domingo, 4 de abril de 2021

Nintendo y los estragos de las estrategias FOMO

Ya es oficial, hacer un par de días, se cesó el stock de Super Mario 3D All Stars, pero aun habiéndose demostrado de ser un error o un simple varapalo, para el consumidor medio, este ha permitido a Nintendo, que este sea uno de los lanzamientos más rentables de toda su historia, llegando incluso a acercarse un 300% de stock medio colocado en paises como Reino Unido. Paralelamente Super Mario 35 queda fuera de servicio, los servidores del primer Mario Maker, han corrido ese mismo destino y por supuesto no podemos olvidar a la tapada pero lamentable reedición de los primeros Fire Emblem de la NES.

Esto a todas luces, es un paso atrás para cualquier consumidor alejado de las grandes tendencias que quiera la preservación de un medio con el que lleva toda la vida y en el que quiere seguir participando, mientras a su vez pueda disfrutar en consolas modernas de todo el legado con el que lleva creciendo y que en el caso de algunos no es precisamente poco. Sin embargo la gran N, ha virado en otro rumbo, cada vez mas centrada en la rentabilidad de sus IP, que en ir de la mano con su aficionado, poniendo en practica una estrategia que poco a poco fue testando en el pasado, para ahora hacerla cada vez más su modus operandi, de cara a ciertos títulos...

¿Qué a que me refiero específicamente? Nada más y nada menos, que a la técnicas empleadas para producir FOMO, algo con lo que la empresa, lleva paladeando desde que empezase con los Hanafuda, pero que a día de hoy, gracias al ultimo nuevo palo al consumidor, han demostrado que esta más que pulida y que por supuesto funciona mejor que nunca, generando con ella no solo necesidad en el consumidor si no también una irracional fidelización con la marca, nunca antes vista, que parece rozar más lo perjudicial que lo inteligente, a la hora de tratar con los diversos movimientos que hacen los creadores de Kyoto.


Pero lo primero es lo primero ¿Qué es FOMO? Para no llevarnos mucho con esto simplemente os lo resumiré de la siguiente manera, enfocándolo al caso que nos ocupa:

"FOMO o Fear of Missing Out se podría traducir como el miedo a perderse algo, puede ser desde un simple evento, productos, servicios o hasta incluso memes. En el caso de los videojuegos y más empresas como la que hoy nos ocupa, refuerzan el miedo a perder la oportunidad, limitando la tirada, además de dar un empaque único al producto que nos intentan vender, para así obtener el máximo beneficio, no por la calidad, si no por la exclusividad del mismo, combinada con una cuenta atrás, siempre acechando"

Es evidente que realmente todos los videojuegos desde el momento que salen tienen los días contados, ya sean físicos o digitales, todos de una manera u otra tienen fecha de caducidad, ya sea por los materiales que conforman el hardware o bien que se deje de distribuir (Como pronto pasara en algunas consolas de Sony) o se pierda el propio software, que duda cabe. Sin embargo hasta entonces, el jugador dispone de forma holgada de hacerse con alguna que otra pieza, existiendo para el mundo de los físicos, toda una rama de coleccionismo, dispuesta tanto a preservar como a disfrutar de todo tipo de obras que se quedaron atrás. Incluso gracias al poder de la emulación, no solo se están encontrado o redescubriendo ciertas obras, si no, además existen nuevas formas de afrontarlas ya sea por temas de traducciones o bien en la forma en las que se completan.

Pero aún con todo, desde hace unos años atrás, Nintendo de una manera u otra, ha estado frenando ese avance, aferrándose de una manera u otra, a determinadas practicas, que pese a como compañía estar en derecho de ejecutarlas, demuestran a nivel ético con el consumidor, uno o dos pasos atrás que acercan a estos señores peligrosamente a empresas como Disney o Apple y no precisamente en el mejor de los sentidos... Ya que tumbar miles de paginas de roms, que son historia viva de este ocio, en pos de luego no aprovechar dicho material o directamente malvenderlo deja mucho que desear. Eso combinado con la imperiosa necesidad de dejar desamparados sin posibilidad de reaprovechar todo el catalogo digital a sus antiguos usuarios tanto de Wii, como próximamente de Wii U y 3DS, pues por mucho que se nos intente vender a la gran N, como una compañía cercana a nosotros, no puedo más que pensar lo contrario...


Con todo esto en mente, ahora el objetivo es capitalizar la nostalgia, ofrecerla como algo exclusivo, de tirada limitada, no solo como ha pasado con la ultima colección de Mario, si no también con todas las maquinas mini, primero recortar al usuario, para luego volver a vender intentando generar una necesidad en el proceso y con ello, unas suculentas ventas. Ya que los intentos de generar esto de forma previa, pero con otro tipo de obras o hardware para la ocasión, aunque ha sido rentable, ni de lejos a funcionado de la misma manera. Por supuesto de mientras, tenemos a varios acérrimos defensores de estas malas praxis, más centrados en defender a su compañía "ideal" que razonar el porque de esta acciones o incluso si les reportan un empeoramiento de calidad como usuario.

