domingo, 6 de junio de 2021

Reversal


Alerta: Debido a la naturaleza narrativa de Reversal, su duración y experiencia en base a escasas interacciones es imposible hablar de él sin caer en algún otro detalle que se podría descubrir llegando virgen a la experiencia. Si lees más allá de este punto, no digas que no te he avisado...

Nuestra manera de afrontar el terror ha cambiado, mientras en las primeras producciones que existían ya fuera en formato escrito o audiovisual, era la atmosfera y el adecuado uso de los diferentes elementos que la conformaban vitales, para producir pánico o tensión, preparando para el momento en el que se destruyera el status y se mostraran las pesadillas que los autores sabían que podían sobresaltarnos, hoy todo eso ha cambiado. Mientras la literatura sigue utilizando las corrientes establecidas, el mundo del cine, pero sobre todo de los videojuegos ha virado en otra dirección, en la del susto fácil.

La cultura del jumpscare ha aflorado en los medios, teniendo todo tipo de obras, que encaminan al espectador a el susto, con un ambientación justa, pero lo suficientemente terrorífica para servir al sobresalto al susto vacío, sin tener mucho más que ofrecer. Las VN esa frontera entre el videojuego y la novela más clásica, durante mucho se ha mantenido ajena a todas esas convenciones, como si de un juego de terror de finales de los noventa, se trataran, utilizando el suspense y el contexto para conformar sus intenciones, siendo trabajo del lector, unir piezas para conocer el verdadero pavor.

Queriendo sentar un precedente a la par que desligarse de otras de su genero, Reversal trata de hacer sentir incomodo, a través del sobresalto, de la sangre, pero sobre todo de una historia que tantas veces se ha contado y tantas veces suele acabar de la misma manera para todos, tanto para aquellos que la protagonizan como para aquellos que la ven como espectadores, aunque esta vez, intenta utilizar sus medios de una forma algo más imaginativa, el resultado no es todo lo positivo que esperaríamos...


En esta ocasión, encarnaremos a una chica, a la que podremos poner nombre y que por azares de la vida, tanto ella como sus amigas se ven secuestradas por Kirishima Saeko, una popular belleza de su instituto. Tras un pequeña charla, la joven se revela como exorcista, pidiéndonos que la ayudemos con su causa, eliminar a unos entes de otro plano, que están haciendo de las suyas en la ciudad, devorando a pobres transeúntes y siendo el origen de las recientes desapariciones que se están dando cada noche. Como no podía ser de otra manera aquí la trama se diversifica, pudiendo elegir si queremos ayudar o no, a la mujer que nos ha retenido previamente, gracias a nuestras compañeras, ya que una se encuentra a favor de descubrir lo que hay detrás, mientras la otra, solo cree que estamos ante otra loca más...

Exceptuando la primera decisión, que hace que no avance la trama, nos encontramos con un relato, que aunque breve (Se puede completar con todos los finales, en una hora, hora y media) se diversifica lo suficiente para tenernos delante de la pantalla el tiempo que dura, aunque eso sí con resultados muy pobres. Lo primero a recalcar es lo evidente, al estar ante una VN, que va demasiado al grano, no hay posibilidad de lograr una conexión con los personajes que la pueblan, que por otro lado, no solo son escasos, además de genéricos, si no, que no existe un desarrollo directo de ninguno, ni siquiera de la propia Saeko, que se nos presenta en un inicio, como un personaje misterioso, con interés de ir descubriendo. Esto por supuesto echa por tierra todos los intentos de la trama, por hacernos sentir empatía, especialmente cuando suceden determinados eventos grotescos en la boca del lobo.

Porque por supuesto, si pensabais que enfrentarnos a criaturas malignas sobrenaturales era un paseo, estabais muy equivocados... Eso sí, otro punto negativo, son los propios entes, los cuales no tienen tampoco ningún tipo de origen, ni se indaga en que son, ni en lo que pretenden, más allá de devorar a todo ser humano a su paso. Amén de que su diseño visual, deja bastante que desear, hasta provocaría risa, si lo viéramos en otro contexto, por suerte, durante la ejecución, más allá de utilizarlos como recursos fácil para el susto, en algún que otro momento, apenas son mostrados, por lo que permite que la suspensión de incredulidad se mantenga, aunque sea con una ejecución lamentable.


Por otra parte, es importante hablar de todos los elementos que intentan conformar el tono, que intentan hacer que la ejecución no se tambalee, los que por todos los medios, pese a ser una obra de origen Doujin, la intentan hacer destacar entre las demás, pero sobre todo los que harán que se recuerde esta novela. Me refiero por supuesto a todo el esqueleto visual y sonoro que la conforman, con los que, por supuesto, tengo sentimientos encontrados al respecto.

