domingo, 15 de enero de 2023

GOTY Impopulares 2022 (¿El mejor año de los Videojocs?)

2022 ha sido un año de recuperación, de alegrías, de emoción, si bien no todo ha sido tan bueno, en la mayoría de ámbitos, hemos experimentado un avance significativo. Por supuesto los videojuegos no han sido menos, siendo según muchos uno de los mejores años en mucho tiempo, uno de esos ciclos que será recordado con cariño, por habernos dejado obras para el recuerdo, en casi todos los géneros habidos y por haber, además hemos asistido a el alza de determinados estilos de juego que cada vez se están haciendo más populares, en definitiva para muchos un win-win en toda regla. Sin embargo... ¿Cómo he vivido yo estos 365? ¿Qué ha sido de mi? ¿Cuáles son los juegos que han conseguido enamorarme? Hoy lo veremos.

Pero antes de comenzar, me gustaría detenerme una líneas para pedir disculpas a los cuatro de siempre que soléis leerme de forma asidua y no habéis visto, ninguna interacción mía en el mes de Diciembre. Para estos solo puedo ofrecer palabras de arrepentimiento, pues aunque me hubiera gustado escribir, las ganas no me han acompañado, haciendo que mucho del contenido que quería ir subiendo, acabó posteado en Tiktok de una manera u otra, pero con todo, al menos hay un par de artículos, que quiero rescatar de los albores de mi carrera, que llegaran, junto con un par de textos propios que se quedaron pendientes en el mes pasado y que postear si no a lo largo de Enero, por lo menos en Febrero, aunque por suerte aquí ya veréis un adelanto de los mismos. También me pararé en este lapso a responder los comentarios de los buenos samaritanos que habéis dejado un pedacito de vosotros por estos lares.

Ya volviendo al tema que nos ocupa. La vaina es la misma de siempre, para muestra os dejo las entradas de las galas anteriores. Tendremos en primer lugar, un espacio para lo peor del año, pasando por las menciones de honor, para posteriormente pasar a los premios, dejando a los cuatro grandes favoritos de mi 2022 para el final. Si sois lo suficientemente avispados a la par que interesados por mi carrera, ya para cuando se publique esta entrada, tendréis subidos en la red social china, tanto mis POTY anuales como mis GOTY, por lo que si queréis un resumen rápido, los tenéis ahí (¡Viva el Spam!) Si por el contrario os interesa más saber los detalles y un poco de mi historia personal con cada uno, quedaos por aquí, porque ya mismo empezamos. Por supuesto todo lo mostrado aquí, esta en el hilo de marras, por si queréis tener más detalles o revisar algún juego, que inevitablemente no acabe en este post...

¡Sin más dilación comenzamos!


 -La Morralla-

Eiyuden Chronicles Rising: En lo personal estaba muy emocionado tanto por esta supuesta precuela, como por la entrega que nos llegará a lo largo del 2023, sin embargo tras terminar este juego tengo ganas de todo menos de ponerme con la saga ¿Por qué? Básicamente por hacer un juego con un combate mediocre, un narrativa interesante pero que puede dar mucho más de si, pero sobre todo un diseño totalmente enfocado al farmeo. Tanto es así, que cada poco que avances el juego te detiene, para conseguir X o Y material, las mejoras se basan en obtener recursos para a su vez, reformar localizaciones, que nuevamente te piden más objetos y así ad infinitum. Por desgracia puede que a otro les fascine, pero yo cada vez ando más harto, de las historias centradas en ponerme de recadero y menos en las que tienen que contar algo con cada interacción...

Hydlide: Ya hable de él hace tiempo así que no me voy a extender demasiado. Simplemente estamos ante un juego pionero en muchos aspectos tanto del ARPG como del JRPG, que nosotros vemos comunes a día de hoy, pero que por desgracia, al verse aquí de una manera tan prototípica y torpe, dan la sensación de que la obra no solo podría dar más, sino, que ha envejecido bastante mal. Una lástima, pues todo lo que rodea a su concepción es bastante interesante, pero aun así no justifica las horas de calvario que uno tiene que invertir para ver los créditos finales.



Ys Origins: Ya lo mencioné el año pasado, pero no las tenía todas conmigo a la hora de retomar el videojuego de Falcom. Al final valga la redundancia, no me equivoque... El mayor problema que tiene esta obra, que pese a su sistema de combate interesante, recicla su contenido al exceso, el intento de ramificar la trama con tres personajes no es suficiente, cuando, solo la de uno tiene peso, cuando además mecánicamente no son tan variados como para sostener el gameplay. Se suele decir que este es el mejor de su saga para comenzar, pero si me preguntas a mí, mil veces recomendaría la sexta entrega, que este insufrible calvario y lo peor es que en ese juego los textos también están en español, por lo que no es excusa.

Pepsiman: Siempre había oído hablar de él, pero nunca supe quien era en realidad, hasta que decidí, tanto ver sus comerciales cómo jugar a sus videojuegos, craso error... Pepsiman es runner muy mal llevado, donde la marca es más protagonista, que el propio héroe que encarna el título, llegando al punto que todo lo que gira alrededor del juego es un anuncio encubierto. Más allá de ser un reclamo publicitario jugable, estamos ante un título bastante escaso, torpe en cuanto a control y tan poco inspirado, que pareciera, que más que nosotros, deberían ser sus creadores los que nos dieran las gracias por jugarlo, a la par que mantener viva la llama de su recuerdo...

Exo One: Me gustan los juegos contemplativos, siempre han sido uno de esos géneros que me han maravillado, así que aprovechando el Game Pass, decidí darle una oportunidad a esta obra indie, tan desconocida, que a su vez a parte de maravillar, también quería contar una historia sobre una búsqueda a través de ecos del pasado, o eso creo, porque está expuesta lo suficientemente mal, para que te enteres regular. A eso hay que sumar que debido al sistema de control de la nave, es difícil pararse a disfrutar la experiencia como dios manda, ya que para ir avanzando toca moverse tanto por tierra, como por aire, siendo ambas situaciones un desastre, ya que, al tener energía limitada que hay que recargar, combinada con fases donde es más protagonista un desplazamiento, hacen que el juego no solo no acabe brillando donde debería, sino, que sea de todo menos entretenido... Menos mal que es corto.

Rayman: De este también despotrique en su momento así que tampoco me voy a parar demasiado. Plataformas 2D falto de carisma, con mal diseño de niveles y un personaje muy torpe que gana demasiado tarde las habilidades que oxigenan levemente el gameplay. Añádele a eso, que para poder ver el final hay que conseguir todos los coleccionables y por tanto repetir varias veces fases planteadas de aquella manera... Apaga y vámonos... Habrá que ver la secuela, pero ya me han dicho que no tiene muy buena pinta tampoco, así que veremos a ver...


Telefang (Power Version): El clon de Pokémon hecho por Smilesoft, mal vendido en España, cómo Pokémon Jade y Diamante. Debo decir que sus primeras horas son magnificas, se siente variado y fresco, gracias a parecerse más un JRPG clásico con monstruos, que al enésimo título de Game Freak. El problema es que conforme pasa el tiempo, el diseño de niveles se enrevesa, el combate se estanca y la historia se hace más y más obtusa, porque si lo juegas con el English chino va perdiendo fuelle y si lo parcheas con el Inglés de toda la vida, hay un punto que la obra, deja de generar texto, porque el parche no traduce la obra al completo. En definitiva un juego que podría dar más de si y que necesita mucho más para llegar a ser algo decente, sobre todo en su tramo final, que de lo horrendo que es, me lo quedo para mí.

Unpacking: Otra obra, que se presumía que iba a ser comfy, pero que por desgracia acaba generando el efecto contrario. Aquí toca ordenar muebles de una chica que no conocemos, si bien cada localización da pistas sobre ella y su situación actual, nunca llegamos a saber del todo que hay colocar y donde, generando situaciones donde aún ya con todos los tiestos bien puestecitos, toca revolverlo todo, porque no se puso ese cuaderno en la mesa, en vez de en un cajón. Por lo que o te cargas la experiencia poniendo la opción de colocación libre o toca estar aburrido dando palos de ciego, en un título que se supone que va de deshacer mudanzas, para desestresarse. Todo muy lógico.

Back 4 Blood: Otro que se veía venir, tampoco voy a comentar mucho más de aquello que ya dije. Una decepción en toda regla, que no sabe él porque del éxito de aquellos que imita, su intento de acercarse a nuevas generaciones, no ha funcionado muy bien y tampoco ha sabido mantener a aquellos que lo esperaban con ganas, sin duda un paso atrás en toda regla, pero por suerte, los originales siempre estarán con nosotros para jugarlos cuantas veces queramos. Porque ni de coña me vuelvo a meter en este desaguisado, ni solo ni acompañado, por mucho que sea barato o tenga una duración escasa.


Mickey's Wild Adventure: El supuesto plataformas brillante que acabó siendo porteado a PSX. Lo tenía pendiente acabar desde que era niño, con los años, esa espina se acabó terminando de clavar, hasta 2022, cuando por curiosidad decidí volver a intentar rematarlo y pobre de mi... Un sistema de colisiones nefasto, un sistema de salto horrendo, combinado nula trama, ni compases que la conecten, además de un sistema de ataque bastante pocho e inexacto, me las hicieron pasar canutas el rato que le dedique y aunque se quedo pendiente obtener el final verdadero, el título se me hizo tan bola, que ni ganas tenía de darle un segundo try, ni en su momento, ni nunca, valga la redundancia...

Quantum Break: Me gustaría decir que Remedy suele hacer un trabajo brillante con sus IP, pero os estaría mintiendo, sí bien Control no pasa del mediocre y hasta tiene partes disfrutables, no conseguí sentir lo mismo con el trabajo anterior del estudio. Este juego no pasa del mediocre en cuanto a sus tiroteos, pero su trama es tan mala y está tan mal planteada, que llega un punto que las mecánicas pueden sostener el castillo de naipes, que es este título. Es una lastima que una de las IP exclusivas de la máquina de Microsoft haya demostrado, que existen cosas que aseguran el éxito, más allá del dinero.

