sábado, 1 de mayo de 2021

FC3000: la reina del Low-cost


El mundo del retro, esta cada vez más extendido, hay un numero más elevado de personas que de una manera u otra, quieren revivir su niñez, descubrir un mundo de posibilidades que se perdieron e incluso fomentar tanto curiosidad académica como su bagaje. Sin embargo el precio y el espacio no siempre acompañan, ya que para poder jugar a algunos sistemas como estuvieron contemplados, no solo hay que hacer una búsqueda intensiva de ciertas maquinas y títulos, si no también hacer un desembolso, cada vez mayor para tener una experiencia fidedigna pero quizás no al gusto de todos.

Por eso contra todo pronostico, de unos años para acá, esta habiendo una tremenda proliferación de sistemas emuladores o clónicos de los originales, que permiten tener bien una experiencia similar a la original, o bien una experiencia de emulación entretenida ya sea en portátil o sobremesa, sin la necesidad de liosas configuraciones o búsqueda de programas para ello, aunque es algo que no siempre se consigue, el intento esta ahí y cada vez son mas las personas, que quieren disfrutar de varias décadas de videojuegos de la forma más económica y disfrutable.

En todo este batiburrillo de consolas, de las cuales las han habido de mejor o peor calidad, nace la que hoy nos ocupa: La Family Computer 3000 o FC3000, para los amigos. Una maquina evolucionada de un retroclon portátil de la Famicon, que ha conseguido instaurarse en el corazón de muchos jugadores, por accesibilidad, precio y calidad. Aunque claro, en cierta medida lejos, de aquellos modelos de más presupuesto de otras compañías.

Hoy para variar en el blog, después de un mes a tope con la consolita de marras, os hablare un poco de ella, concretamente de la versión 2, que es de la que yo dispongo, aunque os adelanto ya, que acaba de salir una actualización de esta, que luego mencionare brevemente...

¡Sin más dilación, empezamos!

sábado, 24 de abril de 2021

Sony y el debacle que continua...


Hace poco en un ardor de verborrea y con tal de ahorrar costes en mente, Sony decidió posicionarse en contra del usuario medio y declarar el cierre inminente para mediados del verano tanto para la store de la PS3 como las de Vita y PSP. Ni cortos ni perezosos muchos usuarios pusieron el grito en el cielo, además de hacerse eco para recomendar grandes exclusivos a comprar de las tres plataformas, antes de que la empresa nipona, chapara el chiringuito. No ha sido por el eco mediático por lo que el equipo de Jim Ryam ha reculado un par de semanas después de la decisión, si no por la desesperación de miles de jugadores al perder un ingente cantidad de títulos, que a día de hoy, ni han sido, ni van a ser remasterizados.

De todas maneras, que se de marcha atrás a este tipo de malas praxis, debería ser objeto de felicidad y buenas noticias, pero nada más lejos de la realidad, la cuenta atrás no ha desaparecido, solo se ha extendido en el tiempo para la ultima portátil de la compañía y la maquina de séptima generación, la restante, no ha corrido la misma suerte, que seguirá viendo su final el 2 de Julio, de este año. Por lo que aunque si bien es cierto que esta ultima ha sido y sigue siendo la consola más hackeada, no implica que no sean malas noticias, para los cuatro o cinco que si confiaron en su tienda digital.

A todo esto, podemos sumarle el descubrimiento por parte del usuarios del funcionamiento de las pilas internas o CMOS, dentro del tercer y cuarto modelo, de la famosa saga de maquinas, que hacen que una vez caiga el telón, en el caso de la primera solo se pueda jugar físico y en el caso de la segunda se convierta en un bonito a la par que aparatoso pisapapeles. Por supuesto más allá de esto, nuevamente las gentes de Sony poco se han pronunciado al respecto, con una solución a todo este desaguisado.

Al final parece ser, que este mes no iba a ser suficiente con Nintendo, a este paso pronto Microsoft saca algo más y tenemos triplete...

domingo, 18 de abril de 2021

Recordando (II): Super Mario Land 2: 6 Golden Coins


Por mucho que queramos negarlo, la memoria es muy puñetera, es fácil salir de cualquier experiencia cultural con una sonrisa y años después tras retomarlo producto de la nostalgia, llevarnos el batacazo, es incluso un miedo que se traslada a muchos consumidores, que por no estropear la experiencia que tuvieron años atrás, deciden dejarlo todo en un simple, pero feliz recuerdo.

