domingo, 11 de abril de 2021

Pine Creek


Es sorprendente como cada vez más desarrolladores, salen a la palestra con obras únicas, que son capaces de aprovechar bien los recursos de los que disponen, impactándonos con todo tipo de premisas, mecánicas o situaciones. Lo que cuesta de imaginar que exista toda un comunidad dedicada a todo tipo de sistemas clásicos, descatalogados tiempo atrás, entre ellos la clásica portátil de 8 Bits, de Nintendo. Una consola que sin duda atesora una increíble calidad, siendo fuente tanto de diversión como emociones para muchos, entre los que yo me incluyo.

Por eso es interesante ver a nuevos creadores, utilizar las herramientas que ya conocemos para explotar estas viejas consolas, llevándolas a nuevos niveles, especialmente con la obra que nos ocupa hoy, que sintiéndose tan sencilla a la par que pequeñita, rezuma un encanto especial, consiguiendo lo que otras historias de plataformas más grandes o quizás mas modernas no consiguen. Una aventura contenida que sabe aprovechar de lo que dispone y que con poco, es capaz de hacer mucho, teniendo una premisa bastante simple...

Hoy nos sumergiremos en el pequeño pueblo de Pine Creek y sus alrededores de la mano de Carmelo Electronics, para conocer las peripecias de unos adolescentes en algo que les queda grande, pero que no tienen más remedio que involucrarse, para poder obtener respuestas y de paso intentar salvar a alguien querido.


La trama nos pone al control de Adlo, un joven de 14 años, oriundo del pequeño pueblo que le da el titulo a esta obra, pertenece a una familia que regenta el café local y por supuesto en primera instancia, es el típico chaval de su edad, que otras tantos relatos nos han presentado por activa o por pasiva. Tras despertar una mañana de verano como otra cualquiera y discutir con su hermana como viene siendo costumbre, nuestro protagonista irá a casa de su amiga Judith a terminar juntos sus tareas, antes de que se les eche el tiempo encima. Cuando llega a casa de la chica, se la encuentra vacía y al subir a su cuarto, se encuentra una especie de ritual, con uno de sus dedos como sacrificio. Tras esto el joven al que controlamos se pondrá en marcha junto con la ayuda de su amiga Karen y su amigo Cassy, para encontrar respuestas.

En tónica general y vuelta a repetir, la premisa que hará que nos pongamos en movimiento puede parece simple en apariencia pero acabara desencadenando algo más grande a la par, que nos obligara a pasar de nuestro pueblo natal a un gran urbe a posteriori, donde se concentrara gran parte del climax de la aventura. Lo interesante aquí, son, nuevamente, las apariencias, cada paso que damos para resolver el misterio de una manera u otra nos acerca a nuevos lugares desconocidos para nosotros o altera tanto a personajes como espacios ya transitados para darles un nuevo enfoque, lo que hace que dada las limitaciones de hardware, caminar por determinadas localizaciones, se haga más que un simple tramite (exceptuando cuando pisamos el tren para movernos entre el pueblo y la ciudad) y le de dinamismo a una obra compacta que puede completarse entre dos-tres horas de juego, que por supuesto tampoco necesita extenderse mucho más para brillar. Además tenemos referencias a diferentes mitologías, culturas y religiones, la propia diferencia entre el avance y la tradición, transmitidos a través de nuestro propio pueblo comparándolo con la ciudad. etc.

Por otra parte tenemos a un elenco de personajes entre ellos nuestro protagonista, muy alejados de los estereotipos clásicos que se suelen destilar en las obras de misterios más habituales, incluidas las que ponen su foco en los adolescentes. Con un interés amoroso, que trabaja en la biblioteca y lanza reflexiones sobre el impacto de la muerte entre otros, un mejor amigo amante de las antiguas obras de cine, con cierta predisposición a determinados fetiches. El propio Adlo y su familia afincados en América pero con ascendencia mexicana, con un padrastro que intenta ganarse nuestro afecto de una manera u otra, pasando por nuestro héroe, un adolescente interesado en diversos temas pasando desde la propia ciencia-ficción, el esoterismo e incluso el estado del propio lugar que vive. Tampoco desmerecen algunos NPCS que pueblan este mundo y nos bridan tanto algún que otro chascarrillo como reflexión interesante. Incluso cuando estos se ven afectados por el devenir de la trama, se siente muy natural, al menos los que pueblan nuestra localidad.

El único punto negativo a nivel argumental, son sus villanos que aunque impactantes en el momento que se descubren tienen nulo desarrollo y se acaban sintiendo como una justificación o como un punto para obtener respuestas por parte del jugador que otra cosa. También su final se siente apresurado, pero bueno, es lo que tiene la plataforma que funciona como base, que aunque con potencial, se ajustaba y se sigue ajustando a videojuegos de corte menor o bien más sencillos en cuanto a concepción, gráficos o sonido.