Hay que decir que estamos ante una historia, que entiende el miedo, a través de las sensibilidades modernas, por lo que su intención, más que hacernos sentir incomodos, haciendo que el miedo se palpe en el ambiente, como ya intento Phenomeno. Da un giro de 360 grados, utilizando todos sus elementos para generar la tensión suficiente, para romperla generando un clímax, donde el susto directo o jumpscare es el protagonista, para esto utiliza tres medios, uno de manera muy anecdótica, otro de manera muy manida y el ultimo, pese a la ironía, de forma muy acertada. El primero es el sonido. Normalmente en el terror, este elemento es clave para conformar el ambiente, su buena utilización puede convertir un lugar oscuro en el verdadero infierno, por ejemplo. Pero en este caso no es así, tenemos melodías muy genéricas, que no dicen nada, fácilmente extraíbles de cientos o miles de relatos de la misma índole, acompasadas con unos efectos poco inspirados de características similares a la música, que dejan a la altura del betún, a las pocas escenas de la VN, que intentan tirar de fuera de campo, o a determinados sobresaltos que se apoyan mucho en el mismo, para intentar producir autentico pavor.

En segundo lugar, tenemos todos los elementos violentos, sangrientos o como a día de hoy, se conocen como Gore. Estos son muy escasos e intentan por todos los medios ser muy viscerales, con tal de acompasarse a la incomodidad que se pretende transmitir, sin embargo de los tres o cuatro visibles, uno lo hemos visto tantísimo en relatos que involucran a monstruos sedientos de carne humana, que más allá del shock inicial al tratarse de un sobresalto, es difícil sentir algo más por el momento. Lo mismo se aplica a una situación grotesca que se da fuera de plano, o una de las mutilaciones en la obra, que al ser tan habituales en otras obras del genero y tener un despliegue tan similar, es complicado, más allá de los primeros segundos, tenga un impacto duradero o nos haga sentir lo que pretendía, descalabrando todo lo que el elemento mejor ejecutado pretendía...

Y con esto, me refiero a los scripts. Mientras otras novelas, de igual o mejores recursos, emplean el CG, o la descripción para dar contexto o crear atmosfera, Reversal se apoya en este fenómeno, para vertebrar su historia, desde los momentos más sencillos, hasta los más dramáticos o desalentadores, convirtiendo el movimiento en su mejor baza y en el premio inmediato que se consigue al leer y que no suelen dar las imágenes más elaboradas de otras historias. Esto no solo permite ejecutar los diferentes sustos que pueblan la historia, si no, que la primera vez que vamos cada uno, hasta que no se asiente la imagen, exista algún que otro sobresalto y que por supuesto al estar supeditado a ritmos concretos, determinados momentos como el desmembramiento, o la diferentes masacres, se sientan levemente incomodas, por una correcta ejecución, que como ya he comentado y por desgracia, acaban echando por tierra los elementos restantes.


Por otro lado, volviendo nuevamente a la trama, es interesante pensar en el tono de la obra y las consecuencias de sus diversos finales. Tenemos una historia, que aparte de intentar generar tensión o miedo, basa toda su premisa en el valor de la confianza y hasta cuanto estamos dispuestos a hundirnos en el barro, cosa que muchos años antes ya intentaría, el archiconocido ejemplo de este blog: Saya no Uta. Pero mientras en el relato de Urobuchi, uno era consciente de que realmente cada camino escogido tenía consecuencias reales y que dejarlo todo a medias, cuando se nos permitía era la mayor salvación posible para todos los integrantes de su historia, aquí, aunque si existen repercusiones directas de nuestras decisiones, son tan parcas, que dan hasta pena...

Finales, que no conllevan nada más que un Dead End, o en el mejor de los casos una solución fácil, donde pese a todo lo sufrido, nadie aprende nada, y el Tokio genérico donde nos encontramos, se muestra prácticamente invariable, del cual Saeko se marcha tan rápido como apareció, dejando un sabor agridulce en nuestra protagonista, pero manteniendo las mismas sensaciones, en el ávido lector. O incluso, si decidimos dejarlo todo atrás, sin posible respuesta, para todas las chicas que dejamos a su suerte o sin tener claro nuestro nuevo futuro. Y sí, entiendo que la intención principal esta en entretener mientras nos hace pasar un mal rato, además de que al ser una visual novel, freeware tampoco podemos pedirle mucho más, pero es triste que otras con los mismos recursos, pero de diferentes temáticas como Sepia tears, sean infinitamente mejores en lo que plantean, sin necesidades de artificios o excusas.

