sábado, 18 de junio de 2022

Mis disculpas a Deux Ex: Human Revolution

Si os sincero, esta entrada no estaba programada, no tuve pensamiento en ningún momento de ponerme a escribir algo sobre esta obra de la pasada década hecha por Eidos Montreal, sin embargo, tengo cierta historia personal, con la primera aventura de Adam Jensen que simple y llanamente me gustaría transmitir. Durante cierto tiempo en el pasado por hache o por be, he intentado de una manera u otra, intentar conectar con este videojuego, afrontándolo de una manera que fuera cómoda para mí, pero aunque alguna he estado cerca de lograrlo nunca ha sido suficiente, siempre me quedaba a las puertas tras ese supuesto prólogo más cargado de acción o directamente tras la primera misión...

Pero como siempre digo, al final el cuando y él como afrontemos el videojuego, así como obras de otras artes, es vital para disfrutarlas y yo por fin, tras años de dudas por fin estaba preparado para darle a Human Revolution la oportunidad que de verdad se me merecía y vaya oportunidad. Porque sin duda estamos ante uno de esos videojuegos por los que pese a sus defectos, el tiempo no pasa en balde y que se encargó de poner en la palestra a todo un género que llevaba desaparecido en combate desde hace mucho, del cual sólo tuvimos ciertas reminiscencias en los principios de los dosmiles. Pero no adelantemos todavía acontecimientos.

Sin duda quiero que con este escrito, más que dar un análisis al uso, servir como un texto más sobre mis sensaciones e impresiones del título que junto con una de las obras de Arkane me ha llevado más quebraderos de cabeza de los que me gustaría admitir y no en el mejor de los sentidos. En definitiva y para no ser  más repetitivo de la cuenta, un poco lo que ya me ha ocurrido también con otros juegos de esta sección. Como tiende a pasar con algunas entradas, no esperéis en demasía, algo académico, cortes, tan largo o incluso tan perfilado, pues es algo que he escrito y desarrollado en cuatros ratos libres que he tenido...

¡Bienvenidos al mundo del futuro! ¡Bienvenidos a 2027!

Como ya más de uno sabe, nos ponemos al control de Adam Jensen, jefe de seguridad de Sarif industries, que ve su mundo desmoronarse cuando un montón de terroristas aumentados entran en las instalaciones que él supervisa,  robando tecnología, matando a un montón de la gente que ama, pero sobre todo destruyéndole en el proceso. Volviendo de entre los muertos, ahora convertido en un aumentado, nuestro protagonista deberá hallar respuestas, para además obtener venganza. La trama nos llevará a investigar diversas localizaciones por todo el mundo, desde la propia Detroit, hasta lugares como China o Montreal, todo con la idea de cazar a nuestros agresores y personalmente podría estar mejor hilado... Porque sin ser mala de per se, notó que la cosa va de más a menos, especialmente tras algunas revelaciones y algunas decisiones un poco cuestionables...

Me explico. En el inicio no sabemos nada, todo está en aire, incluso la primera misión activa en la que participamos, que sirve como verdadero tutorial, ya tenemos un detonante, que hace que no todo sea lo que parezca, que haya más en la superficie, que lo que simplemente era una vuelta al tajo, acabe más retorcido de lo que tanto el jugador como Jensen podrían imaginar y lo peor es que engancha, porque hay misterio, porque podría haber una gran revelación detrás, por lo que cuando quieres darte cuenta entre una cosa u otra, ya has llegado bastante avanzado en la trama, siguiendo las miguitas de pan, pero lo que podría dar más de si, luego no va a mejor. Nuestros supuestos enemigos son mandados al igual que nosotros, los grandes villanos, no tienen más desarrollo que servirnos como freno, e incluso sus jefes pese a tener unas motivaciones claras, podrían dar más de sí, es algo que se ha hablado muchas veces, pero todo lo que rodea al supuesto enfrentamiento contra bosses en este juego apesta bastante, no solo en cuanto a lo mecánico se refiere...