Esto concretamente es algo que me lleva pasando a mí con la ultima entrega de Super Mario Land, para la Game Boy desde hace ya un largo tiempo, concretamente cerca de 20 años, que es la ultima vez que pude disfrutarla y que aunque pasada en un par de tardes tanto ahora como por aquel entonces, si bien es cierto que hasta que no puse a los mandos, me era difícil discernir que iba a pasar o si por otro lado acabaría hastiado como con otros juegos afectados por la nostalgia, que por otro lado, ahora que estoy metiendo la cabeza de una manera u otra en el mundo del retro, son cada vez más...

Por suerte de una manera u otra, mi experiencia con esta entrega, ha tenido más miga de lo esperado, convirtiéndola al menos a mi ojos, en una de esas obras atemporales, que pasa un poco más desapercibida, que otras entregas de otras consolas más grandes, pero que tiene mucho más que decir, que estas.

domingo, 11 de abril de 2021

Pine Creek


Es sorprendente como cada vez más desarrolladores, salen a la palestra con obras únicas, que son capaces de aprovechar bien los recursos de los que disponen, impactándonos con todo tipo de premisas, mecánicas o situaciones. Lo que cuesta de imaginar que exista toda un comunidad dedicada a todo tipo de sistemas clásicos, descatalogados tiempo atrás, entre ellos la clásica portátil de 8 Bits, de Nintendo. Una consola que sin duda atesora una increíble calidad, siendo fuente tanto de diversión como emociones para muchos, entre los que yo me incluyo.

Por eso es interesante ver a nuevos creadores, utilizar las herramientas que ya conocemos para explotar estas viejas consolas, llevándolas a nuevos niveles, especialmente con la obra que nos ocupa hoy, que sintiéndose tan sencilla a la par que pequeñita, rezuma un encanto especial, consiguiendo lo que otras historias de plataformas más grandes o quizás mas modernas no consiguen. Una aventura contenida que sabe aprovechar de lo que dispone y que con poco, es capaz de hacer mucho, teniendo una premisa bastante simple...

Hoy nos sumergiremos en el pequeño pueblo de Pine Creek y sus alrededores de la mano de Carmelo Electronics, para conocer las peripecias de unos adolescentes en algo que les queda grande, pero que no tienen más remedio que involucrarse, para poder obtener respuestas y de paso intentar salvar a alguien querido.

domingo, 4 de abril de 2021

Nintendo y los estragos de las estrategias FOMO

Ya es oficial, hacer un par de días, se cesó el stock de Super Mario 3D All Stars, pero aun habiéndose demostrado de ser un error o un simple varapalo, para el consumidor medio, este ha permitido a Nintendo, que este sea uno de los lanzamientos más rentables de toda su historia, llegando incluso a acercarse un 300% de stock medio colocado en paises como Reino Unido. Paralelamente Super Mario 35 queda fuera de servicio, los servidores del primer Mario Maker, han corrido ese mismo destino y por supuesto no podemos olvidar a la tapada pero lamentable reedición de los primeros Fire Emblem de la NES.

Esto a todas luces, es un paso atrás para cualquier consumidor alejado de las grandes tendencias que quiera la preservación de un medio con el que lleva toda la vida y en el que quiere seguir participando, mientras a su vez pueda disfrutar en consolas modernas de todo el legado con el que lleva creciendo y que en el caso de algunos no es precisamente poco. Sin embargo la gran N, ha virado en otro rumbo, cada vez mas centrada en la rentabilidad de sus IP, que en ir de la mano con su aficionado, poniendo en practica una estrategia que poco a poco fue testando en el pasado, para ahora hacerla cada vez más su modus operandi, de cara a ciertos títulos...

¿Qué a que me refiero específicamente? Nada más y nada menos, que a la técnicas empleadas para producir FOMO, algo con lo que la empresa, lleva paladeando desde que empezase con los Hanafuda, pero que a día de hoy, gracias al ultimo nuevo palo al consumidor, han demostrado que esta más que pulida y que por supuesto funciona mejor que nunca, generando con ella no solo necesidad en el consumidor si no también una irracional fidelización con la marca, nunca antes vista, que parece rozar más lo perjudicial que lo inteligente, a la hora de tratar con los diversos movimientos que hacen los creadores de Kyoto.