¿Pero de que sirve quejarse? Preguntaran algunos. Por mucho que yo y otros, decidamos advertir de esto e incluso lleguemos a tanto practicar como incitar el consumo responsable, especialmente con los últimos productos de la gran N, la bola de nieve sigue por la pendiente, la argucia maquinada es muy exitosa y digamos lo que digamos, lo seguirá siendo, el próximo lanzamiento destinado a generar más dinero que impronta cumplirá su cometido y una vez más los de Kyoto, volverán a salirse con la suya. Porque es triste que una compañía que es historia viva del videojuego, aun con sus necesidades presentes, tenga que tratar como morralla a sus usuarios, mientras estos hasta le venderían sus higadillos con tal de que la cosa siga igual, con tal de que la empresa saque a relucir esa gran obra que colmara su atención, mientras que detrás, entre bambalinas, se gestan practicas, más oscuras que toda la amabilidad usada para aparentar...

A día de hoy, una vez más, nacen dos nuevos productos para especulación, una replica de antigua consola que nadie pidió y un recopilatorio parco, que dentro de unos años, a menos que nos gastemos una buena suma en el, su único acceso será y es como ha sido siempre, mediante la ilegalidad, ya sea mediante emulación o liberación del NSP en el vasto internet. Un método horrible para muchos, pero en esta ocasión, para algunos entre los que yo me incluyo, la solución definitiva, con una compañía con la que crecí, a la que nunca le debí, ni le deberé nada, pero que cada vez me trata a mí y a muchos de los míos, como un numero más o en el peor de los casos, un dispensador de billetes con patas.


Y sí realmente, Nintendo no es la única en el fondo con esa mentalidad, sin embargo es la compañía, que hasta relativamente poco, más se esforzaba en dar una imagen contraria, más cercana a la labor creativa y al cuidado del usuario. O al menos esa la idea que gestó Iwata y que se ha intentado mantener hasta día de hoy. Esa suerte de Tatemae (Mascara) centrado más en fidelizar al usuario, que darle la oportunidad de expresarse o pensar por sí mismo. Motivo por el cual pese a ser aún consumidor de la compañía, me siento muy decepcionado y distanciado tanto de la misma, como en el fondo de su seguidores, los cuales poco a poco, me cuesta mucho más de digerir, por permitirle una serie de lujos a una empresa, que no es más que muchas otras que también existen en el mercado.

Nuestro único consuelo, es ser consciente de como operan los diferentes distribuidores y creadores de videojuegos, para poder actuar en respuesta, ser fríos con nuestras decisiones, no dejarnos llevar por el hype, el FOMO y consumir porque de verdad queremos, no porque otros quieran generar esa necesidad de compra en nosotros. La necesidad de dar un paso atrás para separarse de todas estas empresas es vital, no solo para poder crecer como jugadores, si no también para poder tener una industria, mucho menos centrada en el precio o en la venta y más centrada en generar productos de calidad, con practicas acordes a ellos, que ni les pongan en un compromiso a ellos, ni a nosotros como usuarios.

Aunque solo seamos unos pocos, al menos podré decir abiertamente, que soy uno de esos, que en cierta medida, aboco por un consumo responsable, que intento acercarse a el videojuego más allá de por puro y simple consumismo, pero sobre todo que no fui uno de tantos, ocupados en ver esa preciosa función llena de colores y purpurina, mientras por detrás tanto el regidor como el equipo responsable de la obra, estaban pensando hasta como sacarme la ultima gota de mi preciada sangre...

Y sí, la Switch sigue siendo una gran consola, Nintendo sigue teniendo un pasado glorioso y no todo lo que hace atufa a dinero, pero la intención mucha veces, es lo que cuenta y yo tenía que desahogarme.

7 comentarios:

  1. Había leído algo al respecto pero no había profundizado en ello. Sinceramente, una canallada lo haga quién lo haga.

    Lo peor es que este tipo de prácticas, terminan funcionando precisamente por lo que indicas en la entrada, nos puede el miedo a perdernos algo o quedarnos sin. Pero hay algo peor aún, y es que estos productos terminan convertidos en carne de especulación.

    Una pena la deriva que está tomando la industria en los últimos años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente es una pena, pero con una sociedad cada vez más centrada en el ahora, que en descubrir el pasado o darle un tiempo o espacio a cada caso, es muy compresible que estas practicas proliferen, pues lo único que podemos hacer realmente es quejarnos, ya que a los consumidores les importa tan poco, ser victimas de estas praxis, que al final tienen lo que se merecen... Pero bueno, yo he sido de los pocos que he obtenido el recopilatorio de Mario sin darle nada a Nintendo y creo que por una vez, si me parece más justificado de lo que debería.

      Pero sí, Suso, una pena como están virando ahora las cosas, un placer tenerte por aquí y un saludo ^^

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo. Esto es un tema que he tratado en muchas ocasiones, tanta culpa tiene la compañía como el usuario. Las compañías no son hermanitas de la caridad, al final es un negocio como otro cualquiera y están ahí para hacer dinero. Si el usuario, como consumidor final del producto ofrecido, decide picar el anzuelo, le está dando motivo a la compañía para seguir con esas prácticas.

