viernes, 25 de noviembre de 2022

La nostalgia duele (VIII): Xenoblade Chronicles


Atención: Este Nostalgia duele, contiene a lo que a juicio de unos cuantos pueden considerarse spoilers de la trama, ya que se menciona elementos tonales de la misma con ciertos detalles, así cómo el carácter de varios personajes en la misma, incluido el jefe final. Si entras a leer, queriendo jugarlo, pero sin saber estos detalles, es tu responsabilidad.

Hay momentos donde ciertas obras llegan a nuestra vida y dejan un fuerte poso en nosotros. Una de ellas al menos para mí, fue la segunda entrega de la saga Fable. Uno de esos videojuegos de finales de los dos miles, que consiguió hacerme sentir interés por los ARPG y que junto con mi querido Oblivion, abrieron mi mundo. Por aquel entonces aunque la economía andaba algo mejor, no es que lleváramos el tren de vida, que llevamos ahora, por lo que seguía siendo habitual aprovechar para exprimir determinadas obras o bien rejugarlas, así que durante algunos meses, me dedique a disfrutar a la par que escudriñar estos videojuegos. Sin embargo el tiempo inexorable, fue pasando muy lentamente y con todo nuevos videojuegos llegaron para también reclamar su espacio, por lo que estas obras fueron poco a poco quedándose como un lejano recuerdo, al menos, en el caso del título de Lionhead Studios, ya que la obra de Bethesda, si tuve el placer de jugarla antes. No sería hasta este mismo año, que decidiría darle una oportunidad a ese juego que consiguió encandilarme por aquel lejano 2008 y el resultado fue bastante mixto...

No os mentiré, Fable II, no es mala obra, no lo fue en su momento ni lo es ahora, pero aun así, al evolucionar nosotros, el juego ya no se siente igual, ahora se siente más torpe, más perenne, más estanco. Cosa muy diferente a cuando lo jugabas en su momento, que generaba sensaciones muy distintas, pero también porque el mundo del ocio electrónico y sus avances, para nada estaban al mismo nivel que se encuentran ahora, lo mismo podemos aplicar a nuestra percepción, que ni de coña es igual a lo visto hace 14 años... Por eso siempre que retrocedemos atrás, muchos videojuegos te obligan a utilizar el contexto, porque si no, probablemente te sientan tan bien, como la más desagradable de las sensaciones. Pero esto tampoco es justo para el consumidor, que siempre tiene que ceder mucho de sí mismo, para disfrutar una obra, que quizás, ya no esté a la altura de lo que se esperaba de ella, puesto que al igual que pasa el tiempo para nosotros, lo pasa para otras cosas. Por mucho que a algunos les duela, con los videojuegos pasa igual. Paralelamente en los albores de este blog, escribí un análisis bastante escueto de lo que me había parecido la segunda entrega de Xenoblade, porque había conseguido decepcionarme y mientras redactaba siempre pensaba en el juego anterior, en las palabras que había escuchado sobre él, en la leyenda que giraba a su alrededor y quería jugarlo para ver si lo que se decía era fidedigno o no.

No sería hasta este mismo año, con la imperiosa necesidad de acabar el título original, para ponerme con el cierre de la trilogía, cómo acabaría pasando por uno de los juegos a mi juicio más sobrevalorado por el público medio amante del género. Ya sea por su legado, ya sea por lo que resultó en el momento de cuando muchos lo jugaron o directamente cómo a través del boca a boca, acabó terminado envuelto en toda la parafernalia que rodea ahora a la obra. Porque unos cuantos nos quejábamos de esto con Xenoblade Chronicles 2, pero aquí es muchísimo peor, el cómo de grande está considerado... Con todo Arald, ya me aviso en su momento y aunque hay muchas cosas que comparto de lo que ya dijo. Para mi y sin servir de precedente, Xenoblade es el Fable II de muchos, tanto para bien como para mal, pero antes de que me funeis, toca desarrollar la idea en texto, un poco más...

¿Preparados para acompañarme en esta triste historia?

domingo, 13 de noviembre de 2022

Final Fantasy II: Cuando el Rol de mesa y el JRPG se dan la mano


Atención: Este análisis se fundamenta en la versión de GBA del título que hoy nos ocupa, por lo que aunque se mencionan otras versiones, me centrare en el balanceo y disposición de esta. Además aunque no de manera intencionada, ni directa, hay algunas menciones a determinadas partes del juego, cómo el final, que para algunos pueden ser consideras spoiler, así que si lees el texto, es bajo tu propia responsabilidad... 

Creo que lo he dicho en más de una ocasión, me flipan los juegos de rol de mesa. Me fascina esa simbiosis narrativa y mecánica que poseen, así como las posibilidades que ofrecen tanto a los jugadores cómo a los directores de juego creativos, así como la maleabilidad que tienen o las posibilidades de diseño que despliegan permitiendo a cualquiera que conozca el sistema, hacer modificaciones. Esto hace que aunque si bien existan una serie de normas escritas, sean los participantes los que poco a poco construyan su propio universo en torno a ese sistema u historia, conformando su propia visión del medio. Durante mediados de los 80, si bien en España estaban empezando a arrancar, el rol con dados, papel y lápiz, era prácticamente inexistente en las tierras del sol naciente, una suerte de producto extranjero mal traducido o directamente en un lenguaje angosto para el japonés medio, con todo, una suerte de ocio, que parecía que no tenía cabida, para la mayoría de gentes del lugar, exceptuando para un joven soñador, para Akitoshi Kawazu...

Aunque hay pocos que conocen a la figura de Kawazu, hoy es una leyenda dentro del JRPG, especialmente dentro de SquareEnix, convirtiéndose en una de las figuras más interesantes, pero tapadas dentro de la misma empresa, una suerte de señor que aunque aprendería a picar código, centraría su labor más en hacer sentir a los jugadores ese sabor tan occidental que pretendían transmitir obras como Ultima, a la par que intentaba construir mundos donde aún con unas bases claras, el jugador fuera protagonista, siendo este, el que llevará la batuta, decidiera a donde ir, a quien reclutar o que hacer, cómo en ultima instancia, empezaría haciendo la archiconocida franquicia Dungeons & Dragons, de la cual el creativo quedaría enamorado, tras pasar horas leyéndola, jugándola y traduciéndola a su idioma natal, cuando nadie por esos lares, daba un duro por ella. Pero si bien Akitoshi en ciertos circulos se ha convertido en toda una eminencia, por aquel entonces solo era un currito más, dentro de una empresa, que tuvo la suerte de no caer en banca rota, gracias a su fantasía final. Un título donde nuestro querido rolero, entraría a pies juntillas, bajo ordenes de Sakaguchi y con un papel circunstancial.

Sin embargo, las tornas cambiarían con el videojuego que nos ocupa hoy, que provocaría toda clase de discusiones entre por aquel entonces joven diseñador y el influyente director del primer Final Fantasy, permitiendo a un joven Kawazu, ocupar un papel más relevante, en determinadas cuestiones de guion y diseño, permitiéndole no solo brillar a los ojos de sus semejantes, sino, además empezar a ocupar un lugar en la empresa, con puestos de mayor responsabilidad, a la par que le permitiría explotar sus propias ideas, a base de una franquicia muy interesante a la par que experimental, que no deja indiferentes a aquellos que la juegan. Me refiero nada más y menos que a la serie de SaGa. Un conjunto de juegos que explorarían más esa faceta rolera y que colocarían al por aquel entonces novato escritor y productor en la mente de miles de personas, que por aquel entonces, ni sabían quien era. Sin embargo y como ya he adelantado, hoy no exploraremos esa franquicia, lo que haremos será retrotraernos a la semilla de todo, a una suerte de juego vilipendiado por muchos de los fans acérrimos, a una obra que con todo es capaz de sorprender a la par que maravillar si se mira desde el prisma adecuado y que pese a sus menos, a día de hoy sin ella, no tendríamos todo el conglomerado que tenemos hoy de entregas de la saga principal de Final Fantasy.