Tampoco ayuda, que durante el tramo final, aparezcan determinados secundarios de la nada, que aparte de servir para impactar, no tengan ninguna clase de desarrollo, ni motivos claros para estar, ni siquiera una resolución digna de elogio, siendo unos cuantos de ellos, encima importantes para lo que sería nuestro avatar. Por supuesto más en balde quedan los finales, que aunque son variados tocando bien los temas que atañen a la obra, más allá de un par de imágenes con palabras de fondo, no atestiguan tan siquiera todo el peso de las decisiones que hemos tomado a lo largo de la trama, ni un futuro directo para nuestro personaje, que se queda tan en el limbo como atestiguaron muchos antes que yo y que me recuerda a lo que pasó en su momento cuando probé el Call of Cthulhu. Por supuesto el contenido secundario le sigue a la zaga, con muchas situaciones que aunque interesantes poco trascienden en el conjunto general, más allá de ponernos en nuevas situaciones que explotan de nuevas maneras un apartado mecánico combinado con un diseño más que sobresalientes. Por suerte no todo es malo, Adam es un personaje que aunque en apariencia es frío, funciona muy bien como avatar, porque pese a ser maleable a nuestras decisiones, también tiene voz propia, siendo en parte un inconformista, que siempre tiene algo que decir...

Los temas tampoco se quedan atrás, aparte de los clásicos vistos en las ambientaciones cyberpunk, de la que Deus Ex también hace gala, tenemos  comentarios tan diversos como el manejo de la información, la segmentación de clases, el valor cultural, el individualismo, el colectivismo, el uso combinado con la regulación de estupefacientes, hasta se tratan elementos tan humanos y realistas, como el efecto de la política en la toma de muchas decisiones. Unos están ejecutados mejor, otros peor, otros son más palpables, otros lo son menos, pero en definitiva estamos ante un videojuego que a su manera quiere decir mucho, queriendo que el jugador se pare a reflexionar e incluso aprender algo en el proceso, por lo que pese a todo lo malo o mejorable, no puedo hacer más que aplaudirlo, a expensas de ver que es lo que tiene Makind divided que contarnos al respecto... Y según tengo entendido, tampoco es precisamente poco...

Hablando ya si, del apartado favorito de todos. Deus Ex: Human revolution es considerado por muchos un FPS o un juego de sigilo con toques de RPG, con exploración de áreas semi-abiertas, y aunque no puedo negar que es un planteamiento que se acerca a la definición, al final solo estamos arañando la superficie. El Immesirve Sim es un género ni muy extendido ni muy conocido hasta en nuestro días, pero es curioso, cómo muchos de los grandes referentes tanto del medio como de los videojuegos en primera persona, pertenecen en mayor o menor medida a esta temática, desde el popular Bioshock, su padre System Shock 2, los primeros Thief, el Prey de 2017 o incluso tanto este videojuego como su predecesores de la misma saga, paladean con la temática, dándonos unas sensaciones que son difíciles de olvidar, porque permiten que seamos nosotros en mayor o menor medida quienes construyamos cada recorrido, cada movimiento, cada posición a superar.

Al final es un juego de acercamientos y mucha observación, donde aunque la fuerza bruta está permitida, no es ni la manera más divertida ni la más óptima de afrontar la experiencia. Muchos de los aumentos disponibles están muy orientados, al hackeo, la exploración o el sigilo, el propio diseño de niveles de muchas áreas invita a pararse, mirar con atención e ir trazando las rutas más óptimas para llegar a nuestro destino, intentando emplear los recursos de la mejor manera posible, puesto que la munición escasea, el número de enemigos es elevado, además de que muchos dispositivos de seguridad no solo son duros, sino que incluso dañarlos causa más problemas que simplemente desactivarlos, algo con lo que es difícil hacer clic de primeras. Las posibilidades están ahí desde el primer momento, existen muchas maneras de afrontar el mismo nivel, por lo que al final es mejor ir servido de las suficientes mejoras para afrontar diferentes problemáticas desde diferentes ángulos. Acostumbrado a jugar juegos de acción o sigilo más puros, tengo reconocer que tarde bastante en desarrollar ese pensamiento lateral que de verdad me permitió disfrutar Human revolution, como dios manda, pero vaya que si me lo gocé.

