilos y mecánicas distintas. Por ello nunca esta demás hablar de estos tapados. Particularmente como siempre comento no es mi género, pero si que conocía el título al estar siempre pendiente de las traducciones de juegos japoneses al inglés y al español.

    Un gran saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Zhols y muchas gracias por pasarte como siempre ^^

      Pues si, estoy seguro que en consolas como NDS o Wii entre otras, debe muchos injustamente olvidados tambien. Te recomendaria, que intentaras pillar la iso por ahi y cuando te sientas preparado le des un tiento... ¡Seguro que no te arrepientes!

      Nuevamente gracias por pasarte y un saludo :D

      Eliminar
  3. Mira que tiene buena pinta, gracias a la tecnología que existen los emuladores. Me lo pongo en lista para buscarlo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Güevonadas, gracias por pasarte ^^

      Si, échale un ojo, porque la verdad es que es bastante interesante, además aunque la traducción es algo flojita lo puedes disfrutar hasta en español, cosa que ayuda bastante.

      De nuevo, un saludo :D

      Eliminar