Sin más dilación toca sumergirse en todo lo que tiene que ofrecer esta curiosa entrega ¿Preparados para uniros al ejercito de la rosa salvaje?

lunes, 31 de octubre de 2022

Mis disculpas a Resident Evil 4


En la vida, se nos suele vender de diferentes maneras, que la primera impresión es crucial para relacionarse con el entorno, ya que esta nos da una idea de cómo funciona el mundo, de sí algo nos va a maravillar u horrorizar para luego actuar en consecuencia. Si algo nos choca tras verlo por primera vez, lo dejamos de lado, si esa persona que nos presentan no parece muy allá, damos carpetazo y listo, si ese juego que la gente nos vendió también luego no resulta ser muy allá, lo abandonamos, para luego fingir que no existe y si eso, ya lo jugaré, cuando realmente me apetezca (Es decir, nunca)

Guardo muchísimos buenos recuerdos del tercer Resident Evil, de sus calles, de sus puzles, de sus infectados, incluso de Nemesis. Es especial para mí, por el momento en el que lo viví y junto con quien lo viví. Aunque Resident Evil 5 no es muy allá, supuso muchas tardes en casa de un colega jugando al modo mercenarios con más amigos y aunque el primer Resident Evil, lo termine de forma más privada, aún guardo anécdotas de intentar pasárnoslo en una Nintendo DS del demonio, sin embargo de la cuarta entrega lo único que recuerdo es desidia. La primera vez que la afronte, fue a raíz de comentarios de compañeros de clase que lo habían catado, por lo que cuando le intenté dar se me hizo pesado porque no se parecía en nada a lo visto en otros juegos. Años después intenté darle otro try, pero ya había salido la quinta entrega, por lo que tras jugarla, la historia de León, se me antojo torpe y pesada, ni hablemos ya, cuando jugué Resident Evil Remake en mi Gamecube y volvieron viejas sensaciones...

Así que el tiempo transcurrió y mi vieja copia del juego para el cubo de Nintendo, seguía ahí esperando de una vez a ser catada, pero los malos recuerdos se agolpaban y siempre volvían en forma de frustración, al solo pensar lo que supondría el ponerse a los mandos una vez más. Sin embargo también había cierto gusanillo carcomiendo mi interior, porque no solo el remake se acercaba inexorablemente, sino que Andrei, me hablaba genial del juego y lo que estaba suponiendo para él, así como la historia de superación que había detrás. Así que ni corto ni perezoso, procedí a darle una oportunidad como dios manda, a intentar terminarlo de principio a fin ni que sea una vez en toda mi vida, por lo que está entrada es plasmar resultado de ello, si no os vale, con un resumen chorra de casi dos minutos...

¿Preparados para sumergiros en la España profunda?

sábado, 22 de octubre de 2022

¿Es tan malo? (VI): Back 4 Blood


Se suele decir, que las comparaciones duelen, que lo mejor a la hora de redactar análisis, hacer reviews audiovisuales e incluso en el día a día, es mejor tratar a las cosas como son, sin darles segundas vueltas ni ponerlas frente a otras, pues no tienen porque ser iguales, ni merecen los mismos apelativos, sin embargo, es muy difícil, en la mayoría de ámbitos, no decir algo, ni analizar algo, sin utilizar un referente como guía, es más, como ya dije una vez, es muy complicado no crear sin tener un modelo de algo establecido previamente que nos funcione como pilar base, al menos durante los primeros compases de desarrollo de la idea. Tanto es así, que tanto este espacio, como muchos otros no existirían sin la influencia de terceros, mucha de la industria del cine, no existiría sin capas y capas de directores, guionistas o trabajos que vinieron detrás, pero sobre todo muchísimos videojuegos no tendrían razón de ser, sin todos los que estuvieron antes y Back 4 Blood es uno de ellos.

Ya he dicho en innumerables ocasiones lo que Left 4 Dead, sobre todo su segunda entrega, significo para mí cuando era más joven, hasta el punto que le metí cerca de las 1000 horas en su versión de sobremesa. Pero no fui el único, centenares de personas sintieron lo mismo, enfrentándose a su versión de Steam o directamente con ambas, mi hermana por ejemplo es una de ellas. Y es más, aunque en lo técnico, se más, diría que es ella, quien de verdad domina el juego, le ha metido más horas que yo y acabó siendo clave en su posterior gusto por todos los juegos con temática FPS, militar o todo combinado. También es el caso de la propia Turtle Rock que vive a la sombra del titán que crearon, intentando una y otra vez, variar su formula, manteniendo la base, sin apenas éxito. Entre todas los intentos, han intentado acercarse de forma más pura a la formula, con un éxito moderado...

No os voy a engañar. Venía con las expectativas por los suelos, ya tuve un primer contacto con el juego nefasto, a finales del año pasado, aunque el nuevo título mantenía la esencia, con tal de contentar a unos cuantos metía tantas cosas que literalmente patinaba con la experiencia y solo era el primer acto de cuatro que quedaban por venir. Dropeé el juego, el tiempo paso inexorable, hasta que fue en un Carrefour tirado de precio donde mi hermana, adquirió el juego para su flamante PS5, así que ni corto, ni perezoso, tocó reinstalar el juego gracias al Game Pass para darle una segunda vida, viendo si de verdad merecía toda la ponzoña que le tiré en su momento o solo era producto de mi hype hiperdimensionado, hoy me toca transmitirlo por aquí, a ver cómo ha acabado el resultado.

¡¿Preparados para salir a explorar fuera de los confines de Fort Hope!?¡Porque yo sí!

domingo, 16 de octubre de 2022

¿Injustamente olvidados? (VIII): Iru!


Alerta: Debido a la naturaleza de Iru! así como sus referentes y la manera en que se encuentra diseñado, es imposible hablar de él sin caer en algún otro detalle que se podría descubrir llegando virgen a la experiencia. Si lees más allá de este punto, que no digas que no te he avisado...

La figura del referente, es muy importante en la creación de contenido, diría que hasta en los ámbitos más básicos de la vida. Sin un modelo es muy difícil conformar valores, encauzar determinadas acciones e incluso diría que desarrollar ciertos elementos de la persona en los primeros compases de cualquier tarea compleja. En el campo de la escritura, donde nacen y mueren miles de autores a diario, hay una figura que se destaca sobre todas las demás: H.P. Lovecraft. El autor estadounidense no solo fue un curioso exponente que logró tener algo de repercusión en su momento, sino que además conforme han ido pasando las décadas ahora es toda una eminencia, viéndose su legado en infinidad de títulos, películas o escritos. Fue maestro de otros grandes como Stephen King, influencia de gente tan respetada como Hidetaka Miyazaki e incluso a pie de calle si preguntas más de uno o una, le suena al menos su nombre.

Pero lo cierto es, que hace varios lustros las cosas no eran exactamente igual, especialmente en tierras niponas, donde aunque lo occidental cada vez tenía más cabida, no tenía una presencia tan directa, los referentes no estaban tan claros y por supuesto, utilizar determinados elementos tonales de forma tan clara, resultaba de todo menos eficiente. Tanto fue así, que aunque hubo cientos de historias que los emplearon, directamente no llegaban a nuestras tierras y cuando lo hacían tenían un capa de censura por encima. Esto consiguió que cada fueran más y más historias las que acabaran enterradas en los albores de la historia, por toda clase de motivos, que provocaban una mueca de horror en la mente de miles de editores, que tenían que dejar entrar todo tipo de productos, que quizás horrorizarían más a determinados sectores que a los consumidores en sí. Entre toda esa vorágine, está el videojuego que nos ocupa hoy.