Ryse, Son of Rome: Tampoco me voy a parar aquí en exceso, porque aunque no lo he mencionado antes en ningún sitio, el trabajo de Crytek, para mi adolece de los mismos problemas que el anterior mentado. Solo que aquí el sistema de combate es un Hack and Slash, que le falta consistencia y variedad para ser entretenido a largo plazo, junto con un ambientación, que nuevamente otras obras acabarían ejecutado de una forma más interesante. Otro exclusivo de Xbox que se cae al barro y del que ya nadie se acuerda, y si no echad la vista 10 años atrás...


Robotech, the Macross Saga: Ya era descabellado revivir en los dos miles, una licencia de la que ya muchos ni recordaban, imagina dársela a unos señores trajeados, que ni idea tienen de la formula típica de los Shumps: ¿Resultado? Uno de los peores juegos del género habido y por haber, con un control muy mejorable, unas fases muy monótonas, unos patrones catastróficos y una variedad en el gameplay que más que oxigenar, lastra. Me da mucha pena, que una de mis franquicias favoritas del anime, pase por toda clase de pobres adaptaciones, con tal de rascar un poco más su cada vez menos creciente popularidad...

Fatal Fury 2: La supuesta continuación de una de las primeras sagas de lucha centradas en un solo jugador. Aquí se expande todo, Rooster, fases e incluso por fin le dan al conjunto una historia de peso, sin embargo nada de lo que se hace, es algo que no hubieran hecho antes, otros y mejor, es más el juego se estandariza tanto y se vuelve tan largo, que rompe todo aquello que el original pese a su edad, había conseguido construir. Por muchos considerada una obra memorable, pero para mí, la oveja negra de la franquicia, que no supo ver lo bueno de su predecesor y que fue ampliamente superada por su posterior entrega numerada.

Harry Potter & Mystical Halo: Con más Shumps malos hemos topado. La versión china de Magical Chase pero con las skins del niño mago, pero con fases en bucle, nula variedad de enemigos, jefes que parecen sacados de un dibujo hecho por un niño de 5 años, añadido a un control tosco y monótono, convierten a esta obra a una de las peores que he jugado en este año y sin duda en mi vida dentro del género. Por suerte no fue tantísima la decepción con este título como con otros de esta misma lista, ni el rato amargo fue tan largo en el tiempo, sino, sin duda, otro gallo cantaría...



Metal Gear Survive: Siempre que se hablaba de este título me lo tome a cachondeo, pensaba que al darle una oportunidad no sería tan nefasto, que probablemente con algo de fondo sería llevadero, me equivoque en todas y cada una de esas afirmaciones. Survive es lento, es tosco y aunque su inicio no es tan horrendo, es cuando llegamos ya a la zona del polvo, cuando el juego demuestra que hasta el supuesto contenido que es pasable para una sola persona, es un autentico suplicio sin gente, que es muy fácil romper todos los elementos mecánicos que hacían a MGSV atractivo y que ni todos los podcast del mundo salvaran el suplicio de recorrer una Reskin de Afganistán, con la mitad de posibilidades y recursos, donde ni siquiera es divertido utilizar el sigilo para evitar enfrentamientos. En definitiva, es el único juego que pese a echarle 10 horas, no volvería a tocar nunca más con un palo, por mucho que haya unos cuantos que lo defiendan o hagan guías en Reddit.


 -Menciones de Honor-

Marvel's Guardians of the Galaxy: Me encantan los Guardianes, desde que los descubrí viendo en casa de un colega su primera película. Tanto me gustan que hasta me he leído algunos de los comics, así que aunque no pude comprar de salida su videojuego, siempre lo tuve en el punto de mira para darle un tiento y vaya tiento. Las cosas por delante, el juego es muy tontorrón, no innova ni hace nada nuevo, que otros no hicieran antes, pero esta todo lo suficientemente bien hecho y los protagonistas tienen tal carisma, que tienes ganas de quedarte para ver ni que sea que va a pasar a continuación, mientras pasas un buen rato con los panas. Lo que supongo que también hará muy bien FFXV con el resto del grupo, pero aquí con antihéroes de Marvel.

Pokémon Escarlata: El nuevo juego de Game Freak ha salido rotísimo, sigue siendo más fácil que mascar un chicle, en narrativa todavía le falta para igualar a la quinta generación y de diseño va justito. Pero oye me lo he pasado genial jugándolo, el mundo abierto aunque mejorable, le sienta como un soplo de aire fresco, la trama me ha gustado lo suficiente (Especialmente la de Damián) para querer ver que es lo que pasa y hay criaturas nuevas con un diseño que me encanta (¡Hola Tinkaton!) Sin duda le queda mucho por mejorar y viendo su estado no le va a gustar a todo el mundo, pero creo que estamos en la dirección correcta a seguir, que con más mimo a la par que experiencia se puede sacar adelante. Eso sí, al césar lo que es del cesar, hay otro juego de la franquicia que he jugado este año que me ha molado más.

Shin-Chan, mi verano con el profesor: La saga de Boku no Natsuyasumi, siempre me ha interesado mucho, sin embargo la barrera idiomática del japonés siempre ha sido una losa muy gorda para mi. Así que aprovechando que el estudio ha rescatado la formula y le ha metido la IP del famoso niño, me decidí a darle un tiento, alentado por mi hermana que ya lo había terminado. En lo personal el juego es bonito, agradable y entretenido, pero la formula antes descrita, lastra un poco el estilo habitual de la serie de Shin-Chan que pierde un montón de fuelle al tener que adaptarse al ritmo más contemplativo y pausado que acostumbran este tipo de títulos. Eso y que por supuesto necesita un poco de pulido en cuanto a determinadas mecánicas a la par que ciertas decisiones de diseño, hace que sin ser malo, no me haya conseguido encandilar tanto, algo de lo que ya me aviso mi hermana.


Final Fantasy II: El JRPG vilipendiado por la mayoría de comunidad de la saga y mucho de los aficionados del género, que a mi consiguió encandilarme. Aún siendo tosco, aún teniendo que pulir ciertas asperezas a nivel narrativo y de diseño. Sin duda puedo decir que me parece uno de los primeros acercamientos de Kawazu al medio, más notables. Los elementos roleros están ahí, los toques trágicos se intentan empezar a plasmar en estos tipos de narrativas, acompasado todo por un sistema de combate que intenta romper lo esquemas de por aquel entonces, dándole al jugador la capaz de orientar su grupo a lo que desee, permitiéndole priorizar o menos a determinados arquetipos, especializándolos, o en mi caso convertirlos en picadoras de carne, con una hacha en cada mano, todo vale aquí y aunque por supuesto no todo funciona, es exceptuando en su jefe final, una aventura bastante satisfactoria, que en mi caso ha sido opacada por otros grandes exponentes de este año.

No More Heroes III: Creo que he sido uno de tantos que esperaba el regreso de Travis y sobre todo de Suda51 con ansias, y digamos que ambos han cumplido a medias. El impacto inicial de la primera entrega se perdió y no volverá por mucho que esta tercera parte acuda a un esquema narrativo y de diseño similar, con el combate fluido del segundo. Es divertido, es juguetón, pero no consigue nada que otros no hicieran antes y mejor, a todos los niveles y es una pena, porque la franquicia se merece más, más después del descalabro del Spin-Off que le sacaron. Supongo que siempre nos quedará el primero para rememorar...

Rhapsody a musical adventure: Aunque este año pasado he jugado un par de SRPG, ninguno ha llegado encandilarme lo suficiente para incluirlo en la lista, el único que sí, un poco más es este primer trabajo de NIS. Tiene un diseño de niveles terrible y repetitivo todo sea dicho, pero lo compensa, con una banda sonora estupenda, unos personajes que son pura dinamita y un sistema de combate que sin revolucionar nada, sentaría la bases dentro de los próximos trabajos del estudio, aunque eso sí, no en cuanto a temas de dificultad, siendo además una excelente recomendación para entrar al género a todos aquellos que no sean especialmente duchos, como un servidor.

Buffers Evolution: Un Runner bastante sencillito donde deberemos correr en un espacio lineal, hasta llegar a la meta, a veces de izquierda a derecha, otras al revés, para intentar obtener por el camino las piezas secretas, que permitirán la liberación de nuestros compañeros, todo por supuesto en mundo post-apocalíptico. Si me preguntáis a mí, la sinopsis es una zumbada, a la par que una excusa barata para hacerte correr de un lado para otro superando marcas y recogiendo coleccionables, no tiene mucho más. Pero con todo el juego se maneja de fabula, es muy breve incluso sacándolo todo a la par que sencillo y sin duda tiene una de las mejores OST en 8 bits que he escuchado en mucho tiempo.

Master of Darkness: La gente suele reírse de la Master System, ridiculizarla porque no tiene títulos únicos e interesantes, pero sobre todo que merece estar a la sombra de su hermana pequeña, la Mega Drive. Si bien no soy tan fan de la máquina de 8 bits de SEGA, hay un juego que me llamó poderosamente la atención, estoy hablando de este juego, al que muchos apodan el Castlevania de Master System y no por menos. Si bien es no es tan brillante cómo las entregas hechas por Konami, este videojuego brilla al presentar un gameplay muy similar pero muy bien medido que experimenta nuevos conceptos, una ambientación lejos de lo habitual mostrado por la saga a la que imita y una dificultad más ajustada. Cómo sucedáneo está genial, siendo uno de esos tapados que todos deberían probar, pero que una vez más se ha quedado opacado por otra obra de mi lista personal.