Por eso es una lástima que existan momentos tan mal desarrollados como los propios bosses tantas veces mentados, que favorecen el enfrentamiento directo, más que ese toque creativo, que lleva comulgando el resto del videojuego y que tan bien le sienta. También se puede aplicar a los compases finales, que cambian las situaciones comedidas y variadas, por absurdos combates de masas, difíciles de sortear, manchando él tan buen despliegue que estaba teniendo la obra hasta el momento, pese a que haya aún, un par de momentos memorables... Incluso con todo Deus ex mantiene en alza su pedigrí, dotándonos de momentos que fácilmente podrían sustituir todas esas anécdotas tan memorables que nos permitían compartir, sandbox ahora considerados más clásicos. Seguro que algunx de lxs que me lea en estos precisos instantes estará pensando en si solo existe una verdadera manera de disfrutar la experiencia o en el simple hecho de cómo es posible que yo que siempre he abocado por diferentes formas de afrontar el medio este incitando a jugar bajo mi percepción o mis métodos y en parte tiene razón, pero vamos a matizar aún más de lo hecho ya.

Si, aún no ha quedado claro, es evidente que tanto en este como en otros Deus ex, existe mil maneras de afrontar el conflicto, el método directo o incluso mezclado con otros estilos es posible, el juego está intrínsecamente diseñado para emplear el subterfugio como acercamiento principal a cada misión, se recompensa más el explorar, el encontrar una vía alternativa, en convencer al guardia de turno para que nos deje pasar, el piratear el terminal para abrir esa puerta que se nos resiste o en el peor de los casos, saltar a una ventana o destruir una pared para crear un atajo. Puedes liarte a tiros, si, pero entonces te estás perdiendo parte de la brillante ejecución de diseño de niveles que existe y eso es algo que de verdad hay que asimilar para disfrutar, porque como shooter el juego es aceptable, pero como juego de sigilo y especialmente de posibilidades es sobresaliente. Algo que puedo entender que no a todos tiene porque gustarle o ser fácil de entender en una primera instancia, pero entonces antes que recomendarles esta obra, les diría que se pasasen por juegos como Prey 2017 o Bioshock donde la acción tiene más peso, pero la posibilidad de variar el acercamiento sigue existiendo. Por mucho que me pese, aquí la intención del autor, está mucho más implícita que la necesidad de apelar a todos...

Demonios anda que no me lo he pasado bien con este juego, con zonas muy abiertas en las que explorar, investigar y sacar mucho jugo, áreas con múltiples rutas y alternativas, hasta la posibilidad de perderme solo para cotillear u obtener recursos directos para enfrentamientos posteriores, porque esa es otra a medida que creces e inviertes más en ampliar tus capacidades el mundo se expande más y más, por lo que es incluso es un gustazo revisar ciertos lugares, para saciar aún más nuestra curiosidad o sacar más partido a nuestras capacidades. Siempre en sigilo obteniendo la calificación de fantasma, haciendo y deshaciendo cada vez que las cosas se salían de mis cálculos, aprendiendo con cada paso dado, pero en definitiva sacándole el máximo partido posible. Sin contador de juego no sabría deciros exactamente cuántas horas le habré echado, pero diría que fácilmente cerca de las treinta y sin despeinarme; por supuesto con cada minuto bien invertido, pero sobre todo con muchas ganas de más, ya que se me ha quedado hasta corto. Sin lugar a dudas un GOTY de manual para mi, al menos hasta que veamos cómo se las gasta su supuesta secuela y de los que años después con la mentalidad adecuada, me alegro de haberle dado la oportunidad adecuada.