Es interesante indagar en la tecnología y el motor que usa Pine Creek para entender cuales son las decisiones de diseño detrás. Este juego se programó usando GB Studios, un motor de programación gratuito para crear nuestros propios juegos para la pequeña portátil. Concretamente el caso que nos ocupa, esta hecho en base a los primeros juegos de Pokémon aparecidos para la maquina. Incluso tanto las capturas que estoy mostrando como la versión que yo jugué, parecen diferenciarse levemente, solo hay que indagar más dentro del propio juego, viendo algunos sprites, diseño de las localizaciones o la estructura de algunas estancias, para llegar a la conclusión de que estamos ante una obra que bebe gráficamente de los monstruos de bolsillo, recalcando nuevamente sus primeras versiones.

Esto hace, que se navegue por la obra de una manera similar a como hacíamos en aquellos juegos, exceptuando por la salvedad de que no se combate aquí, si no que tendremos que ir realizando diversas tareas principales y secundarias, para ir avanzando en la trama y con ellos resolver los misterios que se nos presentan. Para ello simple y llanamente, interactuaremos con personas u objetos de nuestro entorno, ya sea para entregar o recibir un objeto, abrir una puerta, convencer a alguien o meter una contraseña. A esto para intentar restarle monotoniedad, tendremos la posibilidad muchas veces de elegir como responder, cuando hablemos y además en otras ocasiones, Adlo apuntara o dibujara en su libreta, pistas que serán vitales para avanzar, obligándonos a junto con recursos externos, como papel y boli, ir resolviéndolas para llegar a buen puerto.

Esto a titulo personal, me ha trasportado a esa época donde era niño y me veía obligado de una manera u otra a apuntar información o usar recursos externos, para obtener la manera de seguir adelante en la historia, esta vez con un interesante matiz y es que pese a que primera instancia, el juego puede parecer obtuso, nada más lejos de la realidad. Con un poco de astucia, leyendo bien los diálogos y echando mano de libreta de nuestro protagonista cuando nos atasquemos o no sepamos donde ir (se accede pulsando Select, así que es muy cómoda) difícilmente tendremos escollos a la hora de resolver los diferentes puzzles que se nos echaran encima y eso esta muy bien, por que a día de hoy, dada su inmerecida y escasa popularidad, es difícil echar mano de guías para poder terminar la obra.

A nivel tecnológico, el único fallo achacable sería su banda sonora, que lejos de ser inferior, acaba volviéndose repetitiva, debido a la escasez de temas de la misma, por lo que aunque ayuden a nivel de ambientación, pierden fuelle, aunque eso sí, los momentos para los que suenan están bien elegidos, así que una de cal y otra de arena...

Scan de la versión 1.00, es evidente que el parecido con otro popular juego de la maquina salta a la vista...


Por lo demás, estamos ante una obra para un publico muy especifico. Para todos aquellos que crecieron con la Game Boy, sus aún acérrimos seguidores o los que bien disfruten de otro tipo de experiencias e incluso escarbar en el catalogo oculto de la plataforma van a encontrar un filón bastante interesante, una obra que no llegar a la complejidad ni a la cantidad de finales de otras. Y que por supuesto utiliza tanto una temática como un género más sosegados, que no es precisamente santo de devoción para muchos, pudiendo echar alguno que otro para atrás.

Hablar más de lo que puede significar el juego, es indagar en más de lo mismo y por otro lado desvelar alguna de sus mejores cartas, así que si estas intersadx lo mejor que puedes hacer es ir corriendo a Itch.io para disfrutarlo de forma totalmente gratuita (Al menos la versión completa sin color), aunque no es que el juego sea precisamente caro, ya que pagando tres dólares, uno se puede hacer con todos sus extras. Ahora por supuesto con traducción al español, eso sí, versión de Latinoamérica, cosa que no me molesta, pero puede chocar en los primeros instantes a aquel que no este acostumbrado a los modismos de esas tierras o no tolere esa ramificación de nuestro idioma.

Es una lastima que esta obra no hubiese salido en su tiempo cuando yo era niño, aun así es una excusa excelente para desempolvar nuestras viejas maquinas, nuestros emuladores o nuestras consolas chinas, ya que elijas, donde elijas puedes jugarlo en cualquier lugar que soporte algo mínimamente parecido a la antigua portátil de Nintendo. Por que aunque no lo parezca en pleno 2021, las consolas más clásicas siguen teniendo mucho que ofrecer ya sea de su extenso catalogo editado o de lo nuevo, que aunque no lo parezca, esta por salir y más si viene de la mano de los chicos de Carmelo Electronics...

No hay comentarios:

Publicar un comentario