Power Quest: Otro extraño sucedáneo, pero esta vez de Medabots, muy centrado en las peleas uno contra uno, de modelados. El juego de Sunsoft es bastante mediocre en casi todos sus aspectos, narrativamente es muy flojo, el modelaje se reduce a comprar mejoras para nuestros avatares con dinero y la navegación del mundo es muy tosca, tanto, que para avanzar en la historia, tenemos que pasarnos dando tumbos y repitiendo combates, hasta que salta algún evento diferente. ¿Entonces que lo hace tan especial? Sin duda lo bien hecho que está como Fighting, tanto que si hubiera salido en nuestros tiempos, habría tenido hasta un competitivo bien hecho y todo, una lástima, porque aunque no puede rivalizar con los más grandes del momento, está muy cerca de rozarlos, siendo toda una sorpresa para ser la IP que es y venir de donde viene...

Suikoden: Uno de los JRPG insignia de Konami, que muestra cosas tan interesantes como el valor de la vida, la crudeza de la guerra o el mal uso que le podemos dar a determinadas herramientas. Es algo tosco mecánicamente y aunque en narrativa está muy chulo, no me ha llegado por lo soso que puede llegar a ser en determinados momentos, con escenas épicas, sin la música adecuada, con personajes llorando la pérdida de otros, sin apenas mostrar diferencias en el acting o el rostro del portrait cuando hablan y así varias cosas más. Ya os digo, esta chulo, pero si matas a un personaje importante y luego lo revives para beneficio del jugador, cuando llega un momento importante y muestras a los personajes como si fueran monigotes o directamente por errores, acaba muriendo alguien importante para hacerse el 100% que a su vez es un activo valioso del grupo, por haber estado desde el mismo comienza y nadie lo lloré, dice mucho de un juego, que sin ser malo, le falta chispa.

Captain America and the Avengers: En su momento no lo puse muy allá pero lo he estado pensando fríamente y en el fondo me parece que este pequeño Beat em up, esconde mucho más de lo que en un principio pensé especialmente para el novato. El año pasado fue otro año, que rellene ratos muertos jugando muchos exponentes de este género y he podido ver de todo, pero ningún otro videojuego que te permita usar créditos para aumentarte la vida a niveles infinitos y que mantenga una curva adecuada para todos los niveles. Sin duda otros, le pasan por la derecha con mucha más destreza, pero de ultimas, del que más me acuerdo es este, en su sencillez y la sorpresa que me generó en su momento, así que probablemente le vuelva a dar un tiento.

Super Kiwi 64: Un plataformas muy, pero que muy breve, que me sirvió para oxigenar un poco la maquina, después de estar 70 horas dándole que te pego, al Xenoblade 3. Es un homenaje muy sencillito y directo a los plataformas primigenios en 3D, que se maneja de fabula, no es difícil y es tan breve, que cómo mucho en una hora, hora y media lo sacas todo. Si bien me hubiera gustado que durara un pelín más, además de que me parece muy feote, a la par que de andar por casa, también me pareció muy fresco, siendo otro de esos títulos a los que quizás vuelva en un tiempo, para desconectar y darle otro try.

A Plague Tale, Innocence: La famosa aventura grafica, mezclada con acción, sigilo, algo de plataforma y demás. Si os soy sincero, me gusto la historia, me pareció, que tenía mucho potencial, pero la parte mecánica, hubo momentos donde se me hizo demasiado bola, cómo el momento donde paseas por los campos infestados de ratas, o la famosa parte del señor que arrastra el carro, para que tú te cubras detrás, ni hablar del combate, que sin duda me parece lo peor del título con diferencia. Eso sí, en todo lo demás me gustó lo suficiente para ver que será de estos personajes en la secuela, que visto el percal, dios sabe cuando jugaré... Supongo que para cuando la quieran quitar del Game Pass, porque vaya...

Code Name Viper: Si bien no es tan fino, ni icónico como los Contra, además de que hace gala de una narrativa bastante ridícula, lo cierto es que me he divertido bastante con este Run and Gun. Aquí hay barra de vida, por lo que puedes recibir más toques, las fases son escasas pero variadas, cómo la de los teletransportadores y aunque no hay muchas armas, la disposición tanto del entorno como de los enemigos invita a saber cuando esquivar, cúando hacer un poco de plataformeo, así de ver el momento para disparar. Es sencillito en todos sus compases, exceptuando su jefe final que es un dolor de muelas, y mientras tenemos Contra, que juega cartas similares, Code Name, varía un poco la formula, añadiendo un par de toques de cosecha propia bastante resultones.

Dark Souls 2: Siempre he odiado este juego, las veces anteriores que lo probé no avancé mucho y renegué de él, una y otra vez, sin embargo, parece que este era el año, porque le he dado un tiento y me he quedado hasta el final. Es bastante accesible pese a una primera instancia, tiene algunas partes de lore chulas, así cómo un par de localizaciones que merecen muchísimo la pena, lo malo eso sí, es que el carisma de los demás, brilla por su ausencia, sus animaciones son horribles y gran parte de la chicha jugable está en los DLC, porque aunque la edición mejorada arregla cosas, no consigue hacer que la dificultad se sienta muy mal medida, al tener altibajos, según donde nos encontremos. Con todo, cuando eliges el momento adecuado, todo se disfruta mucho mejor.

Infamous, Second Son: Otro juego que entra aquí por los pelos, porque seamos francos, estamos ante un obra mediocre a muchos niveles. Narrativamente está muy mal escrito, las localizaciones son poco variadas, su sistema de karma es una porquería y no me hagáis hablar de lo mal aprovechadas que están muchas de sus ideas. Pero con todo, se juega de lujo en todos sus ámbitos. Desplazarse es súper cómodo, las secundarias son tan sencillas, que se completan rápidamente, el combate maneja varias distancias en función de los poderes y más o menos con todos puedes ofrecer buenas batallas, dándole sabor a la par que variedad al conjunto. Al menos lo suficiente para que entretenga las 10-15 horas que dura. Nada mal para ser un 6 de manual.

Halo Infinite: El final de la trilogía del reclamador y un juego que esperaba con muchísimas ganas. Si bien es divertido de jugar, especialmente con el gancho (Que literal, rompe el juego si lo usas bien) Su historia es muy floja, su espacio en el lore global es difícil de ubicar y su mundo abierto, aunque visualmente atractivo, necesita un repaso para ser interesante. Con todo no está mal, siendo muy disfrutable, pero ni de lejos está a la altura de los primeros...

Dragon Ball Advanced Adventure: Otro juego que disfrute mucho en su momento, pero con el tiempo de por medio y algo de perspectiva ha hecho que si bien me siga molando, no se quede más que en una mención honorifica. No tengo mucho más que añadir que lo que se ha dicho ya, así que dadle un tiento cuando podáis, eso sí, esperad una experiencia más interesante por lo que tiene que ofrecer el gameplay, que la narrativa...


Kirby y la tierra olvidada: Quien diría que veríamos la primera iteración, de la famosa bola rosa, con el 3D y aún siendo un gran juego, le quedase mucho recorrido por dar. No me malinterpretéis, sigue siendo un gran juego, un gran primer paso y una obra tanto divertida cómo colorida, pero no ha hecho clic, lo suficiente conmigo para poder ponerlo más arriba en mi top personal, más cuando si pienso en el, se me viene más a la cabeza lo malo que lo bueno. Por lo demás, lo dicho, sigue siendo un plataformas muy competente para quien busque experiencias así.

Edge of Eternity: Cerramos las menciones con un JRPG de media tabla, el eterno olvidado, el juego odiado por tantos, pero que sorprendentemente no está tan mal, como muchos lo pintan. Eso sí, aún contando con algunos personajes que son puro carisma y una narrativa que al final se pone interesante, sigue estando plagado de bugs, su diseño de mundo es mejorable y cuenta con un combate que sin estar mal, tarda demasiadas horas en arrancar para empezar a ser entretenido, dando algunos picos de dificultad en determinadas partes, que nuevamente me quedó para mí solo. Con todo Midgar Studios, ha hecho un juego decente, que bien parcheado, con una maquina de nueva generación y de rebaja, hace el apaño bastante bien a los muy cafeteros, pero que necesita más, para estar entre lo más interesante del año y de los últimos tiempos.


-Mejor Wonder Boy-
Valkyrie no Densetsu

Si me seguís de un tiempo a esta parte, sabéis que me flipa la saga de Wonder Boy, al menos los que están orientados al ARPG. Así que conforme el año pasado fui terminando las entregas, me quedé sin material para darle cañita al gusanillo que me había entrado y la verdad es que en ese preciso instante tenía más ganas de probar juegos nuevos del mismo palo o bien sucedáneos, así que escarbando me encontré un par de cositas bastante resultonas que me mantuvieron un tiempo entretenido. De todas, quiero destacar este pequeñito juego de PCEngine, que casí acabe catando por pura casualidad.

Aunque la vista es cenital, además de ser secuela de otra obra, que a pocos les importa. Por lo demás estamos un juego del mismo palo que la saga de SEGA, igual de simpático, de colorido, pero eso sí mucho más breve y sencillo, recordando a todo lo que debería haber sido la segunda entrega y no pudo materializar. Que queréis que os diga, el par de horitas que lo jugué, me lo pasé genial, tengo ganas de darle otra vuelta, ver qué tal se porta tras estar un tiempo sin tocarlo. En definitiva un tapado de los 8-16 Bits, bastante divertido, que poco tiene que envidarle a muchos otros títulos de la época del mismo corte.


-Mejor Castlevania-
Castlevania: Rondo of Blood

A medida que pasa el tiempo, voy descubriendo más y más catalogo antiguo, más sagas que una vez tuvieron determinado peso en la industria y ahora no. Franquicias que han evolucionado para convertirse en cosas muy diferentes a lo que fueron en su concepción. Una de ellas es la archiconocida saga Castlevania; una serie de juegos que acabaron siendo más recordados por fundar un género que miles de indies imitarían, que por lo que fue en sus inicios. Sin embargo a mi en lo personal, no me gustan mucho los Metroidvanias, así que me he dedicado más a visitar los juegos anteriores que tenían un estilo más lineal, más breve y más agresivo.