Aún así, como ya dije me cuesta mucho recomendarlo a todo el mundo porque es uno de esos juegos que como pasa con determinado autor, o vienes sabiendo a que vas a jugar o probablemente no lo disfrutes en su totalidad, al menos durante la primera vuelta, que es la más importante. Además requiere emplear un poco de abstracción y pensamiento lateral, que por desgracia pocos juegos nos tienen acostumbrados a utilizar de forma asidua a día de hoy, más cuando como ya menté en el párrafo anterior, requiere ir guardando y cargando estados, si las cosas no salen como las teníamos estipuladas en un primer momento, hasta que dominemos la situación, que dudo que sea en una primera partida, cosa que puede generarle tedio a más de uno, en primera instancia, más si no estamos acostumbrados (Un besito a Dishonored que fue el primero en enseñármelo a base de palos) Por lo demás, si por un casual te ves capaz de entrar en el mood que propone la obra, es muy probable que la disfrutes como un enano, como ya ha pasado con tantos que de una forma u otra hemos conseguido conectar con la experiencia que Eidos Montreal propone, que además es una excelente puerta de entrada a todo un género.

Un estilo de juego que sin duda, tiene mucho que seguir diciendo a día de hoy, una forma de ver el mundo, que aunque lentamente poco a poco se está alzando entre diversas obras que van saliendo al mercado, aún tiene mucho que decirnos en pleno 2022, un género del que solo estamos rallando la superficie, pese a estar entre nosotros durante varias décadas, pese a incluso a tener exponentes tan recientes cómo el flamante Deathloop, entre muchos otros.  Además con la capacidad de adaptarse a temáticas, ambientaciones y personajes diversos, así como complementar otros acercamientos, siempre y cuando sean en primera persona (Aunque esto ultimo podría cambiar en el futuro, quien sabe) Que por supuesto va a ser toda una gozada por mi parte, ahora que lo conozco, seguir tanto descubriendo, como exprimiendo, que seguro que no tendría tan presente, si no hubiera tenido un despliegue tan efectista, como este juego me ha permitido sentir en mis propias carnes, incluso habiéndome documentado antes...

No queda mucho más que añadir, más que como siempre, me da lástima haberme subido tan tarde al barco, sin embargo quizás ahora estando la situación como está, sea la oportunidad perfecta para entrar en la franquicia de cara a un posible reinicio o tercera parte de la saga de Jensen, por lo que no se siente que nos quedemos los nuevos tan atrás, por supuesto recalcar que el juego sigue muy vigente para tener la friolera de 11 años a sus espaldas, por lo que si antes era el momento perfecto, a día hoy sigue siendo una experiencia fantástica de descubrir por primera vez, seas seguidor habitual del género que comulga o no. Por último, decir que probablemente, si tanto el tiempo como el dinero lo permiten, espero poder jugar la versión Director's Cut cuando pueda ya que añade contenido extra, así como encargarse de modificar alguno de los puntos negros antes mencionados y que sin hacer sombra, terminar de redondear una experiencia que de por sí, poco más tiene que añadir para ser toda una obra maestra. Solo puedo esperar que es lo próximo que tendrá que aportarnos la nueva trama de la saga, ahora si que si, en Praga...

"Cuando pienso en los conflictos que afronte y el modo en el que solía resolverlos, me doy cuenta de la que la moralidad podría salvarnos"

6 comentarios:

  1. ¡Hola, Spi! Qué bien leer que, aun con sus fallos, el juego te ha megatriunfado <3 mi experiencia en Human Revolution se acerca bastante a tu texto. Es eso: se le ven los fallos y los descosidos, pero al final del día ni si quiera son relevantes. El juego es una puta locura a un montón de niveles, con sus momentazos (¡entrar en la discoteca por el tubo de un callejón!) y su diseño increíble. Entiendo que son ciudades "pequeñas", pero para mí este es el modelo al que deberíamos aspirar en juegos de mundo abierto: más pequeños pero con más cosas que contemplar. Sin necesidad de que todos los juegos pasen a ser immersive sims (nos extinguimos antes), pero sí que los diseños tan atractivos crean la ilusión de mundos mucho más vivos y atractivos que un GTA de 50.000 hectáreas, qué quieres que te diga...