Una de esas obras, que más que hecha por una empresa profesional del medio, parece hecho por unos fans empedernidos de la obra del famoso autor de Providence. Título que no esconde en ningún momento sus orígenes y que por supuesto está ligado al tiempo y al lugar donde fue concebido. El "Eso" Japonés o simplemente conocido como Iru! un videojuego que quizás, sin ciertos factores externos yo ni conocería y mucho menos os estaría trayendo aquí y del que pocos portales webs se han hecho ni siquiera eco, uno de esos productos, que por su naturaleza, sin la magia de internet, jamás hubiéramos podido atisbar... ¿Aunque merece la pena o no? Hoy lo descubriremos...

lunes, 26 de septiembre de 2022

¿Es tan malo? (V): Edge of eternity


Muchos sueños son difíciles de ver plasmados en papel, son cada vez más personas las que ambicionan en sacar todo tipo de proyectos adelante, ya sean relacionados con ámbitos tan dispares como el emprendimiento, el desarrollo personal o incluso la creación de contenido. Sin embargo pocos hay que quieran meterse directamente a un mundo tan duro a la par que hostil, como es la creación de videojuegos, por mucho que quieran realizar una versión similar o incluso mejorada de lo que fue para ellos. Un trabajo titánico que puede llevar a la bancarrota o a la desesperación a más de uno, con tal de obtener algo de pan que llevarse a la boca, mientras ven plasmados sus deseos más íntimos a la hora de crear ciertas piezas audiovisuales, de peor o mejor manera.

Eso es lo que debió pensar Midgar Studios a la hora de concebir su Opera Prima, un juego que fuertes influencias en el JRPG tradicional, así como algunos exponentes modernos muy queridos por algunos, pero vilipendiados por otros. Lanzando una obra como la que hoy nos ocupa, un juego que pese al legado que tiene a sus espaldas no ha conseguido satisfacer los intereses de muchos de los jugadores, que han llegado a una obra, que incluso con ese sabor tan nipón, no ha logrado rebasar todas esas expectativas que tenía detrás, en parte como siempre por el hype generado, en otra por el desastre a varios niveles que supuso el ambicioso lanzamiento de un estudio tan minúsculo y sin experiencia, generando un videojuego lastrado por el ámbito técnico a varios niveles, que de haber estado más pulido quizás hubiese calado un poco más en el colectivo común, pero sobre todo en los habituales de este tipo de propuestas.

Con todo, hoy nos toca analizar el caso de Edge of Eternity bajo el prisma de la impopularidad ¿Ha conseguido emocionarme? ¿Es una obra a recomendar pese a sus peros? ¿Hay algo interesante que rascar de esta experiencia de altos y bajos? ¿Consigue algo de lo que se propone? Como siempre, con esto y mucho más toca arrancar la ya, quinta edición de: ¿Es tan malo? Una serie de certámenes que cada vez tiene más material que rascar, pese a que solo sea en este humilde espacio.

¿Preparados para sumergiros en un JRPG inmersivo a la par que extenso? ¡Porque yo sí!

viernes, 26 de agosto de 2022

Quinto aniversario de Greybox: Lidiando con la irrelevancia creativa


Un año más, hemos llegado a una fecha muy señalada, para esta santa pero irreverente casa, el día 26 de Agosto, día que eche a andar todo este proyecto y aunque de forma intermitente en cuanto a escritura, ya por fin ha cumplido: ¡Cinco añazos! Se dice pronto pero en un lustro pasan muchas cosas, para algunos es crecer, para otros es llegar a ciertas etapas, para los más desafortunados es dar con los momentos más oscuros, pero así es como funciona la vida y esto es extrapolable a todos sus ámbitos, incluso al blogging, un arte, que unido a la escritura lleva tiempo en decadencia, resistiéndose a morir, para dejarle lugar a otros medios más masivos, pero aun así, no importa donde vayamos muchas veces, solo unos cuantos ascenderán, el resto serán peces en un inmenso océano...

Inspirado por el genial articulo que hace unos meses le dedico Raúl Rosso al tema de la irrelevancia creativa, toca aprovechar para hablar una vez más de lo que significa escribir, de lo que atañe todo el proceso creativo a la hora de enfrentarse a un blog, de lo que a su vez significa lidiar a la hora de cosas para algunos tan triviales como estadísticas o métricas, pero sobre todo de lo que conlleva, el esfuerzo relacionado con sentarte a plasmar tus ideas en líneas, ya sean más o menos, también asociado a ese placer intrínseco que representa, para unos más y para otros menos. Remozado desde el punto de vista, de este servidor que os escribe, que vive a su vez un periodo de búsqueda de si mismo, en cuanto a creatividad se refiere, pero eso lo tocaremos más a fondo en el cuerpo de la entrada.

Por supuesto no van a faltar los agradecimientos, los mejores momentos y el tan querido pero impopular repaso de la trayectoria de este espacio, pero por supuesto todo mezclado con un batiburrillo de sensaciones que quiero mostrar en el texto de la mejor manera posible, intentando también conectar con esa celebración, que los cuatro o cinco feligreses que se pasan religiosamente, esperan con ganas. Incluso me aventuraría a decir que algún que otro foráneo que acostumbra a pasar por aquí, cuando los astros se alinean o bien sus intereses coinciden con los de este lugar. Seas nuevo o viejo... ¡Bienvenido a Greybox! ¡Sin más dilación, empezamos!

sábado, 20 de agosto de 2022

Mujeres y Videojuegos


Como tantas veces, hace poco estalló Twitter en polémica. Aunque en un principio esto no debería sorprender a nadie, si lo hizo fue por algo que sí parece que encierra más de lo que uno podría imaginar en primera instancia. Hablo nada más y menos que de el reparto de personajes protagonistas en la nueva entrega de la ya longeva saga de Grand Theft Auto, donde en esta ocasión, se desmarcan del rol tradicional para ofrecer a mujeres como protagonistas, concretamente una de ellas, pertenece a una etnia desfavorecida dentro de lo que es los Estados unidos de América, pese a ser cada vez más notoria a la par que relevante. Ni cortos ni perezosos, miles de jugadores se lanzaron a hacer todo tipo de comentarios acerca del movimiento de Rockstar, especialmente el público masculino, que en una primera instancia, parecía bastante preocupado mientras mostraba su desacuerdo tácito con la decisión. Una elección que a mi juicio es bastante interesante y que puede desembocar situaciones muy interesantes, si la empresa, juega bien sus cartas.

Pero yo no soy la mayoría vocal y esta, se encontraba totalmente desconcertada, al ver como uno de los buques insignia de lo que podríamos llamar Mainstream dentro del mundo de los videojuegos, apocaba por hacer "política" o "posicionarse" rompiendo lo habitual en la saga, para hacer cosas que suelen ser según ellos "agenda" en otros medios o mediante otras compañías, ya sean de ocio electrónico o bien más relacionadas con la literatura, el cine o los comics. Y no he podido en cierta manera más que sorprenderme a la par que reírme al ver el choque tan directo de esta multitud con una forma de afrontar el medio, mientras por otro lado, cientos, si no, miles de usuarias tanto de videojuegos, como de la red social, afrontaban la noticia con alegría, mientras a la vez resaltaban esa masculinidad tan frágil y ese machismo tan beligerante, que algunos esgrimen por bandera... Pero con todo hay una cosa que toda esta situación deja en alza, los roles femeninos en la ficción, llevan estancados mucho tiempo, empezando a cambiar y moldearse a tiempos modernos, pero no todos estamos preparados para asimilarlo...