Para rematar todo esto, tenemos un sistema de rangos, que nos premia en función del desenlace que hayamos visto previamente, estos van desde la C a la A, donde sacar una situación donde se abandona la trama significa C y completarla de forma satisfactoria en base a lo que sería el True Ending es A. Esto podría en un principio alentar a cualquier foráneo a ir navegando por las diferentes decisiones para ir viendo lo que se ha perdido, el problema de este planteamiento, es que obtener una valoración en un juego con escasa duración y que es muy fácil de exprimir, sin ningún tipo de acceso a galerías, extras o similares, poco tiene que aportar de interés, más al jugador del genero, que por costumbre va a intentar vislumbrar todo lo que tienes para ofrecerle, por lo que no hubiera estado de más, tratar de dar más empaque a los cierres y alguna utilidad a los rankings...


En resumen, tenemos una experiencia que tantas veces hemos visto en otros medios, trasladada al mundo de las visuals novels, con unos resultados un tanto cuestionables. Que a nivel de trama no ofrece nada nuevo, que no tiene personajes memorables, ni sonoramente es decente... ¿Entonces? ¿Hay algo remarcable? Sí, gráficamente, pese a no ser nada del otro jueves, cumple, su uso de los scripts me parece interesante y su escasa duración invita a poder rescatarla como curiosidad, pero nada más aparte, y viendo exponentes en su genero mejores, invitaría antes acudir a alguno de ellos, que perder el tiempo leyendo Reversal.

Además, como habréis apreciado la novela esta íntegramente traducida al español, esto como siempre se debe al buen trabajo de los equipos de traducción, pero en esta ocasión se lo debemos a las buenas gentes de Chaos Gate Team, que no solo han hecho un trabajo formidable en esta ocasión, si no, con grandes obras como Steins;Gate, Chaos Head o Sayooshi, entre muchas otras, que debo decir que si merece mucho más la pena sumergirse, aunque sean infinitamente más largas.

Es una pena que el trabajo de Yuu Yutsumoto se quedara tan en la superficie, de haberse planteado de otra manera o incluso ser un poco más largo, hubiera tenido mucho más que decir, o por lo menos, lo que intentaba transmitir hubiera podido ser mejor ejecutado o quizás incluso tener mejor impacto, pero por desgracia estamos ante una obra, que esta vez merecidamente va a pasar sin pena ni gloria, por el vasto océano de las VN. Como Kirishima Saeko al final del día, que solo es un fugaz recuerdo en la mente de muchos...

6 comentarios:

  1. Parece una propuesta bastante interesante. Tocará echarle el ojo a ver qué tal me va.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te parece interesante, eso que te llevas Gendou, porque a mi me ha sabido a poco... Así que nada, ya me contaras que tal te parece.

      Un saludo ^^

      Eliminar
  2. Me interesa lo que has mencionado de lo Scripts, al menos por eso valdría la pena darle la oportunidad. Seguramente no será pronto porque tengo pensado lo próximo por unos meses, pero seguramente antes de embarcarme en la siguiente muy extensa, decida leerla, igual es factible en una sola sentada.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, los scripts, la traducción y que la VN es muy corta, son sus mayores bazas, porque por lo demás hace aguas por todos lados. Así que tu sin prisa, cuando tengas ganas y tiempo le das, que estoy seguro que tendrás mejores cosas con las que ponerte de mientras.

      Gracias por pasarte Napo y un saludo ^^

      Eliminar
  3. He leído la entrada por encima por lo que comentabas de los spoilers por si acaso me da por jugarla, pero si tira más por el gore, los jumpscares y lo visual, por corta que sea, no sé si me voy a animar.

    Precisamente lo que me mola de este tipo de productos es el terror psicológico aderezado de una historia que mantenga la tensión, y dudo que en apenas una hora y media que dices que dura, sea capaz de conseguir esto.

    Más allá, de eso, acostumbrado a la casquería en general, no creo que cuatro vísceras dibujadas logren generarme algún tipo de impacto.

    En fin, que por duración me podría cuadrar, pero no creo que por lo leído vaya a ser la panacea. La dejo ahí para una tarde de aburrimiento a ver qué tal.

    Un saludo Spi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comento lo de los spoilers, porque es imposible hablar de una VN, sin destripar parte de la experiencia.

      Y respecto a lo de si te puede molar o no, ya depende, es como tu dices, la VN, va más a la casquería y al susto fácil, que a tener una trama sustancial o una buena atmosfera, aparte de que sea tan corta, no ayuda en lo más mínimo, consiguiendo que sea difícil de recomendar más allá de la mera curiosidad, pero pudiendo elegir que leer recomendaría mil veces más cualquier trabajo de Urobuchi, Phenomeno o cositas así, que son un poco más largas, pero sin pasarse y trabajan mejor todos sus apartados.

      Y respecto al Gore del juego, la verdad, es que no es la gran cosa, porque ni es tan explicito, ni el que se utiliza es muy original, si la juegas veras que las situaciones que lo emplean, las has visto en cuatro mil obras distintas, por lo que al final meh...

      En fin Suso, un placer tenerte por aquí como siempre y un saludo ^^

      Eliminar