    Coincido en que el juego está pensado para el sigilo. Me ha hecho gracia lo que decías de Prey (que me parece una puta locura de juego, pero que tuve que abandonar justamente porque me pareció que tenía demasiada acción y a mí lo que me gusta es meterme por unos tubos, subirme al techo sin que me vean, y seguir mi misión desde ahí siendo poco más que una sombra. El DLC, he de decirte que si lo quieres jugar suelto deberías comprártelo sin más. La edición Director's cut tomó para mí la muy mala decisión de meterlo dentro del juego, por lo que acabé por no jugarlo nunca por ese motivo. Si no quieres volver a jugarlo porque es un juego comehoras y solo quieres acceder al nuevo contenido, ¡ojo con eso!

    P.D.: Quizá este no es el lugar, pero bueno... He intentado leer tu articulo de Contra Rogue Corps y veo que lleva a un link de borradores de blogger, pasa al menos en estos textos:

    Contra Rogue Corps
    Paper Mario: The Origami King
    Secret of Mana Remake

    Por si lo quieres corregir :)

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Rokuso, muchas gracias por pasar :D

      Sí, la verdad es que si no he entrado antes bien aquí, es porque no he conseguido pillarle el mood adecuado nunca, lo mismo me sucedió en su momento con Dishonored, Prey 2017 y demás, pero bueno tiempo al tiempo también, porque es más una cuestión de hacerse al género. Y sí, la verdad es que la oportunidad de realizar las misiones cómo tu quieras es donde está el verdadero disfrute y personalmente lo rejugaría de nuevo, solo para ver las diversas posibilidades que me perdí como lo que mencionas del club, que yo pasé pagando por ejemplo. Respecto al tamaño de la ciudad, también estoy de acuerdo, porque al final el sandbox más tradicional tira de grandes entornos vacíos sin mucho en lo que hacer o perderse más allá del coleccionable de turno, ciertos desafíos y la trama principal, así que tener una zona más contenida, pero más viva y variada es lo suyo, al final.

      Respectando a Prey a mi si me molo el rollo y me recordó muy fuerte a Bioshock en su momento, sin embargo, yo lo jugaba más como un FPS tradicional, así que acabé bastante frustrado en ese entonces, porque como tu dices, aunque hay mucha acción, hay que ver también municiones, posicionamiento, poderes, mejoras que tienes y más vainas, por lo que a día de hoy, no sabría decirte exactamente que me molaría más, porque quiero probar también este estilo para contrastar. Respecto al DLC, no creo que lo compre por separado, seguramente me pille la Director's Cut en físico en algún momento y la sustituya por mi edición estándar, para luego volver a darle como dios manda, con aún más contenido.

      La verdad es que me has hecho un favorazo en comentarme el problema, porque no solo se da con esa entrada, si no que se han descoordinado las listas, así que habrá que ponerse a hacer mantenimiento y arreglarlo todo... Así que muchas gracias por el aviso ^^

      Por lo demás lo dicho, de nuevo muchas gracias por pasarte y un saludo :D

      Eliminar
  2. ¡Interesantísima y muy buena entrada compañero machacatulas! Siempre está genial leer una de esas miserias en las que un videojuego a priori "descartado" termina convirtiéndose en el Santo Grial para alguien y más si se trata de un colega embriagado por el éxtasis videojueguil. El amor que empapa tus líneas ha hecho que sienta interés, con lo que a mí me gusta experimentar en según que videojuegos, por ese "pensamiento lateral" y por todo ese abanico de posibilidades que al parecer ofrece el juego para superar un determiando reto. Aunque, tal vez peque de ignorancia pues siquiera he visto un gameplay del Deus Ex, lo cierto es que las comparaciones con Bioshock, Prey y derivados hacen que la fórmula me eché un poco para atrás. No soy muy asiduo a ese género del FPS-RPG y, aunque he disfrutado algunos títulos del género, de entrada me da pereza solo de pensarlo. Pero bueno, mira si eres cabroncete que ganas de jugar a algo de "sigilo" sí que me has dado y tengo ahí el Styx calentito, así que no descarto darle próximamente.