Así que como hoy podéis imaginar aprovechando esta polémica y haciendo a la vez uso de ese artículo que dedique al motor de audiencia, hoy toca explorar el papel femenino en nuestro medio, tanto a nivel de jugadoras, como de tropos en sí. Todo desde el punto de vista de un hombre blanco, cis, neurodivergente, heterosexual, quizás no el más acertado, pero sí, en un intento de ser el más respetuoso, ya que aunque no estoy a favor de todas las praxis o designios del movimiento, hay cosas que si comparto, respeto y quiero que ojala empiecen a funcionar en cuanto a feminismo se refiere. Y sí, está va a ser la declaración política más dura que he hecho en toda mi carrera de bloguero y que algún que otro disidente me costará. Pero oye, si ya tengo suficiente con lo mío, qué más da con un poco más, peor, cuando no es la primera vez que hablo de polémicas, así, aunque sea por encima... Por lo demás poneos cómodxs, que nos toca zambullirnos de lleno en una maraña de temas, dignos de toda nuestra atención.

domingo, 7 de agosto de 2022

La nostalgia duele (VII): Rayman


Aunque los más mayores no se hagan una idea, la gente de mi generación, también tuvo infancia y no fue precisamente con la Super Nintendo o Mega Drive, las gentes de mi quinta solíamos echar las tardes jugando a la Game Boy o a la primera Playstation. Sin embargo existían una caterva de privilegiados que tenían algo en exclusiva llamado PC, un aparato que no solo te permitía escuchar música, abrir el Terra o descargar en el eMule, también si tenias suerte tus padres te habían metido un montón de juegos en la maquina para que pudieras darle en tus ratos libres ¡E incluso podías conseguir muchos más sin pagar! Esto que ahora a día de hoy muchos consideran normal, en el momento en el que yo era niño, era toda una revolución, algo que sin duda yo no podía jactarme fácilmente, pues mi primer ordenador lo obtuve, con 14 años de edad...

Pero volviendo al tema que nos ocupa, es interesante como en la niñez nuestra forma de afrontar el medio, es tan diferente a cómo es actualmente, como en esa época más sencilla, todo parecía fascinarnos, todo parecía emocionarnos, tanto, que el simple hecho de ver juegos corriendo en algo que a la vez se usaba para acceder a internet, a mi me parecía sacado de otra galaxia. Todo por supuesto visitando la casa de un amigo, que entre aventura grafica y juego educativo, tenía alguna que otra pequeña curiosidad interesante, entre todas, había un juego de plataformas que jamás olvidaré... El primer Rayman. Un juego fetiche para mí a la par que buscado, esa obra, que siempre probaba en casa de mi colega, pero siempre cuando estaba a punto de obtenerla para mi PSX, se me escapa de la manos, ese título del que solo pude completar un par de mundos a trancas y barrancas, pero que nunca conseguí obtener o emular, hasta hace relativamente poco. Porque el destino es caprichoso y antes pude catar su tercera entrega (La cual recuerdo muchísimo cariño de los principios de la PS2) y su spin-off multijugador, juegos que aunque tengan ciertas reminiscencias poco se acercan a lo que era el primer juego de por aquella antaña mascota de Ubisoft.

Pero cómo ya sabéis de que va la vaina, iré rápido para los que lleguen nuevos, toca hablar de un juego que no ha resistido al valor del tiempo, que ha conseguido que la poca nostalgia que tuviera sobre él se volviera en su contra y que por supuesto es muy querido por público, pero que para un servidor no ha conseguido hacerse valer lo suficiente. Para los dolientes como Suso, no hay contexto, solo visión actual, todo bajo mi prisma personal, sin sentar catedra, sin intentar pisar la opinión, simple y llanamente un ejercicio de texto, donde le damos un enfoque diferente a ese videojuego que seguro que a más de uno, entre los que tú te incluyes te saca una sonrisa. Hoy toca ensañarse un poco, con el bueno de Rayman, que tuvo entregas posteriores excelentes (O al menos es lo que mi visión actual me permite decir) pero unos comienzos algo inferiores...

¿Preparados para sufrir el rescate de los Electoons?

domingo, 24 de julio de 2022

Recordando (VI): A Megaman a través de Starforce


Hay cosas que por pertenecer a determinados rangos de edad o determinadas generaciones, damos por asumidas. Así es para cientos de personas que ahora rondan la treintena larga e incluso los cuarenta, que vivieron de tú a tú la presencia del bombardero azul, en los videojuegos de 8 y 16 bits, que prácticamente cada año si estaban atentos podían ver una nueva entrega de Megaman y por supuesto lo vieron crecer desde la completa ignorancia hasta el más absoluto de los triunfos, tanto es así, que no fue hasta la época de la GBA, donde ya empezó a diversificarse, a la par que su popularidad decrecía, que muchos chavales de una manera u otra, conocían el trabajo original de Keiji Inafune y los suyos, ya fuera porque tenían alguna maquina donde aparecía, lo habían leído en alguna de las revistas del momento o incluso llegaban a tener amigos, con algunos de los juegos. Si bien es cierto que para ellos fue todo un héroe dentro del medio, tanto la gente de mi época, como chavales a día de hoy, ignoran quien o que es Megaman y si no hubiera sido por dos hitos, acompañados de mucha curiosidad, yo quizás tampoco lo miraría con los mismos ojos a día de hoy.

Terminando la primaría y durante los primeros compases de la secundaria, era habitual que muchos chavales aún pipiolos, pasasen la hora previa antes de ir al colegio, viendo canales orientados a ellos, con series infantiles, en esa emisora, ponían muchísima animación japonesa, siendo en parte culpable de que a día de hoy me guste tanto este tipo de series, como me gusta ahora, pero de entre todas ellas, echaban una de la que nunca me olvidaré, la versión animada de Battle Network, que era un intento de diversificar al bombardero azul, acercándolo tanto a las cartas coleccionables como al RPG. Si bien es cierto, que nadie en ese momento tanto con Game Boy Advance como Nintendo DS, llegamos a oler jamás uno solo de esos títulos, pero sí nos tragamos la historia de Lan Hikari, de pe a pa, tanto es así, que probablemente si le preguntas a cualquiera de mi quinta, que consumiese Canal 2 Andalucía por aquel entonces, al menos te podrá decir que le suena, ni que sea el nombre... Sin embargo el tiempo pasa, las mareas se calman y como siempre, la gente pasa a mejores menesteres, hasta yo, sin embargo los buenos momentos que me darían esos dibujos, junto con el nombre de Megaman permanecerían latentes en mi interior.

Años después con el asentamiento de la consola con pantalla táctil en la vida de muchísimos adolescentes, el nombre de la legendaria IP, volvería a resonar una vez más, esta vez, era un Spin-Off, ni rastro de EXE, ni rastro de Lan y aunque en una primera instancia fue un palo para mí, porque primero yo pensaba que esto era un anime y segundo porque no se parecía en nada, a lo que yo había visto tiempo atrás, pero intrigado continué jugando y cuando me di cuenta, Starforce se había vuelto parte de mí, parte de mi adolescencia, como la portátil de Nintendo y TWEWY, en su debido momento. A día de hoy, más de 10 años me separan de la experiencia original, yo ya no soy un retaco, ni un chaval en busca de crecer o contemplar el mundo, pero una vez más he sido cautivado por las peripecias del dúo de Geo Stellar y Omega-Xis, así que toca sentarnos a recordar porque esta entrega es tan especial, sobre todo para este servidor, pese a ser tan infravalorada e incluso vilipendiada por el resto de mortales. Para esta ocasión, no he dejado ni que pase el tiempo (Cuando veáis esto, llevaremos más horas, pero en el momento de escribirlo, ha pasado una escasa) porque me apetece volcar mis sentimientos desnudos directamente en texto, tanto para bien, como para mal, chocando en cierta medida con ese yo más joven a la par que pasional.