Si bien este año no he jugado muchos, quiero destacar Rondo of Blood, que sin duda alguna, pese a estar más encorsetado en cuanto a controles al remake de SNES del primer juego de la serie, es una obra muy superior en el resto de aspectos. Porque aunque mantiene la esencia, añade cinemáticas por primera vez, tiene bifurcaciones como en el tercero, pero aquí, están más trabajadas, variando enormemente el recorrido y haciendo que si se escogen bien, las partidas sean diferentes, el diseño de niveles además es magnifico y aquí por fin podemos llevar más de un personaje, pero como pasaba en la entrega de NES, deberemos rebuscar muy bien para encontrarlos. Súmale a eso la reaparición de jefes anteriores, pero mejor medida, algunos nuevos enemigos de cosecha propia magistralmente implementados, así como una OST cañera y tenemos uno de los mejores juegos clásicos de la saga, que muchos por desgracia pasaron por alto, dada la maquina...

Ahora entiendo porque todos aquellos que lo han probado lo ponen por las nubes, cual es la autentica grandeza de esta precuela de Symphony of the Night y sobre todo él porque de muchas veces se hable tan bien de las bondades de la PCEngineCD. Bloodlines será atrevido, Super Castlevania será mítico, pero Rondo of Blood es superior.


-Mejor Metroidvania-
Infernax

Cuando termine Castlevania II: Simon Quest, me quede con el regustillo amargo de que mejor planteado, podría haber sido hasta un buen juego, especialmente en lo que planteaba como Proto-Metroidvania, siempre me imagine como hubiera sido si algún estudio actual le metiera mano e hiciera una obra como dios manda, no se si tuve suerte o hubo alguien arriba escuchando mis plegarias, porque sin comerlo ni beberlo, acabamos teniendo Infernax en nuestras manos. Y la verdad por delante el juego es chungo de narices, incluso en su dificultad más baja, además de que es uno de los malditos exponentes de un género quemadísimo, pero tampoco quita que pese a todo, sea un juego excelente.

Es grotesco, gracias a su ambientación muy bien cuidada, es sangriento, es áspero, pero también es divertidísimo, una vez se domina, tiene un montón de secretos, a la par de contenido muy interesante de seguir, incluso tiene un sistema karmico, que sin ser nada del otro jueves, consigue dar el pego lo suficiente, para que hasta tenga cierto interés de sacarse, ya que es vital para el tema de los finales desbloqueables. También es un juego con una curva de progresión muy bien medida, que premia ser atento, a la vez que tener algo de habilidad para superar los desafíos y que nunca penaliza al usuario por escoger la clase de reto, que desee. Puedo decir sin temor a equivocarme que es el Castlevania II, que no sabíamos que queríamos, hasta que llegó a nuestras manos, una de esas obras, que da más y más a medida que se rejuega y domina, Pero sobre todo ese juego que disfruté muchísimo en la soledad de mi apartamento costero, mientras rascaba las horas libres que tenía, hasta trabajar al día siguiente.

Me siguen sin gustar mucho los Metroidvanias, pero sin duda este juego, es una de esas honrosas excepciones...


-Mejor juego de Pokémon-

Este año presupongo, que ha sido un año de bonanza para Nintendo y The Pokémon Company, han salido dos entregas de la saga, las dos desarrolladas a trompicones por Game Freak, una empresa que con cada nuevo lanzamiento demuestra que necesita un rediseño de sus estrategias de desarrollo, a la vista está varias asperezas de las obras. Pero con todo no han salido tan malas, como unos cuantos pintan y pese a todo lo malo, Leyendas Pokémon Arceus, pese a todo el calificativo de Spin-Off, tampoco ha salido tan mal...

Narrativamente le falta una marea y hubiera estado bien que el mundo abierto del que presume hubiera sido similar en cuanto diseño del de la novena generación, pero con todo Paldea bebe muchísimo de lo experimentado aquí, así que ni tan mal. Eso sí ya os digo, si me acuerdo con cariño de este juego ha sido por los ratos pasados, por lo bonito de su ambientación, por sus zonas que poco a poco se van abriendo al jugador, por las posibilidades de captura que ofrece y quitando al infame jefe del Post-game, cómo una experiencia bastante relajada, a la par que alejada de lo que nos acostumbra la saga normalmente, porque aunque Escarlata y Purpura cogen muchos elementos de aquí, en el fondo siguen el esquema de siempre, donde todo lo importante gira alrededor del combate, siendo tanto la exploración o la captura complementos, que aquí por otro lado, son el centro de la experiencia.

Es evidente, sigue teniendo mucho que mejorar, sigue habiendo juegos tanto Indies, nicho como Triple A, con temáticas parecidas que le superan prácticamente en todo lo que plantea, pero que queréis que os diga, me lo he pasado de fabula jugando y volvería a darle un tiento en poco tiempo sin dudarlo, cosa que con los nuevos juegos de la saga no puedo decir tan abiertamente...


-Placer culpable-

Los juegos portatiles siempre han sido considerados para unos cuantos fondo de barril del medio, siendo títulos más para echar ratos muertos, que para otra cosa en sí y os mentiría si no dijera que un poco la finalidad de este juego es para eso, pero también debo decir que este tipo de obras aspira a más y en algunos momentos el juego de gladiadores de Acquire lo intenta. Es una obra con matices, que expone algunas partes crudas de los finales de la Roma y muestra el duro camino que tiene que atravesar un gladiador para obtener su libertad, a través de un montón de posibles caminos, donde se muestran diferentes estratos de la sociedad del momento, a la cual podemos servir.

Después el juego no se esconde y nos mete en loops de juego que se basan en preparar a nuestro avatar a lo Monster Hunter, para luego meternos a la arena a darle candela a los diferentes adversarios que nos salen al paso, pudiendo estar desde minutos hasta horas enfrascados y en lo que a mi respecta, me lo he pasado muy bien, con está dinámica, en todo tipo de sesiones, aunque las mejores, han sido más largas de lo que me gustaría admitir... Y aquí es cuando viene el giro si bien Gladiator Begins y muchos de sus coetáneos sirven para matar ratos muertos, dan mucho de si cuando más se exploran, más se dominan y más se juegan, por lo tanto, requieres una ingente cantidad de horas, para sentir que realmente has exprimido todo lo que tienen que contarte tanto a nivel narrativo como mecánico, siendo este juego, uno al que fácilmente le podrías sacar todo el juego en unas 40 o 50 horas, siendo muy similar en duración a lo que te dan otros videojuegos supuestamente más grandes. Todo por supuesto aderezado con un sistema de combate que ironías de la vida, tiene más chicha y está más currado, que de unos cuantos Triple A que yo me se.

Al final, depende siempre del enfoque que le demos a los títulos, pero pongo una mano en el fuego cuando digo, que aunque con menor presupuesto, con un poco de ilusión y ganas, cualquier juego portátil puede superar fácilmente determinadas expectativas y ser toda una delicia, más cuando eres cómo yo y le metes en un día 4 o 5 horas seguidas...


-Mejor Rejugada-

El año pasado quería ir poco a poco empezando a visitar obras que fueron importantes para mí y que había terminado años atrás. Todavía me quedan muchísimas por rejugar, pero con todas hay una en la lista que no podía faltar, mi interacción jugable con la saga del bombardero azul. Las cosas como son, mi máximo acercamiento había sido a Battle Network a través de la serie de televisión, para mi Megaman siempre fue eso, así que cuando ya de adolescente tocó darle un tiento a Starforce me sorprendió, que según la generación, había diferentes tipos de Megaman y que incluso hubo algunos plataformeros, mientras otros eran RPG (Valga decir que pese a probar algunos exponentes más míticos de los primeros juegos para NES, me quedó con los que apuestan por historias más interesantes y subidas de estadísticas) Así que con esas acabé gracias a un cartucho pirata y mi DS vieja, probando el que sería para mi, uno de los juegos más icónicos de la adolescencia, a la par que favorito del sistema.

No os voy a vender la moto, Starforce, es muy tontorrón, es puro Shonen, la mayoría de sus conflictos se solucionan con el poder de la amistad, con el valor, la confianza o el amor, en definitiva sabe a pura adolescencia, tanto para bien cómo para mal. Mecánicamente no está mal, pero se podría explotar más, su componente rolero es incluso más escaso que en la saga anterior y en diseño de niveles en algunas partes va muy justito, pero aun así con todo lo he disfrutado muchísimo. Sus temas me han hecho retraerme a esos tiempos donde la vida era más sencilla, donde sentíamos que cualquier cosa está a nuestro alcance, el crecimiento que se tiene a la par de su protagonista, está muy bien medido, además aunque muy liviano, se siente todo muy fresco, no sientes que sobre nada al menos si vas a lo que es la historia principal y el sistema de naipes, bien empleado, permite jugar con variedad, dando pie a algunas peleas de Bosses muy divertidas, especialmente la del último de la trama y los opcionales, que son los que más nos hacen poner la carne en el asador.

Lo peor de todo, es que en su momento jamás pude terminar la trilogía, ni ver bien cómo funcionaba la segunda parte, a día de hoy, tengo muchas ganas de jugar y seguir caminando con Geo, aunque los juegos que resten sean bastante continuistas, respecto al primero, a la vez que jugar la versión DX que unos cuantos fans le dedicaron con bastante amor. En definitiva, Megaman Starforce no será perfecto, pero sí un juego que encarno la infancia y adolescencia de muchos, al que sigue mereciendo la pena volver.