      En fin, una pena que una de las compañías más históricas del mundo de los videojuegos caiga en este tipo de tejemanejes. Me gusta Nintendo pero nunca fui partidario de muchas de su políticas, y lamentablemente cada día me da más motivos para no comprar una Switch u_u y mira que es una consola que me parece interesante, pero entre que apenas ha bajado de precio desde que salió (si es que ha bajado) y ahora este tipo de cosas, pues como que prefiero dedicarme a seguir ampliando mi colección de máquinas antiguas.

      Y de nuevo, el placer es mío, una alegría encontrar que sigue habiendo blogs interesantes :D

      Eliminar
    3. Si, totalmente de acuerdo, si les das la mano a ciertas personas, estas te cogen el brazo, con las compañías en realidad es igual, si ven que ciertas practicas por muy mal que estén funcionan, van a seguir aprovechando y rascando hasta la extenuación o hasta que alguien los detenga, pero con esta compañía no es precisamente el caso...

      Si la gente se dejara llevar menos por el FOMO, ejercerían adecuadamente su derecho a comprar y realizarían quejas sosegadas a la par que adecuadas para conseguir lo que se proponen, pero claro a día de hoy los que hacen eso son una minoría, así que solo podemos contemplar como rueda la bola de nieve por la pendiente...

      Yo si apoye a Nintendo con la switch y aunque me parece un consolón, no estoy de acuerdo con muchas de sus políticas, así que digamos que mucho de lo que ellos venden los consumo de "determinada" manera y si me interesa y esta en otro sistema, le doy el dinero a la compañía pertinente y que la comisión se la lleven los de la otra maquinita, pero es muy respetable tu postura también ^^

      En fin lo dicho Suso, un placer conversar contigo, te animo a pasarte nuevamente por aquí a ver que se cuece :D

      Eliminar
    4. Parte del problema del FOMO es que vivimos una época en la que el consumo y la tranquilidad no van de la mano. Vivimos constantemente bombardeados por nuevos productos y por el querer tener, ya no solo más que el otro, sino lo más exclusivo (ojo, que lo estoy criticando pero aquí he pecado como todo el mundo xD). De ahí que este tipo de estrategias terminen proliferando. Así que como bien dices, solo nos queda coger las palomitas y ver la avalancha en primera persona :')

      En cuanto a Switch, estoy contigo, es una gran máquina, pero entre lo actual y lo viejuno ya no me da la vida para alimentar tantas bocas y mucho menos el tiempo XD Aunque solo por poder jugar a Bayonetta 2 sería capaz de comprar una Switch.

      Lo dicho, mucho gusto leerte y ten por seguro que seguiré pasándome por aquí a ver con que nos sorprendes :D

      Eliminar
    5. Totalmente, es lo que tiene que la industria del entretenimiento se venda en general como una industrial del ahora, donde se avanza a pasos agigantados y no hay cabida para los clásicos, más allá de rescatarlos para volver a venderlos, y así apelar a la nostalgia de los cuatros que se los van a comprar...

      Es triste, pero mientras no salgamos de la espiral de forma masiva es dificil, y no es algo que por desgracia vaya a ocurrir a corto plazo, ya que la gente esta más preocupada de vivir el ocio de la forma más despreocupada posible, pero siempre mirando hacia delante y siempre comiéndose las triquiñuelas de otros, sin pararse siquiera a pensar los motivos detrás de dichos movimientos...

      Respecto a Switch, yo la verdad es que la he disfrutado muchísimo y creo que la seguiré disfrutando, pero yo voy jugando con ella a mi bola, intercambiándola con tiempo en otras maquinas y juegos tanto modernos como clásicos, como complemento de maquinas más grandes es un lujo y más como en mi caso tienes acceso a muchísimo catalogo...

      En fin, nuevamente gracias por dejarme más comentarios, siempre es un placer charlar y abrir debate ^^

      Eliminar
  2. Aprovecharse de la nostalgia para vender viejas glorias en formato digital. Mira, me vas a permitir la expresión, no hay cosa que más me joda que tener que volver a pagar por algo por lo que ya pagué en su día XD Me pasó con PSP. Cuando dijeron que podría jugar a mis juegos de PSX se me hizo la boca agua. Cuando me enteré que tendría que pagar de nuevo por ellos se me llevaron los diablos. ¿Por qué cojones tengo que pagar por algo que ya tengo? Pues jamás compré un juego XD CF y a volar.

    En cuanto a lo que dices, de la espiral en la que nos hemos visto atrapados, en este caso el pesimista voy a ser yo. No creo que salgamos. La gente lo tiene muy normalizado ya y pienso que lo único que hará será ir a peor, pero bueno siempre quedaremos una pequeña resistencia que, sin prisa pero sin pausa, seguiremos disfrutando tanto de lo nuevo como de lo viejo.

    Y de nuevo el placer es mío de comentar por aquí. Siempre es una alegría que quede gente como tú dándole vidilla a los blogs. Que parece que desde el boom de Youtube, ya no queda sitio para este formato que, a mí al menos, me parece maravilloso para debatir.

    ResponderEliminar