    Por lo demás genial y muy emotivo-sentimental entrada amigo Spi. Se me ha puesto la nutria como el travesaño de una portería. Un beso y espero que tengas la misma suerte que con este Deus Ex en tus próximos periplos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Arald por tus apreciaciones, protector de la santa y benevolente Tula :D

      Y ya te digo, este ha sido uno de esos juegos que en un principio, hasta que no le he podido pillar el punto, no he disfrutado como dios manda, pero en el momento que lo he hecho, ha sido pura magia, en todos los sentidos y me alegro de que se haya notado en cada línea del texto, porque pensar en este juego es lo que me hace sentir... Respectando ya a comparaciones con Prey y Bioshock lo hago más, para remarcar dentro del género en el que todos andan metidos, que son los Immersive Sim, ya cada uno con las posibilidades que ofrece y el enfoque es de su padre y de su madre, porque Dishonored también es de la misma categoría y aunque con ciertos toques RPG, esta mucho más orientado al sigilo puro, pero me molaba también hablar un poco y comparar porque es un género que estoy redescubriendo y simplemente me está flipando, aunque entiendo que no todos puedan sentir lo mismo claro está. Por lo demás si te ha servido para querer y recordar otro juego, mejor me lo pones, aunque siendo tu le echaría algún vistazo a algún gameplay de Human Revolution, porque en serio, que se merece toda la atención posible.

      De nuevo muchas gracias por tus apreciaciones y por tu recomendación, pero no se, si todos los juegos me pegaran como me ha pegado este Deus Ex, aunque si lo espero, ni que sea, de la secuela, que tiene opiniones mixtas... Un besito y un choque de tulas ^^

      Eliminar
  3. Veo por lo que cuentas que este ha sido otro de esos juegos que no entran a la primera, querido Spi Jensen.

    No puedo comentar demasiado sobre el título puesto que no lo he jugado, y aunque seguramente sea un gran juego pese a los errores que mencionas, simplemente no es mi estilo. De hecho, tengo un Deus Ex, el Invisible War para la Xbox Original, y lo estuve probando un tiempo pero simplemente no está hecho para mí. Tampoco es que la ambientación sea un aliciente para mí, pues la temática steampunk no es algo que me fascine.

    Sea como sea, me alegro que te lo hayas pasado tan bien jugándolo y que gracias a ello hayamos recibido nueva material para una meneadita de tula.

    Besis de Fresi, hamijo Spi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia no, querido Suso Sariff. Pero al final a la tercera o cuarta (No estoy seguro xD) Ha ido la vencida.

      Respecto al juego, ya depende de cada uno, como ya digo en el texto, estamos ante un tipo de juego muy especifico que lo quieres u lo odias, porque es muy especifico, pese en este caso particular, estar algo más orientado al público general, por lo que puedo entender que quizás no te mole tanto. Lo que si te digo, que te fuiste al peor exponente de la saga a probar, porque por lo poco que he leído de Invisible War es de los peores títulos de la franquicia y no mal juego, pero si mal Deus Ex, así que no se yo que decirte exactamente, quizás, otra oportunidad sea lo suyo, quizás no, eso ya depende de ti específicamente, porque Immersirve Sims, hay mucho más aparte de los que componen esta saga, así que ya lo dicho, es cosa tuya.

      Muchas gracias por tu apreciación y que hayas disfrutado de la entrada, porque como tu bien dices, ha sido para mi tanto un placer jugarlo, como un placer escribirla, pese a que fuese tan improvisada.

      Gracias por pasarte Susito y un besito :D

      Eliminar