-Mejor Juego de Horror-

Si os sincero, siempre le he tenido mucha tirria a este juego, a tales niveles que siempre que lo he empezado, he acabado dejándolo tirado cada vez más rápido. No sería hasta este 2022 cuando consiguiera hacer clic con la obra y con todo, me he divertido muchísimo. La trama es mala como ella sola, pero es tan absurda, que me he descojonado con cada escena supuestamente mítica que planteaba y el gameplay pese a sus aristas, es bastante interesante una vez entiendes la fusión que intenta plantear entre la acción más pura y el factor survival horror al que acostumbraban exponentes más clásicos del género.

Las cosas como son, tampoco es un juego perfecto, no es tan bueno cómo algunos lo pintan, pero sí, es bastante competente y gracias a su solidez, además de lo bien planteado que está, se disfruta bastante, si vas a lo que vas, que es echar un buen rato, con una especie de película de serie B jugable, ni más, ni menos. Una verdadera pena que la franquicia con quinta y sexta entrega viraran en otra dirección más agresiva a la par que cooperativa, porque lo mostrado aquí es muy entretenido. Habrá que ver como lo acaba transmitiendo el remake.

¡Gracias una vez más a Andrei, por animarme a jugarlo!


-Mejor Bizarrada del año-
Katamary Damacy REROLL

Siempre había oído hablar de Katamary, sabía que era bizarro, sabía que era absurdo, pero no que era tan increíblemente carismático, a la par que un exponente muy cercano de la cultura japonesa más del día a día. Damacy es más simple que un mecanismo de un chupo, ruedas con una pelota, que absorbe más y más objetos, que también se va haciendo más grande, según la misión, toca llegar a más cotas de altura o bien coger una serie de items concreto para hacer un katamary especifico. Si bien la versión de PSP es no solo la más rejugable y las más indicada para ratos cortos, le falta la chispa del original, que era cortito, a la par que sencillo, demostrando toda la esencia de la saga en un juego de unas 5-6 horitas.

Este juego era uno de esos que no sabía que iba a querer, a la par que gustar tanto, hasta tal punto que literalmente le he dado candela a casi toda la saga por su culpa. Todo por el mimo con el que está gestado, tanto en lo visual, cómo en el humor que gasta, hasta incluso en su OST, que es una putísima pasada y que va a conseguir ni que sea sacarte una sonrisa, aunque no te case tanto, la formula arcade del escarabajo pelotero.

Podría hacer un sub-artículo entero dentro de este, hablando de las virtudes de estos juegos, pero creo que es mejor que los probéis por vosotros mismos, porque al menos esta primera entrega es una obra, que todos ni que sea por la curiosidad deberían probar una vez en su vida.

¡Larga vida a Katamary!


-Mejor Plataformas-
Maikamura for WonderSwan

No soy un seguidor acerrimo de la franquicia de Ghost and Goblins, pese a que he jugado a unos cuantos, ninguno de ellos me ha hecho suficiente tilín para querer ahondar más y darle más caña a todo el conglomerado de juegos, sin embargo si voy de vez en cuando picoteando en algún que otro título y entre todos los que había quise darle a la versión de WonderSwan que es conclusiva y encapsula bastante bien la esencia de la franquicia, mientras añade ideas de su propia cosecha. Y la verdad tengo que decir, que lo he disfrutado bastante.

No solo porque es menos exigente a la par que sencillo, manteniendo el espíritu de la saga intacto, sino que al contrario que otros, su tramo final está bastante mejor llevado, obligándote a recoger solo unos cuantos objetos sencillitos de encontrar, para acceder y ya. Además hace un uso muy interesante del modo vertical que incluye la consola para afrontar diversas áreas, e incluso te mete un par de bosses muy bien planteados y que salen de lo que se veía en los primeras entregas, que nuevamente se pueden afrontar muy bien en ambos modos de visualización, algo que de lo que este videojuego presume muy bien y yo por supuesto, he empleado un par de veces.

Que sí, que Kirby es más bonito y toda la pesca, pero que queréis que os diga, a mi este año, me ha molado más este juego y hay que reivindicarlo un poquito más, que más allá de cuatro gatos, nadie se acuerda ni de este, ni de la maquina que lo ejecuta...


-Mejor juego de lucha-
Red Earth

Aunque me flipan los juegos de lucha, no suelo tener la paciencia para darles la atención y la dedicación que se merecen, Así que cuando juego a alguno, suele ser más rollo arcade para echar el rato, ver cómo se mueven y de paso desestresarme un rato (O no según se mire) Por lo que este 2022 entre ratos muertos le he dado candela a unos cuantos, pero nunca había oído ni jugado a este Red Earth, hasta que montado en un tren, en medio de la noche, vuelta a casa, tras terminar mi último contrato de trabajo decidí darle un tiento, porque se veía que iba a volver bastante tarde, dado los retrasos de Renfe y no me equivoqué tanto en mi suposición como en mi elección.

Este juego para el CPS3 sigue siendo de tortas, pero le mete el girito, que hace plantear cada enfrentamiento de la trama como una especie de pelea de Boss, donde se entremezcla todo lo técnico que suelen tener este tipo de juegos, con la dureza que suelen destilar los enfrentamientos contra este tipo de enemigos en otros géneros, dando un coctel exigente a la par que interesante, rematado por ligerísimos elementos RPG. Por supuesto algún fan de lo retro, del género o ambos, me dirá que por supuesto esto ya lo hacía Fatal Fury un tiempo atrás, pero debo decir, que aquí está más pulido, la narrativa está mejor escrita, el lore es más interesante, además de tener un diseño tanto de luchadores cómo de criaturas, más carismático a la par que cañero.

Dado que salió hasta con los cereales en posteriores reediciones, os recomiendo darle un tiento en cuanto podáis, porque es un juego que esconde más de lo que podría verse a simple vista y joder de escribir sobre él, ya me han entrado ganas hasta de rejugarlo...


-Mejor juego basado en una película-
Thor: God of Thunder (NDS)

Es sorprendente cuanto oro puede encontrar rebuscando en el fondo de barril, que representan todos los videojuegos película, anime y demás monsergas, que nos dieron maquinas cómo la GBA, la PS2 o la Nintendo DS, siendo en esta ultima donde yo más he escarbado este año anterior, acabé topando con una joyita que me alivió alguna que otra tarde de verano, tirado en mi piso, esperando a que llegará otro día más de trabajo.

No os quiero mentir, esté juego ya lo conocía de antes, pero no pensé que fuese tan bueno, para estar basado en uno de los peores largometrajes del universo Marvel que recuerdo. Wayforward ahora reconocida empresa, firmó en un su momento un interesante beat em up, que poco tiene que ver con la película de Chris Hemsworth, estando más centrado en el lore de los comics, pero con los retratos de los actores y aunque la narrativa no le va a cambiar la vida a nadie, al menos justifica él motivo de porque torteamos a toda clase de engendros apestosos, utilizando las virtudes de la doble pantalla.

Pese a algún que otro pico de dificultad en ciertas partes, pese a unos modos que invitan a la curiosidad, más que a rejugar la obra y una escasa duración, tenemos un juego bastante redondo, que hará las delicias de los fans del género, del hijo del Odín o de las apestosas pelis del personaje (Lo siento pero menos Ragnarok no se salva ni una)


-Mejor Beat em up-
TMNT: Shredder's Revenge

Al igual que con los fighters este año he jugado muchisimos beat em ups. Tantos que podría hacer solo un top 10 con ellos, pero con todo, pocos han sido los que me hayan fascinado tanto para tenerlos en cuenta, pero uno de ellos, es esta nueva interacción de las tortugas ninjas, una franquicia que aunque me mola, nunca he estado tan dentro. Aun así tenía ganas de probar algunos de los juegos y aunque Turles in Time me ha molado, me quedo con este por encapsular tan bien la esencia de varios juegos de la serie, por ser directo, por su comodidad y accesibilidad a la hora de jugar, pero sobre todo por su multijugador que aunque caótico, me salvó de no droppear el juego, cuando ya llevaba unas cuantas horitas.

Si bien recuerdo con más cariño las entregas de GBA y todo lo que rodea a la versión de 2003, debo decir que esta obra, también está plagada de encanto, con situaciones variadas y personajes con esquema de control idéntico, pero con su propio estilo bien marcado, tanto dentro como fuera de combate. Sin duda uno de esos juegos que puedes recomendar a cualquiera y que por una cosa u otra, conseguirá gustar, aunque pertenezca a uno de los género ya más quemado del medio en su última época...


-Mejor Hack and Slash-
Killer is Dead

Un problema que veo que tiene Suda51 es que se le da fatal plantear buenas secuelas, la mayoría de las continuaciones de sus obras, ya no tienen la chispa del original, tampoco consiguen generar un impacto mínimamente similar al que obtuvo la entrega anterior, por lo que se siente más un autor que brilla experimentado con conceptos o propuestas nuevas, aunque no todos salgan perfectos... Entre todos ellos a nuestro creador favorito se le ocurrió, juntar todo el estilo que le caracterizaba y parir una obra, que pese a no ser notable cómo narrativa, si plantea cosas interesantes en un formato mecánico más que sobresaliente.

Killer is Dead, construye mucha de su ambientación a través del erotismo, la luna y la muerte, haciendo que su propia y bizarra trama también gire alrededor de esos conceptos tan interesantes, a la vez que recoge el testigo de obras anteriores del creativo, para apuntalar ciertas cosas. No es descabellado pensar que este videojuego tiene más del buen toque que demostraba el primer No More Heroes, que las entregas posteriores de Travis. Por si fuera poco, estamos ante una obra hecha con un mimo en la acción, que pocos demuestran, con un sistema de combos accesibles, pero muy explotables, una serie de fases variadas, colocadas en su justa medida, aderezadas con una serie de jefes, que no solo retro-alimentan esa temática antes mentada, sino, que son toda una delicia en cuanto a desafío y gameplay.

No se si quiero una secuela de esto, para que acabe a media tabla como No More Heroes III, pero sin duda si quiero ver más de este buen toque en otras obras de Suda51.