¡Geo Stelar cambio a Onda FM! ¡En el Aire!

sábado, 16 de julio de 2022

El placer de rejugar


La percepción humana, es algo más de lo que uno pudiera pensar a simple vista. Se ve alterada por emociones, por situaciones y sobre todo por el tiempo, creando en el proceso capturas de la realidad, una personal e intransferible, que va poco a poco generando experiencias, pero sobre todo recuerdos. Es interesante profundizar en esto concreto, porque las vivencias que tenemos y vamos almacenando, realmente no son consistentes, si no, maleables, y es a través de acceder a ellas mediante el pensamiento, como poco a poco, estas van tomando diferentes matices, conforme una vez transcurre la vida. Pero no solo afecta a nuestra vida cotidiana en exclusiva, permea a todo lo que podamos imaginar, desde coches, películas hasta incluso pasando por nuestro ocio más querido: Los videojuegos. En estos donde el colocarse en el papel del avatar, suele ser lo habitual para compartir experiencias, es muy común que cientos, si no, miles de personas, de una manera u otra encuentren espacios seguros donde desarrollarse, labrándose sus propias historias relacionadas con el juego en cuestión.

Y sí, el momento lo sigue siendo todo a la hora de jugar, eso está claro. Pero al igual que existen mejores o peores situaciones para acercarse a determinados títulos, también existen momentos donde simplemente incluso aunque nos tiemble el pulso, debemos regresar atrás, a nuestros orígenes, para explorar determinados videojuegos, que una vez antaño fueron vitales para nosotros, no solo para desmitificarlos en algunos casos, quitando la puñetera nostalgia de por medio y viéndolos claramente como son, cara a cara, asimismo por el hecho de volver a tener la experiencia, aunque esa conexión, no sea la misma que tuvimos con ese producto, hará uno, dos, diez o treinta años. Porque aunque según algunos puretas, los videojuegos "no envejezcan" nuestra forma de ver tanto al mundo como a nuestro medio, jamás será igual, cuanto más tiempo pongamos de distancia a la hora de mirar atrás. Por lo que es imposible que el Spi de 27 años se emocione, le tiemble el pulso o incluso rompa a llorar de la misma manera que lo hacía él de los 17 años, que estaba en una situación vital muy distinta, con unos recursos a la par dispares.

Por eso el año pasado y sobre todo este, aparte de descubrir catalogo nuevo, estoy incidiendo muchísimo, en volver a explorar e intentar conectar con aquellas obras que supusieron un antes y un después para mi, ya sean de hace un par de años o de varias décadas. Experimentarlas cómo lo hice aquella primera vez, intentando esta vez con mi percepción quizás más clara, quizás diferente, entender lo que supusieron para otros, pero especialmente para mí, en aquel entonces, funcionando algunas veces mejor, funcionando algunas veces peor... Así que hoy, toca entrada sobre lo que significa para un servidor rejugar; por supuesto también tocaremos la vertiente del new game + y todo lo que eso conlleva, por supuesto bajo mi humilde opinión, sin ninguna intención de sentar catedra...

¿Preparados? ¡Hoy toca reempezar este idilio una vez más!

sábado, 18 de junio de 2022

Mis disculpas a Deux Ex: Human Revolution

Si os sincero, esta entrada no estaba programada, no tuve pensamiento en ningún momento de ponerme a escribir algo sobre esta obra de la pasada década hecha por Eidos Montreal, sin embargo, tengo cierta historia personal, con la primera aventura de Adam Jensen que simple y llanamente me gustaría transmitir. Durante cierto tiempo en el pasado por hache o por be, he intentado de una manera u otra, intentar conectar con este videojuego, afrontándolo de una manera que fuera cómoda para mí, pero aunque alguna he estado cerca de lograrlo nunca ha sido suficiente, siempre me quedaba a las puertas tras ese supuesto prólogo más cargado de acción o directamente tras la primera misión...

Pero como siempre digo, al final el cuando y él como afrontemos el videojuego, así como obras de otras artes, es vital para disfrutarlas y yo por fin, tras años de dudas por fin estaba preparado para darle a Human Revolution la oportunidad que de verdad se me merecía y vaya oportunidad. Porque sin duda estamos ante uno de esos videojuegos por los que pese a sus defectos, el tiempo no pasa en balde y que se encargó de poner en la palestra a todo un género que llevaba desaparecido en combate desde hace mucho, del cual sólo tuvimos ciertas reminiscencias en los principios de los dosmiles. Pero no adelantemos todavía acontecimientos.

Sin duda quiero que con este escrito, más que dar un análisis al uso, servir como un texto más sobre mis sensaciones e impresiones del título que junto con una de las obras de Arkane me ha llevado más quebraderos de cabeza de los que me gustaría admitir y no en el mejor de los sentidos. En definitiva y para no ser  más repetitivo de la cuenta, un poco lo que ya me ha ocurrido también con otros juegos de esta sección. Como tiende a pasar con algunas entradas, no esperéis en demasía, algo académico, cortes, tan largo o incluso tan perfilado, pues es algo que he escrito y desarrollado en cuatros ratos libres que he tenido...

¡Bienvenidos al mundo del futuro! ¡Bienvenidos a 2027!

sábado, 11 de junio de 2022

Injustamente olvidados (VII): Rhapsody a Musical Adventure


Nunca he sido un seguidor acérrimo de los musicales, es más, si me preguntas te diría que han sido muy pocos realmente los que he conseguido ver enteros, sin tener ganas de tirarme de los pelos. Tanto es así, que recuerdo con cierto desagrado e incomodidad todas esas ocasiones en las que en muchas de mis películas Disney favoritas y que tanto devore en la infancia, alguno de los diversos personajes aprovechaba para desarrollarse a sí mismo a través del canto. Sin embargo ha pasado el tiempo y aunque sigo teniendo cierta incomodidad, poco a poco, he ido consiguiendo adaptarme a las nuevas obras, que utilizan la música como motor para contar historias, emocionar a sus espectadores o directamente hacer crecer un arco de personaje. Lo que si me ha costado más, es hacerme a muchas de las tramas, que utilizaban este recurso para seguir adelante...

Si bien es cierto que el género ha tenido todo tipo de representantes, ha sido en el ámbito infantil donde se ha explotado constantemente, más aún, en las narrativas centradas en niñas o chicas jóvenes. Donde cuentos versionados por la empresa de Mickey Mouse, como la Cenicienta, Blancanieves o incluso más recientes como Enredados, utilizan este recurso, obras que lejos de desagradarme, no conseguían atraparme de la misma manera que a muchas otras personas, quizás por mi falta de sensibilidad, quizás porque el enfoque de género no era el adecuado, incluso puede ser que yo no fuera el público al que fueran destinadas. Pero con todo y pese a estar más de capa a caída en estos momentos, fueron toda una revolución en su momento y a día de hoy son la fuente de nostalgia de varias generaciones incluida la mía.