-Mejor ARPG-
Ys Seven

Este año anterior, alentado por otras cosas le he metido menos candela a la saga Ys, sin embargo pese al descalabro de Origins, también he podido probar para luego terminar el magnífico Seven. Está vez Adol viaja a Altago, una región, gobernada por cuatro tribus que está muriendo por la fiebre de Iska, una extraña enfermedad incurable. Así que, con tropos típicos mediante nuestro héroe, junto con la ayuda de Dougi se implicará en toda la trama que rodea al continente, mientras lidia con diferentes personajes tanto de esta obra, cómo viejos conocidos de obras anteriores.

Este título estrena el llamado "Party System" un estilo de combate enfocado a llevar tres personajes en el grupo cada uno con un tipo de arma diferente, siendo cada una debilidad de una clase de monstruos en concreto, por lo que saber rotarlos y explotarlos será nuestra principal baza para salir adelante, en un juego breve pero intenso. Y vaya juegazo, la historia es interesante, muchos de los personajes implicados son memorables, la OST es fabulosa y por supuesto el combate va escalando conforme avanzamos, dando aún más posibilidades,  a la par de más variedad. Lo único que le podría achacar es que su tramo final es un poco repetitivo, hasta llegar al clímax, que una vez más, también es una pasada.

En definitiva un juego de la franquicia, que no se porque no portean a otras plataformas, porque pese a su carácter portátil, es una obra, que perfectamente con un par de arreglillos podría casar perfectamente en una consola más grande que la PSP. Aún no he jugado a los últimos que me quedan de la franquicia, pero como estén al nivel de esta séptima parte, solo me queda disfrutar cómo un enano.


-Mayor decepción del año-

Aunque ya el bueno de Arald me avisó, Yo aún tenía la esperanza de que el gran hito Molonith Soft tuviera salvación, me equivoqué... Xenoblade es de todo menos un buen juego, uno mediocre sí, uno al que le falta mimo para ser un hito también, uno que se centra en los peores aspectos de los géneros que quiere emular por supuesto... Digo en serio que quería que me gustase este juego, pero me gustó las primeras 20 horas, luego todo fue cuesta abajo, extendiéndose 30 horas más, pero por suerte, una vez aprendido el error, es mejor no repetir la desgracia y seguir adelante.

Lo único que me queda de consuelo es algunos temas de su OST, las intenciones bien proyectadas en el cierre de la trilogía y algunos villanos memorables como el Hippie con el pañuelo. Por lo demás es un quiero y no puedo sobrevalorado por el nombre. Sabiendo que el único juego que me queda de la saga es el Spin-Off que salió en Wii U y que imita a este en su sistema de combate y algunas ideas de diseño, solo puedo tener miedo. Pero a otro perro con ese hueso al menos por ahora.

Con todo lo malo, al menos tengo el alivio, de no haberlo catado en su versión original, porque ahí sí que sí, me cortó las venas.


-Mejor Juego Multijugador-
Wii Sports

"¡Urgh! ¡Spi Casual! ¿¡Porque metes este juego en los GOTY del año!?" Si os soy sincero, este juego no me ha cambiado la vida, lo conozco desde que existe la Wii y no han sido pocas veces la que lo he jugado a lo largo de mi vida y conociéndome será más de una la vez que le eche un rato. Pero aquí viene el giro, este año, lo he jugado mucho y siempre en compañía de buenos amigos, todo aderezado con un plan de pasar un rato por la noche con amigos, un día en el pueblo costero al que solemos ir o bien alguna vez que nos hemos quedado en la casa de veraneo de otro amigo, con su propia consola. Esos momentos siempre los asociaré a este juego, porque si bien ya lo he jugado muchas veces antes, ninguna lo he disfrutado tanto cómo estas.

Esas partidas a los bolos intentando darle trayectoria a la bola, esas partidas al tenis con los saques imparables o esas veces que probamos el golf y a mi siempre se me cuela la pelota en los sitios más recónditos, mientras todos nos echamos unas risas. Es pensar en este juego y se me viene todas y cada una de las veces que hemos disfrutado así como algunos de los momentos más memorables vividos con amigos este año pasado, hasta diría que del 2021. Ni de broma es el mejor party game hecho, pero sí, con el que más me he reido en este tiempo y eso es más que suficiente.

Aunque eso sí, este 2023 me da que ese puesto lo va a acabar ocupando el dichoso Mario party 9, origen de mis desdichas a la par que victorias más absurdas...


-Mejor Consola-

Si habéis revisado un poco mi hilo, os habréis fijado que le he dado mucha tralla al mundo del retro. He jugado una ingente cantidad de juegos clásicos, de muchas de las plataformas habidas y por haber, pero lo peor es que todavía sigo y todo gracias a mi pequeña RG531V.

Existen maquinas emuladoras ya más potentes en el mercado, con más posibilidades, con más botones, por supuesto. Pero este año pasado a la que más caña le he metido, con la que mejor me lo he pasado y la que más he disfrutado ha sido esta. Si bien ya la mía está un pelín cascada con toda la tralla que le meto, teniendo los botones Start y B algo sueltos, en tónica general, funciona bastante bien, emula casi todo lo que me interesa (Exceptuando N64 y Saturn) y ahora mismo no concibo otra cosa para jugar en ratitos muertos, que no sea la FC3000, que suele ser ya más de batalleo, que otra cosa y alguna portátil suelta cómo la DS o la PSVita para cuando toca mover cositas más pesadas, que ni de coña tampoco puede mover esta consola.

Eso si, al final fue una excelente compra de finales del 21, que cuando realmente he amortizado y disfrutado ha sido en este 2022. Espero que resistan los materiales, porque aún tengo muchísima tralla que darle de aquí, a que tenga el capital suficiente junto con la maquina emuladora adecuada, para gastarlo... (A ver cuando sale una en condiciones que mueva Gamecube bien y PS2)


-Mejor Villano-
Oertesd (Live a Live)

Atención: Esta sección de la entrada, contiene spoilers masivos de la trama de uno de los personajes más interesantes a la par que importantes de Live a Live, así como del tramo final del videojuego. Si no has jugado pero tienes intención de hacerlo, te recomiendo saltar a la siguiente parte y volver aquí cuando estés preparadx, si sigues leyendo es bajo tu propia responsabilidad...

Me flipa cómo Live a Live, utiliza a cada personaje principal, para mostrar un camino, un estilo de vida y una resolución. Cada uno de ellos tiene unos motivos para seguir peleando, una gente a la que jurar confianza y proteger, así como un lugar al que volver, todos menos uno, todos, menos Oertesd.

La historia de Oertesd sigue el mismo esquema que el resto de historias contadas, tenemos típico héroe arquetípico de fantasía medieval, que acaba teniendo el objetivo de rescatar a su amada, hasta ahí todo bien. Lo interesante aquí es la melancolía, el dolor y el tono oscuro que va tornándose poco a poco durante la trama. Siempre llegamos tarde, no salvamos a la chica, somos inculpados de manera injusta de crímenes que no hemos cometido y aquellos que una vez consideramos aliados nos traicionan. Demostrando que hay veces que no importa cuanto luches, simplemente no hay esperanza para ti, si la vida tiene que aplastarte, lo hará, sin ningún tipo de compasión, sin remordimiento. Porque cuando termina el tramo de la edad media y Oertesd se convierte en el rey demonio, en la representación del odio, en la encarnación de todo lo malo que intentará eliminar al resto de protagonistas, te das cuenta de no os merecéis lo que ha sucedido, que vosotros no sois responsables, solo víctimas, pero ya es demasiado tarde, la oscuridad os ha consumido a ambos, tanto a tú avatar cómo a ti, pero en vez de verlo cómo una derrota, lo sientes cómo una victoria amarga, porque que la destrucción que se avecina sobre Lucrecia, se siente hasta merecida...

Y sí he utilizado el "nosotros" el "vosotros" o el "tú" durante todo el párrafo anterior, es porque el juego, se esfuerza de verdad en generar esos sentimientos, en que la conexión que sientes con este personaje, sea cómo si tú fueras participe de esa historia, ya que Oertesd abandona su papel de personaje, para ser el avatar del jugador y escenificar toda esa desidia, todo ese dolor, para que seamos nosotros los que lo sintamos impotentes en nuestras carnes, para que sintamos cómo nos inunda la impotencia y la furia, para ver cómo todo lo que creíamos de este escenario tan genérico y tan idílico se desmorone, para que por fin entendamos de donde nace ese dolor, que todos nuestros descendientes irán cargando en las diferentes épocas y sobre todo el aura de dolor que se siente cuando viajamos a esa edad media retorcida en el cápitulo final.

Cuando llega la batalla final, uno no puede sentir más que lastima, al darse cuenta, que el maestro titiritero, no es más que un pobre diablo, que sintió la verdadera crudeza de la desdicha y lo peor es que nosotros lo sabemos muy bien, porque cada paso que Oertesd dió, nosotros lo dimos con él...

Y por eso para mí, Live a Live es tan magistral, por estos simples detalles...


-Mejor Personaje secundario masculino-
Ysoris (Edge of Eternity)

Si bien este año Edge of Eternity no se ha llevado más que una mención honorifica, si puedo decir que su elenco principal se sale de la norma al tener unos cuantos personajes muy interesantes, de todos, sin duda el mejor es Ysoris. El mal llamado por mi Electrotulas o el vagabundo borracho, es un noble hechicero caído en desgracia que por culpa del mal que asola el mundo del juego, ahora vive con piezas metálicas por todo su cuerpo maldiciendo cada día de su existencia, hasta que conoce a Daryon y Selene...

Ahí es cuando su mundo cambia y empieza no solo a intentar redimirse, sino, además volverse un activo valioso, destacando por su sabiduría, por su ternura, pero sobre todo por el humor que genera. No es descabellado decir que Ysoris en muchas ocasiones es ridiculizado para generar risas, pero muchas de las veces es tan divertido y está tan bien escrito, que hasta te da igual. Desde el momento que borracho le hace origami a Daryon, la vez que aparece desnudo ante los chicos, incluso esa vez que se pone a hacer bromas con Selene cuando se quedan los dos a solas. Pero incluso con esas sigue teniendo un pasado interesante, una fuerte personalidad y hasta un propósito, que es defender a los mellizos hasta la muerte.

Y bueno como olvidar que como combatiente, el tío se tanquea todo lo habido y por haber, especialmente si lo mejoras bien. Quizás los dos personajes principales se destaquen por su rol, pero el que de verdad me sacó una sonrisa y me hizo querer seguir viendo más, es el bueno de Ysoris.


-Mejor Personaje femenino-
Eunie (Xenoblade Chronicles 3)

Normalmente los personajes que rodean a los Xenoblade no me suelen gustar mucho, quizás hay alguno que si, pero en tónica general, no suele ser el caso, hasta que llegué a Xenoblade Chronicles 3 y me di cuenta que todos y cada uno de los personajes del elenco principal, a su manera me gustaban, ya fuera el bruto de Lanz o el Marisabidillo de Taion, pero entre todos, había uno que se destacaba: Eunie.

Es un poco bruta y dura en algunos momentos, pero esta chica Entida, tiene un gran corazón, una valentía que pocos personajes femeninos han demostrado tanto en el género cómo en otros juegos de su saga y pese a su carácter rudo, también la trama le da espacio para sentir miedo, amistad u otras emociones, llegando a tener una tensión romántica con su compañero, no resuelta y que ha dado espacio a cientos, de miles de fanarts. En definitiva me lo he pasado muy buen con ella, con su crecimiento, con sus comentarios, con su manera de ser y si bien Sena es más adorable y Mio más equilibrada, Eunie es un personaje simplemente a otro nivel.



-Mejor Banda Sonora-
Xenoblade Chronicles 3

No voy a decir nada solo a poner una lista: Words That Never Reached You, You Will Know Our Names (Finale), A formidable Enemy, Moebius Battle, Kaleidoscopic Core, Off-Ser. Etc. Y así puedo seguir hasta que me aburra, simplemente maravillosa y creo que de las mejores bandas sonoras hechas para la saga en mucho tiempo, que supera por poco a la del segundo (Lo único bueno de ese juego)

En serio, aunque no lo juguéis, escuchadla, no tiene desperdicio...


-Mejor JRPG clásico y cuarto mejor juego del año-
Live a Live

Por muy, muy poco Live a Live no entra al podio de los mejores juegos del año, pero con todo me sigue pareciendo un juegazo con todas las letras. Una experiencia del JRPG clásico, transportado a nuestros días con un mimo brutal, que mantiene todo el saber buen hacer de antaño, de esa época de los 16 bits donde los juegos dentro ese margen de las 20-25 horas traían nuevas formas de afrontar un medio que aun estaba creciendo y tenía muchísimo que aportar al conjunto global de los videojuegos. Este videojuego es el mayor exponente de que la experimentación puede dar frutos, de que incluso utilizando un estilo de juego tan cerrado se pueden plantear variaciones muy interesantes y que aún en nuestros tiempos se sienten tan innovadores como hace casi 28 años...

Pero es que con todo, narrativamente el juego emplea muy bien ese factor de hacernos encarnar cada personaje, dándonos margen para ver momentos muy interesantes, para encariñarnos con los diferentes héroes y las personas que les rodean, hasta de protagonistas cómo el del presente, que enfatiza toda su trama en puro combate, centrándose menos en el argumento... Aun así temáticamente explora cosas interesantes, en lo visual y sonoro es pura delicia, además de tener algunos de los momentos más entretenidos y emocionantes que recuerdo en una obra de estas características, diría que incluso por encima de títulos como Chrono Trigger.

En definitiva Live a Live, es una experiencia muy especial, que aunque imperfecta, tiene mucho que aportar tanto el fan habitual de este tipo de obras, cómo aquellos, menos asiduos, al rol japonés, dando mucho espacio para cosas interesantes si se sabe observar. En definitiva, toda una joya atemporal.


-Medalla de Bronce-
Xenoblade Chronicles 3

Sí dijese que no tenía miedo de Xenoblade 3, mentiría... Después de una primera entrega bastante mediocre y una secuela bastante infame, tenía mucha incertidumbre con esta tercera entrega, más, cuando la mayoría de la gente la ponía por las nubes, cosa que para otros puede ser indicativo de calidad, pero para un servidor, era de puro desconcierto, pues se repetía la misma cantinela, que había pasado con los juegos anteriores y yo ya sabía el resultado. Así que deje pasar el tiempo, que se calmaran un poco las aguas y ya con ganas de darle carpetazo a la saga es cuando de verdad me puse con este juego y la verdad, es que si que me gustó.

No os mentiré, mucho de lo que se dice de esta obra, está muy exagerado, narrativamente no es tan espectacular, es más, mucho de sus tropos los hemos visto cientos de veces en otros medios, en diseño está guay, pero tampoco renueva nada y por supuesto a nivel mecánico, hace las cosas bien pero sin volarte la cabeza. Pero, si he conseguido conectar con este juego, es porque hace bien, todo lo que se supone que se dice que hacen los anteriores y realmente hacen fatal, siendo está tercera entrega todo lo que debería haber sido la saga desde la primera parte lanzada en Wii. Es que demonios, me lo he pasado bien, de principio a fin con este juego, he llorado, he reído y me he emocionado con los personajes, con algunos de sus momentos más álgidos, pero sobre todo por fin he conseguido sentir lo que todos aquellos suelen mencionar cuando juegan a algunas de las obras Takahashi, aunque para ello he necesitado más horas de sufrimiento de las que me gustaría admitir con otros de sus títulos...

Es una desgracia, que Xenoblade 3 sea el final del camino para la saga, más cuando es aquí con todo el trabajo aprendido, cuando te das cuenta, que si hubieran seguido está línea desde el primer momento hubieran tenido una franquicia para el recuerdo y no, que vive más del nombre y la nostalgia. Pero bueno espero que al menos el pase de temporada nos dé una historia adicional digna de recordarse y que termine de poner broche a una obra que si bien no la calificaría como maestra, si cómo la verdadera experiencia que deberían ser estos, así como el producto más notable y más honesto que hemos tenido por parte de Monolith en los últimos años.

Si Live a Live es mi JRPG clásico favorito del año, sin duda Xenoblade Chronicles 3 es mi JRPG favorito moderno. Más cuando después de meterle 70 horas, tuve que parar, porque con todo, tenía ganas de seguir jugando y eso dice mucho después de haber quitado asqueado cada juego anterior, después de meterle lo necesario para terminarlo...


-Medalla de plata-
Deus Ex: Human Revolution y Makind Divided

Desde 2013 hasta 2022, innumerables veces han sido las que le he querido dar una nueva oportunidad a Deus Ex, pero todas y cada una de ellas acabaron en el mayor de los fracasos y la peor de las desidias, todas porque no estaba entendiendo cómo funciona de verdad el juego, todas porque realmente no estaba preparado para disfrutar la experiencia de lo que tenía que ofrecer la saga. No fue hasta que leí el genial articulo que Rokusho le dedicó a Makind Divided que se me despertó de nuevo el gusanillo por estos juegos, así que una vez estuve más tranquilo y más decidido, sabiendo cómo realmente debía jugar a Human Revolution, decidí, desempolvar mi viejo DVD y meterlo en la ONE y vaya experiencia...

Por fin entendí que significa jugar en modo fantasma, por fin entendí porque tanta gente alaba a Human Revolution, pese a sus aristas, por fin comprendí la palabra "Inmersive Sim" y cómo un concepto de juego puede permear una experiencia a tantos niveles que incluso puede servir hasta en la vida real. Me lo pasé de fabula explorando Detroit, Hegsha y otros lugares, pirateándolo todo, además de ser la sombra hasta del guardia más despistado. Porque sí puedes jugar a Deus Ex, pegando tiros, pero entonces te estás perdiendo el core de la experiencia y créeme que lo sé, porque intenté jugar así muchas veces y ninguna funciono...

Termine el primer juego y deje pasar el tiempo, no sería ya hasta finales del año pasado que ya por fin jugaría a Makind Divided y aunque para mi le falta tanto el carisma como la emoción del anterior, a nivel de diseño y mecánicas lo supera prácticamente en todo, pero necesitas haber jugado al anterior recientemente para comprenderlo, por lo que para mi, ambas obras son un pack indivisible, que si bien se disfrutan independientemente, brillan aún más juntas. La aventura de Praga necesita que comprendas a lo que te enfrentas, que sepas de dónde vienes y aproveches lo nuevo que se te ofrece, no solo para sacar partido al sistema, sino, también para poder entrar más rápido en la trama, así como en el loop habitual de juego.

Una experiencia doble maravillosa, a la que poner pocas pegas y que ojalá ahora de la mano de una nueva Eidos, bajo el brazo de Embracer, tengamos un nuevo cápitulo, que espero que haga de cierre magistral, aunque conociendo a la gente que hay detrás estoy seguro de que sí.


-Medalla de oro-
Disco Elysium

A veces es muy difícil escribir sobre videojuegos, poner en palabras determinadas sensaciones, hacer que lleguen al lector de la misma manera que nos llega a nosotros. Lo mismo se aplica a la hora de hacer partidas de rol, donde es muy tener un concepto y conseguir con los jugadores entiendan y conecten realmente con él, puesto que al final al ser una aventura comunal, su punto puede permear a la vez que variar el concepto inicial. Disco Elysium tiene mucho de manifestó, algo de videojuego, pero sobre todo es intrínsecamente una partida de rol para un jugador hecha obra interactiva. Y no importa que no sea capaz de transmitirlo cómo debería, lo que sí puedo aseverar con total certeza es que la obra de ZA/UM me ha inspirado como jugador de videojuegos, como lector, pero sobre todo cómo jugador de rol y director de juego. Un videojuego que la mitad de las personas ni conocerán, ni se interesaran en hacerlo, pero con todo lo que tiene a nivel narrativo y conceptual, merece completarlo al menos una vez en la vida y que aun así, estoy seguro que con cada rejugar, demuestra más y más...