No se si por admiración o mediante estudios de mercado, Nippon Ichi, debió pensar lo mismo que yo, allá por el 98, porque después de pasarse varios años haciendo ports para SNES y PSX, así como videojuegos de Majhong, decidieron dar el salto a la palestra y hacer su propia obra, que no solo homenajearía a la vez que parodiaría todas esos cuentos de niñas, sino que además acercaría a muchísima gente al SRPG, les daría por fin el titulo de desarrolladora como dios manda, pero sobre todo les daría la oportunidad de desarrollar tanto una identidad personal, como por ultimo una saga, que sería todo un éxito en sus tierras, aunque eso, es harina de otro costal y carne para más de una entrada. Convirtiendo a Rhapsody en tanto su buque insignia hasta la llegada de Disgaea, como su titulo a la par, más olvidado hasta por sus fans más acérrimos. Así que como manda la tradición por estos lares, toca desenredar esta interesante obra, distribuida por Atlus en tierras americanas y japonesas, pero totalmente pasada por alto en Europa, hasta la llegada de su discreto "remaster" para Nintendo DS...

domingo, 29 de mayo de 2022

RG351V: La Game Boy Premium de Anbernic


Muchos saben bien que el mercado de lo retro cada día alcanza cotas más grandes, con cada vez más gente descubriendo joyas del pasado, enamorados del pasado haciendo acopio de diversos recopilatorios e incluso llevándolo todo un paso más allá y tirando de la archiconocida emulación. Es aquí donde entre bambalinas el gigante asiático, que ha ido poco a poco, cubriendo la necesidad de tantos mediante maquinas emuladoras de fabricación barata, pero asequible para el consumidor, centrada en cada vez abarcar más sistemas clásicos, todo al alcance de la mano, junto con la posibilidad de llevarnos nuestros juegos favoritos a cualquier lado, como hacíamos cuando liberábamos ciertas consolas, pero ahora con una más especifica. Y con eso en mente, hemos tenido todo tipo de aparatos de emulación, todo tipo de compañías saliendo a la palestra, pero durante un largo tiempo, una ha sido la reina...

El nombre de Anbernic ha sonado largo y tendido, durante mucho tiempo, siempre famosos por la calidad de sus consolas, el mimo que le ponían a cada uno de sus lanzamientos y como pese a sus equipos no ser lo más puntero, si han sido de lo más sonado, con cada salida al mercado, pensar en consolas de origen chino o retroemuladoras, es pensar en esta empresa y no es para menos, dados los estándares a los que solían atenerse sus competidoras... Entre toda la vorágine de maquinas, aprovechando la cresta de ola en la que se encontraba en su momento, nuestra empresa china favorita decidió tirar la casa por la ventana y actualizar su viejo modelo RG300, a las nuevas generaciones, con la flamante RG351V una actualización estética, a la par que vertical, también de su por aquel entonces puntero modelo RG351P, tan lleno de fallos como de buenas intenciones. Con todo eso en mente, tenemos una consola emuladora, que tan solo por su diseño, consigue despertar la nostalgia de todos aquellos que nos criamos con una portátil ladrillo de Nintendo en las manos y esta vez para bien.

¿Pero qué tal rinde la RG351V? ¿Es buena idea comprarla en pleno 2022? ¿Está a la altura de sus competidoras y posteriores modelos? Tras casi 6 meses dándole una caña intensa, habiendo podido probar todo lo que traía, más un montón de cosas adicionales que he ido instalando conforme pasaba el tiempo, toca hablar la que para mi, es una de las consolas más interesantes de este tipo en los últimos tiempos y que más disfrute me ha dado, con sus peros añadidos también. Sin duda una maquina con una compañía detrás que al menos, merece la pena mantener de vez en cuando en el radar para ver que van sacando tras de sí.

Como siempre sin más dilación ¡Empezamos!

sábado, 14 de mayo de 2022

Leyendas: Pokemon Arceus es una M, pero lo Amo


Con este flamante título para la entrada, que parece sacado de uno de los post más irreverentes pero suaves del amigo Arald, toca sentarse a hablar un poco de porque una vez más, con todo dispuesto a hacer una entrega sobresaliente, Game Freak se ha quedado en un quiero y no puedo. ¡Ojo! Con esto tampoco quiero decir que estamos ante una autentica desfachatez cómo muchos otros suelen plantear, porque para sorpresa de ambos bandos, para mí este juego ha sido toda una fuente de diversión, pero eso sí, con mucho a mejorar al respecto, pero en definitiva un paso en la buena dirección. Quizás sea por el enfoque que tengo con la saga desde hace unos años, quizás sea porque simplemente he disfrutado genuinamente de la obra pese a sus enorme ristra de defectos, particularmente en todo lo referente a la parte técnica

Sea como fuere, la idea un poco de este post, es darle otro enfoque al habitual mostrado en otros medios, tanto positivos como negativos, incluso si queréis considerarlo un: ¿Es tan malo? Entraría hasta dentro de la formula, pero tampoco es mi intención per se, porque con la cantidad tan mixta de opiniones, es imposible catalogarlo de una manera concreta, sin tener algún tipo de respuesta tanto en contra como a favor, por lo que se hace más fácil, convertirlo en una especie quimera entre análisis y opinión, mucho más rápido tanto para mí, como para vosotros. Otro punto del que quiero dejar constancia antes de entrar en vereda, es que tampoco voy a malgastar mucho tiempo en sentar las bases o hacer una sinopsis, porque de este juego ha oído hablar la gente que vive hasta debajo de las piedras, les guste ya o no la franquicia. Y por supuesto las referencias a Breath of The Wild padre de todos, caerán durante la ejecución de la entrada (Para que luego no se diga, que no sigo los designios impuestos por la sagrada congregación de blogueros tuleros)

Para algún que otro despistado que llegue tarde a nuestra visión de lo que es una review de esta índole, estamos ante una exposición de mi opinión ante todo. Si odias el videojuego y estas en contra de lo expuesto, olé tú, si estas a favor de la obra, pero te molesta las cosas malas que voy a mencionar, olé tú también, pero dejad fuera la bilis al entrar, que aún es triste que en pleno ecuador de 2022, aún tenga que decirle a unos cuantos, que se relajen al ver opiniones de un trozo de plástico con un juegico dentro, muy contrarias a su limitado sesgo de confirmación... O si no, al menos leeros todo al completo, que luego nos encontramos las sorpresas... (O no quien sabe, porque últimamente no me lee ni el pirri)

¿Preparados para teletransportarnos a la región de Sinnoh de hace 1000 años y whasapearnos con Arceus? ¡Porque yo sí!

miércoles, 27 de abril de 2022

No More Heroes III


Takashi Miike puede en principio parecernos desconocido, pero es uno de los directores de cine más prolíficos del panorama nipón. Con producciones apocadas a la acción directa, otras al drama e incluso actuaciones teatrales, es innegable que calidad aparte, el creativo japonés es un todoterreno que no solo ha tocado el séptimo arte, incluso ha explorado otras áreas como pueden ser el teatro o la televisión. Como queriendo seguir su estela otro creativo del país del sol naciente, también ha sido todo un prodigio en cuanto a experimentación se refiere, pero más enfocada al ámbito de los videojuegos, me refiero a nada más y menos que al archiconocido como Suda51 o Goichii Suda, responsable de géneros tan dispares como aventuras graficas, runners o incluso Sandbox de acción, hack and slash o shooters sobre railes. Pero de todos y cada uno de ellos, si alguno que se destaque e incluso se recuerde con cariño es el primer No More Heroes.

Las aventuras del Otaku Asesino, han sido una constante en el desarrollador y su empresa desde su lanzamiento para Nintendo Wii, porque aunque hemos seguido teniendo esa constante de exploración en la carrera del directivo, la marca asociada a Travis Touchdown, siempre ha estado presente de una manera u otra, ya sea con juegos que parten de un concepto similar (Como Killer is Dead) a juegos que le hacen referencia, pasando incluso a infames Spin-offs que acabarían siendo canónicos (Véase Travis Strikes Again) Por lo que negar que esta franquicia está muy anclada a la presencia de Suda51 sería de todo, menos viable. Y como no, tras 11 largos años (Un par si contamos, la entrega intermedia) por fin tenemos una supuesta tercera entrega con todas las de ley, esta vez más ambiciosa, más absurda, pero sobre todo igual de divertida, que hará las delicias de todos aquellos que disfrutaron con la saga, especialmente con la entrega original.