Un videojuego que demuestra que las grandes historias no tienen porque ir ligadas a una épica, que cualquiera que piense que los videojuegos no pueden ser políticos es imbécil, pero sobre todo que lo mejor de ambos medios, que me han dado tanto, puede conectarse tan bien, hasta tal punto, que es posible crear un producto, que hable y enseñe tanto, mostrando tan poco. Disco Elysium es único, especial e irrepetible, cada lugar respira, cada personaje tiene algo que contar, cada misión puede afrontarse de diferentes maneras, hasta cada pieza cuenta una historia tanto nuestra cómo del mundo difícil de olvidar. Me puedo deshacer en halagos cómo tantos hicieron antes que yo, pero con deciros que el placer de descubrir Martinaisse y compartirlo con un amigo que también lo estaba jugando, el ver nuevas formas de afrontar el rol, cómo jugador gracias a este juego, pero sobre todo, el que me haya hecho inspirarme para escribir una nueva ambientación y llevársela a mis jugadores en mesa es suficiente para mí y es el mejor regalo, que un videojuego me habrá hecho jamás, porque al final el medio va de experiencias que nos marcan, no de hablar solo del típico juego que sale, de porque la nube va a comernos el medio o de llorar porque la dificultad no se adapta a lo que nosotros queremos. El videojuego es más y merece más y Disco Elysium es su mayor representante.

Live a live será experimental, Xenoblade 3 será un JRPG muy a tener en cuenta y Deus Ex será uno de los inmersive sims más interesantes que he catado, pero Disco Elysium, es y será para mi sempiterno y la mayor lección de que con cuatro sprites y mucho texto, se puede parir una de las experiencias más revolucionarias, para dos de los medios más generalizados que conozco...



Y bueno con un total de 16 POTY, 20 Menciones de honor y 20 premiados, más algún que otro extra, me despido por hoy. Pero no antes sin agradecerte que hayas llegado hasta el final. De verdad me agrada que aun haya unos cuantos que premien mis esfuerzos en las letras y la constancia que es seguir escribiendo en un medio cada vez más en decadencia... Cómo suele pasar me dejo el año con cosas que quería ver reflejadas aquí como el Ys IX, los SaGa y demás, pero supongo que ya de una manera u otra, acabaré volcando más adelante en algún lado. Por suerte eso sí, hemos empezado con buen pie, porque a fecha de la salida de este texto, ya terminé Majora's Mask uno de mis grandes pendientes y espero poder seguir así. Con todo y para cerrar debo decir que ha sido un año muy prolífico en cuanto a videojuegos se refiere, aunque en mi caso no haya jugado tantas cosas nuevas...

¡Feliz 2023 con retraso y prospero año nuevo!

4 comentarios:

  1. ¡Tremebunda entrada hamijo Spi! Está complicado abarcar en un comentario una tula tan oronda y es que coño, te has marcado un listado enorme de jueguicos. Por lo que, si me disculpas, me voy a centrar en unas pocas cosas asumiendo que mucho de lo mentado ya lo hemos hablado en otras entradas, tiktoses o en privado.

    Me ha gustado ese Edge of Eternity que daba en el palo y se quedaba en la entrada de los GOTY pero que después ha tenido su merecida redención con la inclusión del personaje de Ysoris en los premios el cual como única pega tendría el que no se una antes al grupo. También mi favorito dentro del juego. Como no podía ser de otra manera, la rajada a Xenoblade Chronicles también ha sido magnificiente. Estaba tembloroso al ver que no lo incluías en el apartado de morralla/POTY, pero su inclusión como GOTY decepción creo que es el que le va más como anillo al dedo. También me alegro de ver ahí ese RE4 con el que al final, aunque fuese por los meme y por los ritmitos de Camela, conseguiste conectar. Espero que el próximo RE4R esté a la altura y sepan reciclar bien las paridas, porque lo espero con ganas.

    Luego sobre la morralla decir que me has evitado más de un disgusto, pues juegos como Eiyuden o Quantum Break que a priori me interesaban, creo que van a quedar esperando mucho tiempo en el banquillo, e incluso ni llegan a salir. Ese Mickey's Wild Adventure ha sido doloroso, pero entiendo que más dolorosa sería la nostalgia si lo rejugara en la actualidad, y luego sobre Rayman si bien su segunda entrega era de mis favoritas dentro del catálogo de PS1, mi conciencia adulta me dice que las probabilidades de que haya envejecido como el culo son bastante elevadas, si lo decides jugar ya me dirás qué tal...

    A nivel de menciones de honor creo que podemos estar de acuerdo en muchas cosas, como con Infamous y con A Plague Tale (Aunque este segundo yo creo que lo tengo en mejor estima), y también me han servido un poco para despejar claroscuros de algunos juegos como Suikoden, que al parecer "no es para tanto", Guardianes de la Galaxia o Pokemon Escarlata.

    Y ya para terminar sobre el Top 4... ¿Qué decir? Pues que son juegos que me interesan todos XD Tal vez el que menos el Deus Ex, al no ser tanto de mi tipo, pero reconozco que buena pinta tiene. Sobre Live A Live ya sabes que es con el que estoy ahora y me está molando bastante, pese haber empezado con huevoncio (Obviamente he obviado leer el GOTY al villano), Xenoblade Chronicles 3 está ahí, pues conociendo tu recorrido con la saga estoy dispuesto a dar ese salto de fe, y Disco Elysium también es otro de esos juegos que llevo tiempo en mi punto de mira y que sin duda será una buena elección cuando me apetezca un RPG así más "rolero".

    En definitiva, excelente entrada amigo Spi. Pese a que nos tenías en sequía ya sabes que siempre es un placer leerte y bueno, me alegro mucho de que este año te haya cundido tanto y haya sido generoso en erecciones videojueguiles ¡Un saludo y nos leemos! ¡Que la tula sea una contigo y que su credo ilumine tu camino!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muy buenas mi querido Arald! No te preocupes, es normal que te cueste darle cera a un comentario, sobre una entrada tan larga, así que poco a poco, como el elefante con la hormiga xDDD

      Con el Edge estaba muy dubitativo de meterlo o no, dentro de la lista, pero al final tras reflexionar decidí darle ni que sea una mención de honor. Y sí lo mejor para mi del juego es Ysoris, también coincido en que es una lastima que no se hubiera unido antes, pues era muy necesario tanto a nivel de trama como de gameplay. Sabía que ibas a estar en ascuas, hasta que no saliera el primer Xeno, pero creo que ha funcionado muy bien meterlo más ahí, que en la sección de POTY per se, el gancho a la cara para algunos, es mucho más autentico xDDD Y si era menester meter RE4 después de todo lo que me ha dado, pese a que en una primera instancia estuviese menos conforme con él...

      Me alegro de que la sección de POTY/Morralla te haya venido bien. Ya te digo el Quantum es un juego muy mediocre que no merece realmente la pena, la suerte que tiene es corto; por otro lado el Eiyuden explora cosas interesantes, pero está embarrado por un montón de contenido secundario hecho para alargar la experiencia pero que sienta más mal, que bien. Respecto al Mickey's ya te digo en su época, cuando lo jugué de niño, nunca lo acabé porque era un juego muy chungo y regulero, cosa que he confirmado una vez más, pero esta vez terminándolo, por otro lado el primer Rayman a mi no me gustó, aún tengo algo de esperanza en el segundo, pero veremos a ver... Eso sí el que espero que mantenga el tipo es el tercero, que es un juego de mi niñez, al que guardo mucho cariño. En cuanto a Suikoden, ya te digo, no esta mal, no es mal juego, pero le falta efecto para tener gran calidad, supongo que el segundo en ese sentido hará mejor trabajo, por otro lado ya te digo disfrute tanto de Escarlata cómo de Guardianes, pero son juegos de media tabla y ya, tampoco esperes mucho más.

      Ya hablando de los premiados. Me alegra que te pusieras con Live a Live y te esté molando, ya te digo es imperfecto y algunas historias calan más que otras, pero en tónica general es un juego excelente, especialmente en los compases finales, pero ya lo verás... Respecto a Deus Ex me alegro que te picase el gusanillo tras habértelo mencionado un par de veces, espero que algún día des el salto y le des ni que sea una oportunidad. Xenoblade 3 ya lo hemos hablado en muchas ocasiones, es un juego muy notable y lo mejor de la saga hasta ahora, más sabiendo de donde viene y venimos, si le llegas a dar un tiento, ya me dirás que tal. Y ya cerrando, dale una oportunidad a Disco Elysium que la merece.

      Sí la verdad es que este año, ha sido uno prolífico en cuanto a videojuegos se refiere, con muchas ilusiones y unas cuantas decepciones, veremos a ver eso si, como se va presentando este. Gracias por pasarte, por comentar y que la tula sea contigo y también ilumine tu camino :D

      Eliminar
  2. Eunie es mi personaje favorito de los videojuegos. Tenía que decirlo. La voz en japonés de la prota de Little Witch Academia, esa personalidad tan arrolladora, su pasado, cómo se relacionaba con los demás (las animaciones en el campamento con ella eran mis preferidas...) Lo mejor del Xeno 3, sin duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo la verdad, eso sí, no se si la pondría precisamente como mi personaje favorito de todos los tiempos, pero oye en una parte alta del top personal, sí, porque es un personaje genial, por muy bruta que la pinten algunas veces.

      Gracias por pasar Padrinodelanime, un saludo :D

      Eliminar