Así que, como ya dije en la entrada conjunta que le hice a los dos primeros juegos, es hora de ponerse al día, saldar deudas y hablaros de lo que ha significado para mí, él último trabajo de Suda, que por supuesto es no solo el cierre de la saga en mucho tiempo (Dicho por el creador incluso) sino que además se siente como su zenit tanto a nivel mecánico como narrativo, por lo que aunque intentaré que la mención a Spoilers sea todo lo menor posible, si no habéis disfrutado de todo el trabajo anterior, probablemente no solo perdáis muchísimos matices a lo largo de este texto, si no a lo largo de todo el juego cuando os pongáis con él (Hay gente muy loca, que empieza las sagas por los últimos juegos, pero que se yo) Por lo que avisadxs estáis.

¿Preparados para escalar puestos una vez más y convertiros en el número uno del ranking? ¡Porque yo sí!

viernes, 15 de abril de 2022

¿Por qué nos gusta tanto jugar videojuegos?


Tras la ola de desesperanza y vinagrismo que caracterizó mi ultima reflexión por estos lares, he estado muy dudoso sobre qué demonios escribir en un próximo articulo. Tras pasar ese momento bajo, del que es evidente que aún sigo manteniendo ciertas cosas, he tomado distancia, también me he tomado mi tiempo para reflexionar sobre ciertas cosas, no solo en cuanto a la prosa se refiere, si no algo más intrínseco, más básico, pero fundamental a fin de cuentas y es... ¿Por qué me gustan tanto los videojuegos? ¿Por qué estoy interesado en transmitir mis emociones, mis sentimientos acerca de ellos en el formato que proceda? ¿Por qué yo y tantos le dedicamos gran parte de nuestros pensamientos pese a ser una simple afición? Pero sobre todo ¿Por qué algunos con tanta efusividad, a capa y espada, lo dan todo por algo que a simple vista muchas veces tiene poco que ofrecer a aquellos que lo dan todo?

Con todas ideas en mente y más, en vez de tirar por algo más sesudo, he decidido ordenar mis ideas a través de este articulo, en parte como excusa para redimirme un poco, mientras intento transmitir mi ahora renovada forma de mirar al medio que paradójicamente lleva conmigo más de 20 años, pero con el que sigo al pie del cañón como el primer día, pese a que poco a poco, en ciertos aspectos va generando muchos elementos que dejan bastante que desear. También quiero agradecérselo a Andrei (Closto) ya que aunque fue a través de una conversación telefónica del mismo tema, fue responsable de despertar en mi la semillita que me ha permitido ponerme a darle las suficientes vueltas al asunto, para dedicarle todo un texto completo, aunque por supuesto su forma de acercarse al tema, sea bastante opuesta a la mía.

Por lo demás no queda mucho más que añadir, exceptuando que aunque intente buscar ciertos porqués a determinadas cuestiones, estamos ante una reflexión enteramente personal, donde se que muchxs podrán variar en acercamiento o percepción, pero también es lo que tiene tocar un tema como este.

Sin más dilación ¡Arrancamos!

lunes, 28 de marzo de 2022

Injustamente olvidados (VI): Gladiator Begins


Los romanos son conocidos por ser precursores de muchos elementos, ramas de pensamiento e incluso hábitos que han persistido hasta nuestros días. Al igual que nosotros, por esa época también se buscaba una manera de echar el rato, pero sobre todo de entretener a las masas por igual, independientemente de su estatus o profesión, así es como en una primera instancia nacen los famosos juegos, que aún persisten actualmente. Pero no serían los únicos, pues a través de estos también nace todo el espectáculo relacionado con la arena, los coliseos y la archiconocida figura del gladiador, que no solo ha sido un símbolo del espectáculo puro y duro, sino también de elementos como la libertad, la violencia, el funcionamiento de la casta o la política del momento entre muchos otros elementos. Entender esto implica, tener en cuenta como la romantización de la figura del peleador, ha colmado todo lo que podríamos entender más allá de estos temas, no dejando espacio a simple vista a mucho más, ni irónicamente es lo que muchos buscan cuando piensan en esa época...

Los videojuegos son una parte más del engranaje que ha querido sacarle jugo a toda la idealización de este deporte, no siendo pocas obras las que de una manera u otra intentan bien explorar o bien intentar sacar redito de lo que significa ponerse en la piel de un gladiador del momento, haciendo principal énfasis en tanto el ambiente como en los combates. Esto fue así al menos durante principios de los dos miles donde la presencia de grandes referentes en el mundo del cine aún tenían cierta presencia en el imaginario colectivo, sin embargo la cosa fue desinflándose de forma paulatina en los años posteriores hasta llegar a la década pasada donde la existencia de referentes era nula, pero incluso con todo en su contra, pese a ser ridiculizados por poner una señora en paños menores, Goshow con ayuda de Acquire intento gastar el ultimo cartucho que le quedaba a la temática, volviendo a poner sobre la palestra, un tiempo, donde la gente peleaba jugándose la vida para obtener un estatus más allá del simple reconocimiento. Spoilers aparte, la cosa no salió muy bien y aunque cierto público llego a catar la obra, no fueron los suficientes para poder conseguir que el titulo que hoy nos ocupa obtuviera algún tipo de hueco en la historia actual, pese a las buenas intenciones detrás.

Tanto ha sido el empeño de la empresa tokiota que hasta intentaron realizar una secuela años después, juego que estaba previsto aparecer en algún momento de mediados del 21, pero que tal como surgió, desapareció sin dejar tan siquiera un mínimo rastro ¿Pero que hace a este juego tan especial para sus creadores? ¿Por qué hay gente que idolatra tanto este videojuego? ¿Es una de esas recomendaciones a tener en cuenta? ¿Consigue mantener el espíritu de otras grandes obras de la compañía? Como siempre digo, todas las respuestas, están tras el salto de lectura...

¿Preparados para sumergiros en el fin del reinado de Marco Aurelio? Porque yo sí.

miércoles, 16 de marzo de 2022

¿Es tan malo? (IV): Hydlide


Es irónico lo que implica estar en el lugar y momento adecuados, puede conseguir para todos los ámbitos de la vida, incluido el hobby de los videojuegos. Desde estar atento como consumidor para obtener determinado producto a tiempo, hasta cosas que influyen en el éxito de determinadas obras, como ser el único exponente de tu género en determinada plataforma, venir en determinado idioma o incluso ser el primero de todos en llegar. Como caído del cielo, siguiendo a pies juntillas esta regla tuvimos The Legend of Zelda, para muchos padre, del ARPG moderno, de los juegos de aventuras, además de precursor de muchísimos elementos como son la exploración o la resolución de puzles entre otros. Y al igual que con la obra de Nintendo podemos aplicarlo a muchos otros videojuegos como son por ejemplo el primer Dragon Quest (Aunque para nosotros los europeos no lo fue en primera instancia) los primeros Castlevania u algunas joyas de la Mega Drive, que por llegarnos en aquel instante, con esa presentación y bajo el estandarte de aquella consola, a día de hoy, para algunos son auténticos referentes.

Sin embargo la historia del ocio electrónico es más amplia de lo que simplemente podríamos imaginar pese a su corta duración. En su haber han aparecido infinidad de títulos, alternativas o experiencias a contracorriente, que en un primer lugar uno ni imaginaria posibles, dándose situaciones que de ser examinadas, te hacen darte cuenta de las que concepciones que tenias sobre determinadas cosas, no es exactamente como uno creía haber tenido establecido todo este tiempo, pasa con una, pasa con todas y así es con el legendario juego de aventuras de Shigeru Miyamoto. Mientras el creativo pasaba horas formulando las mecánicas necesarias para conformar su aventura, ya en las tierras del sol naciente habían surgido otros que al igual que él, inspirados por la fantasía, la niñez, el descubrimiento de aquello oculto y por determinados referentes conformaron una serie de productos que se parecen más a la primera aventura de Link, más de lo que nos gustaría admitir.

Entre esos alumnos, hay dos que se destacan especialmente entre los demás: Tower of Druaga y Hydlide. El primero a su vez es padre de muchas de las concepciones que luego tomarían como suyas obras de estudios como Nihom Falcom en sus orígenes, mientras que la segunda es para los pocos que la conocen sinónimo de una oportunidad desperdiciada, cachondeo e incluso es más considerado un pobre imitador, que autentico pionero en todo un género. Como ya dije una vez, el tiempo es inmisericorde para todos, por lo que tanto los años pasados, como nuevos jugadores que lo han descubierto, no han hecho más que acrecentar esa sensación, que asfixia al trabajo de Tokihiro Naito, impidiéndole llegar a ser algo más a ojos de mucho de nosotros, relegado a ser por siempre un producto de segunda, tercera o hasta cuarta fila.

¿Pero es realmente Hydlide una autentica basura? ¿Es una genialidad? ¿O un incomprendido? Para más muestra, es hora de que viajemos una vez más al pasado, en esta ocasión a 1984, cuando nació esta curiosa IP...

lunes, 28 de febrero de 2022

Cuñadismo bloguero


Hace un tiempo, por aquel momento que aún me encontraba dando mis primeros pasos en el mundo laboral, estuve incidiendo durante un rato en una serie de prácticas habituales que suelen darse en el vasto medio que resulta internet, más específicamente en todo aquellos relacionado con la creación de contenido, más cuando se trata de autores de pequeño y mediano calado. Sin señalar a nadie en específico y sin ánimo como siempre de cambiar el curso de la rueda, hoy me gustaría soltar un poco de bilis, para quedarme a gusto, ni que sea conmigo mismo.

Y algunos pensaran que el que esté libre de pecado que tire la primera piedra. Pues yo también soy de aquellos que en algún momento ha incidido en algunas de estas praxis. Pero sin lugar a dudas, al contrario que otros, apenas me veo beneficiado por las mismas, al mismo nivel que tanto otros compañeros, como otros creadores ajenos a este medio si hacen, especialmente de forma asidua. Porque sí, esta entrada va más de resaltar el talento, mientras señalo con el dedo a los cuatro que hacen lo de siempre, que intentar llegar al enésimo análisis que nunca me dio tiempo ni siquiera a escribir...

Probablemente el sesgo de confirmación, junto con diversas conductas gregarias habituales en el ser humano, estén implicadas aquí más de lo que nos gustaría creer, sin embargo como lleva ya pasando unas cuantas entradas atrás, nuevamente es por culpa del pasar del reloj que este post, sea más personal, pero sobre todo más improvisado que de costumbre. Las gracias nuevamente a la vida real, que nos pone piedras en los zapatos para que no podamos hacer todo lo que nos gustaría, ni en la medida más adecuada. Así que como ya he adelantado hoy toca volver al enésimo tema que me enfurece, para darle esa extensión tan impopular pero merecida.

Por lo demás no voy a extenderme más, es hora de meterle caña a blogueros y otros influencers de medio pelo...

domingo, 30 de enero de 2022

GOTY Impopulares 2021 (Retro-Pandemic Edition)


2021 ha sido un año soso, para la mayoría de mortales que se dedican a disfrutar del medio de forma activa, sin embargo para mí ha sido todo lo contrario. Si bien es cierto que juegos de este pasado año no he jugado tantos como quisiera, me he hartado de consumir todo tipo de obras concretamente muchas clásicas o de años ya pasados, que podrían haber sido GOTY en su momento, si no hubiera estado a otros menesteres. Para muestra como siempre recomiendo visitar el hilo de marras donde hay muchísima información y esta todo la manteca servida, aparte de las entradas de este recién terminado año, pues allí también encontrareis obras de mayor o menor interés, que ya tienen aquí su pequeño espacio.

¿Por qué digo todo esto? Porque exceptuando los juegos que peor me han sentado y ya tienen su propia lista, no me va a dar aquí para mostrarlo todo, pese a enseñarse ya muchas cosas que para mí no solo son tremenda recomendación, sino que además me han brindado grandes sensaciones a lo largo de estos 365 días, emociones que cada vez por desgracia menos títulos me consiguen transmitir igual. Pero bueno, aún así es un empeño en el que tampoco pretendo cejar, mientras el tiempo y las ganas lo permitan. 

Por lo demás, si sois nuevos o no, utilizaremos el sistema visto tanto en la edición del 2017 como en la del 19, donde primero mentaremos a los honoríficos para posteriormente pasar a todos esos videojuegos que se han llevado un huequito en mi corazón. Igualmente repito que si andáis perdidos, pasaros por esos GOTY para mas detalles (y de paso me dejáis una visitilla)

¡Sin más dilación, Allé Vamos, que hay mucha tela que cortar!

viernes, 7 de enero de 2022

POTY 2021: Odiados, droppeados y otros


El 2021 ha sido un año lleno de dicha para el mundo del videojuego, especialmente para mi, que entre bromas he conseguido completar casi 150 juegos (Por poco el equivalente a la primera pokedex) Pero por desgracia nos guste o no, no todo es oro lo que reluce...

Siempre hay ovejas negras. Obras que nos guste o no, no nos convencen, algunas tenemos la suerte de hacer acopio de fuerzas para poder visualizar la pantalla de créditos, otras, simple y llanamente por mucho que lo intentemos, no somos capaces de jugar más de unas cuantas horas, sin querer tirarnos de los pelos. Al haber jugado es normal que entre todo salgan algunas manzanas podridas. Como el mes pasado, me quedé con las ganas de daros otra entrada y de paso, estamos de celebración, que menos que aprovechar la ocasión para innovar un poco al respecto, para de paso darles su espacio a todos esos títulos que por hache o por be, no han conseguido obtener un hueco en la gala principal, más en mi corazón...

Tendremos tres categorías, con una elaboración similar a lo dispuesto en las "reseñitas rápidas" los juegos irán de mejor a peor, claramente, empezando por aquellos que no me han dicho mucho, pero no tengo donde meterlos, pasando por aquellos droppeados, para rematar en aquellos que por mucho que lo he intentado no me han gustado, estén terminados o no, aunque ya os digo, que en la mayoría de casos, incluso los juegos que más dolor de muelas me han dado, he podido acabarlos, eso sí, no diría que de la mejor forma posible... También debo aclarar que dependiendo de como avance el año y mis ganas, algunos de los mencionados aquí podrán tener una futura entrada dando más énfasis en ellos, si es que no la tienen ya...

Bueno como me entretengo más que las cadenas nacionales con las secciones de anuncios, comenzamos ya, este top un poco diferente, con un sabor un poco más fétido, pero de interesante concepto, imaginado por otro, pero de posible reutilización (Un besito a Arald por dejarme mangarle la idea) Ya sí y como ultimo punto, os digo, que si me dejo algo, acudid al futuro top del año o bien al hilo que estuve realizando durante todo 2021, que seguro que ahí tendréis más cosas que rascar.

¡Sin más dilación comenzamos!